Tag

marketing archivos - wellcomm Talento para comunicar

Comunicación interna, el lado oscuro

By | Comunicación | No Comments

Son pocos los que se atreven a reconocerlo, pero la comunicación interna viene a ser la pariente pobre y olvidada en un buen número de empresas de todos los sectores de actividad, ya sean PYMES, microempresas o compañías transnacionales. Da igual de qué negocio hablemos, ya que en la mayor parte de las organizaciones, la comunicación interna solo es contemplada desde una óptica jerárquica y operativa. Desde las posiciones de liderazgo, se persigue que cada cual haga su trabajo en tiempo y forma, tal vez con algo de proactividad y participación, pero sin que los flujos de información parezcan tener otro objetivo que la productividad, pura y dura.

¿Recuerdas a algún Dircom trabajando en programas de comunicación interna? Alguno hay, aunque no podemos afirmar que esa sea una de las responsabilidades profesionales consideradas prioritarias para el puesto. Si hablamos de comunicación empresarial, es inevitable que intuitivamente pensemos en la comunicación externa y en la imagen que cada compañía proyecta hacia sus clientes potenciales, el mercado, los accionistas o la sociedad, en su conjunto. Lo interno con frecuencia será secundario e infravalorado.

¿Tan poco nos importa que profesionales y empresas estén alineados y compartan un universo común de valores, compromisos, actitudes y buenas prácticas?

Hace pocos años, en el curso de una reunión con mandos intermedios y técnicos de una prestigiosa editorial (cuyo nombre no revelaré, por razones obvias), cometí la ingenua imprudencia de pedirles que me hablaran algo respecto a la misión, la visión y los valores de su empresa. En primera instancia, la única respuesta que obtuve fue que su empresa carecía de valores y que jamás habían oído hablar de nada semejante. Incluso llegaron a dudar de su ‘utilidad’. Ante mi insistencia, fueron capaces de deducir, de forma difusa, algunos valores reconocibles que su organización si compartía, como la honestidad, el respeto a la legalidad, la excelencia o la innovación. ¿Cómo era posible que empleados clave desconocieran aspectos críticos de la identidad y de la razón de ser de su empresa? Los pecados de omisión en sus prácticas de comunicación interna parecían notorios.

¿Has observado en qué casos los perfiles y las competencias profesionales recogen la necesidad de que los empleados de puestos concretos cuenten con destrezas de comunicación? Casi siempre, cuando su trabajo cotidiano se desarrolle de cara al exterior. Si se trata de una oferta de empleo ‘de puertas para dentro’, tales habilidades pasan a ser totalmente subsidiarias.

Lo más habitual es que la gestión de la comunicación interna se deje, con exclusividad, en manos de profesionales de recursos humanos o incluso bajo la dirección de responsables operativos (jefes de proyecto, directores de áreas funcionales, jefes de equipo y posiciones análogas). Aunque resulte paradójico, es usual dejar al margen de la misma a los responsables de Marketing o de Comunicación y, con ello, perdemos la oportunidad estratégica de apuntalar el compromiso y la implicación recíprocas entre los profesionales y las propias empresas.

Tal y como hace tiempo ya afirmaban los pioneros de los modelos de gestión de la calidad, cada empleado es un cliente interno y la comunicación  debe contribuir a que esta formulación se convierta en realidad. Comunicación interna, creatividad y marketing deben ir de la mano. 


Foto: The guardian. kmt_rf /Alamy

Pin It on Pinterest