Tag

rastro digital archivos - wellcomm Talento para comunicar

Googling y talento en la red: tu rastro digital es tu curriculum

By | Búsqueda de talento | 2 Comments

Las redes sociales y los sites de carácter colaborativo se han convertido en el ‘ecosistema natural’ que nos sirve como soporte para la comunicación, para el entretenimiento, para la cultura, para la formación, para el conocimiento, para las transacciones comerciales, para las inversiones, para las compras domésticas y, por supuesto, también para el empleo y la actividad profesional

Puede decirse que hace ya casi una década que las Webs dejaron de ser ‘tarjetas de visita’ o ‘escaparates estáticos’, para evolucionar hacia un modelo interactivo, con vocación de universo paralelo y de espejo de ese viejo mundo con monopolio analógico, el que paso a mejor vida hace unos pocos años.

En los países del primer o incluso del segundo mundo, una amplia proporción de la población y de las empresas se vieron cautivadas o empujadas a instalarse en el renovado universo digital, en la medida en la que la versión más social y participativa de Internet ha ido ocupando todas y cada una de las parcelas de la actividad.

Ni que decir tiene que las empresas y profesionales de la comunicación han sido actores principales, espectadores privilegiados o víctimas irredentas del tremendo vuelco que nos ha traído la Web 2.0, aunque esta expresión esté ya más desgastada que hablar del clima en un ascensor o decir que ‘lo más importante es la salud’ cuando no te toca la lotería.

Si tu trabajo actual o deseado tiene que ver con el marketing, la publicidad, la comunicación o el periodismo, no puedes jugar a ser invisible en la red ni a dejar que tus datos se dispersen por el ciberespacio de forma aleatoria y caótica. Es necesario que seas tú mismo quien tome las riendas de lo que las redes sociales y otros sites muestran de ti.

Cuando una empresa o un consultor de recursos humanos lee las primeras líneas de tu currículo, resulta casi inevitable que se lance a hacer Googling para recabar más datos sobre tu perfil y tus antecedentes en la profesión, tanto los positivos, como aquellos otros que prefieres que no se difundan. Es el proceso natural y ya forma parte de la metodología más usual y efectiva utilizada para localizar el talento y la competitividad con relación a las oportunidades de empleo y de negocio que se abren en la red. Cuando alguien hace Googling con tu nombre o tus datos personales, el buscador mostrará tu rastro digital, sin detenerse ante nada, ya se trate de cuentas de usuario en redes sociales, sentencias judiciales, multas de tráfico, anuncios en portales de clasificados, menciones en medios o en foros, o cualquier otra referencia que conste sobre ti.

A día de hoy, si eres profesional de la comunicación y no cuentas con una huella digital positiva, ordenada y visible, puede que te encuentres en riesgo severo de exclusión laboral. Da igual que aspires a consolidar una carrera profesional por cuenta ajena o que trates de emprender tu propio proyecto empresarial. Si quieres existir en el mercado, necesitas una reputación online medianamente estructurada y que refleje tus competencias, tu formación, tu trayectoria, tus méritos y tu capital relacional dentro del sector.

No es imprescindible que dediques cientos de horas a construir una marca personal en Internet, pero si es necesario que tomes el control de tu huella digital, antes de que lo hagan otros por ti. Para ello bastará con disponer de un perfil profesional correctamente desarrollado en LinkedIn. Si tienes perfiles personales en redes sociales no estrictamente profesionales (Facebook, Twitter, Google +, Instagram, Youtube, Flickr, etc.) será mejor que las configures con las máximas opciones de privacidad. No obstante, siempre te queda la posibilidad de contar con perfiles en estas redes con contenidos de carácter exclusivamente profesional, que también aporten información sobre tu potencial y sobre tu trayectoria. Esta última acción puede suponerte un gran apoyo para depurar tu rastro digital.

Recuerda que si introduces tu nombre y apellidos y/o otros datos personales en cualquier buscador, casi siempre los primeros links que se mostrarán serán los correspondientes a tus cuentas de LinkedIn, Experteer, Xing, Facebook, Twitter, etc. Para calibrar lo que los headhunters encontrarán cuando te ‘investiguen’ en la red, prueba a hacer Egosurfing, busca lo que Internet dice sobre ti. Esta acción te revelará tus fortalezas y debilidades frente a posibles oportunidades futuras de empleo o crecimiento profesional.

Recuerda que la exclusión digital puede ser sinónimo de exclusión laboral.

Pin It on Pinterest