Tag

Opencor archivos - wellcomm Talento para comunicar

El Corte Inglés, Ikea y la quimera de la RSC

By | Actualidad, Hoy | 6 Comments

El término Freegans define a la gente que busca otras vías de vivir y que, principalmente se basa en evitar al máximo el consumo. Aunque de origen netamente “revolucionario social” la verdad actual es que ahora, en España, tenemos muchos freegans, no por vocación, sino por purita necesidad.

Las contradicciones de la vida son que, a quien pillan con las manos en la masa (es decir, en el cubo de basura), les imponen una multa considerable (además de pobres, apaleados…) Y, mientras, el Banco de Alimentos, Cáritas, etc. elevan un llamamiento sobre la escasez de comida para dar cobertura diariamente a todos los necesitados .

Sería muy fácil simplificar al máximo este problema y entendemos que puede haber algún escollo detrás (¿ensuciar la vía pública?), pero deberíamos hacer un esfuerzo por aplicar un poco de sensatez a tanta incongruencia.

Con este panorama, me cuentan personalmente que los empleados de Opencor (El Corte Inglés) tienen la obligación de retirar de las estanterías la mercancía presta a caducar hasta con 3 días de antelación. Estos empleados tienen orden de abrir y destruir toda esta mercancía antes de tirarla a la basura. De esta forma, abren latas, paquetes de comida preparada, bolsas de verduras, bandejas de carne, pescado… y lo tiran de forma que sea imposible su recuperación por parte de freegans, pobres o hambrientos. Da igual.

No puedo entender que no exista un tipo de acuerdo entre una gran cadena como El Corte Inglés con el Banco de Alimentos o con cualquier otra ONG para poder dar salida a toda estos productos tan útiles para dar de comer a tanta gente necesitada. Estamos hablando de productos no caducados (aunque aquí podríamos también abrir un debate sobre el valor de esa caducidad por encima de la hambruna) Y esto, queramos o no, es pura RSC. ¿Por qué El Corte Inglés no es capaz de dar a la sociedad lo que recibe de ella? Y si lo hace ¿qué explicación puede tener lo que ocurre en Opencor?

Pero no sólo ocurre con la comida y con gigantes como El Corte Inglés. Un caso similar sucede con IKEA. Resulta que la empresa sueca, por cada cambio de exposición en sus tiendas, se realiza lo que podríamos denominar “la operación destrozo total”. Objetivo: romper todos los muebles y complementos para que nadie pueda hacer uso de ellos sin pasar por caja; luego hacen desparecer (¿nocturidad?) todas las pruebas de la sinrazón (los restos destrozados). Nos cuesta entender cómo Ikea, que presume de buen comportamiento social, prefieren destruir todo antes de pactar con alguna ONG la distribución controlada de los enseres. No digo que el asunto sea fácil de gestionar -siempre puede haber algún listo que pretenda amueblar su casa gratis- pero es seguro que cabría la posibilidad de pactar acuerdos con distintas organizaciones con el objetivo de dar validez a lo que supuestamente ya no lo tiene. En otras palabras, RSC pura.

Pin It on Pinterest