Tag

innovación archivos - wellcomm Talento para comunicar

El Síndrome de Herodes puede matar a tu empresa

By | Actualidad, wellcomm-directivos-conectados | No Comments

Cuando el talento, la creatividad, la confianza, el esfuerzo y la oportunidad coinciden en el mismo tiempo y en el mismo espacio empresarial, surge la innovación, como gran fuerza transformadora que hace avanzar a las empresas y logra impulsar el crecimiento de los profesionales.

¿De verdad que es así de fácil?

¿Innovación es siempre sinónimo de oportunidad para las personas capaces de concebir nuevas ideas con potencial para generar riqueza y bienestar?

¿Las propuestas innovadoras son siempre bien recibidas en cualquier compañía?

Las respuestas correctas son NO, NO y NO. Así, sin matices. Si la innovación prosperará con fluidez en cualquier equipo productivo o de conocimiento, posiblemente no sería tal innovación o no estaría investida de tan inusitado poder de transformación y progreso.

Cuando una nueva propuesta irrumpe en una reunión de trabajo y posee verdadera capacidad para generar escenarios que representen un salto de calidad, siempre ha de encontrarse de bruces con la resistencia al cambio. Sin resistencia al cambio, posiblemente el propio cambio no existiría como fuerza innovadora capaz de generar prosperidad y satisfacción para las empresas y para los profesionales. Son como el Yin y el Yang o como Piolín y el Gato Silvestre. Uno no tiene sentido sin el otro.

No obstante, en multitud de situaciones, la resistencia al cambio se vuelve robusta y poderosa, hasta el extremo de anular cualquier posibilidad de cambio. Esos son los casos en los que Piolín pierde la batalla para siempre, desaparece de la escena y el Gato Silvestre ya no encuentra otra distracción que sestear en el sofá. Fin de la historia.

Algo similar ocurre en multitud de empresas de comunicación, marketing y también de otros sectores. La resistencia al cambio se torna poderosa y torpedea por sistema cualquier nuevo proyecto o idea innovadora. Es el llamado Síndrome de Herodes, una suerte de ‘tolerancia cero’ a la innovación por temor a perder un estatus o una posición, aunque esta no sea satisfactoria y muestre tendencias decadentes.

Posiblemente te resulte familiar lo que te describimos. Reuniones de trabajo o presentaciones de proyectos en las que aparecen verdaderos expertos en subrayar y magnificar todas las debilidades y amenazas que se ciernen sobre los nuevo, lo original, lo innovador, lo creativo o lo potencialmente productivo. Es cierto que, en ocasiones, el cambio y la innovación pueden suscitar algunas dosis de temor más o menos irracional. En el Síndrome de Herodes, el ataque a la innovación se desboca e imposibilita que las empresas y los profesionales puedan asumir nuevos retos inherentes a un entorno productivo y a un mercado en permanente cambio. Además, habitualmente este fenómeno suele provocar que nos transformemos en profesionales dubitativos, temerosos y proclives a no destacar, a matar la creatividad, a mimetizarnos con la abulia y a intentar simplemente ser parte del paisaje.

¿Crees que todo esto puede estar sucediendo en tu empresa? Si la respuesta es afirmativa, es más que probable que el Síndrome de Herodes acabe por enviaros a todos al limbo, a la ruina, al desempleo, a la obsolescencia o al concurso de acreedores.

IntraEmprendedores: el talento está en el jardín

By | Actualidad | No Comments

Hoy venimos dispuestos a hablar de emprendedores. Pero por favor, no te asustes, no vamos a contarte otra vez el desgastado discurso de las startups, de los profesionales del conocimiento, de la innovación, de la excelencia, de la competitividad o de la necesidad de que te inventes y reinventes constantemente, como si fueras un transformer profesional, totalmente fuera de control. Sabemos que reinventarse tanto cansa, ¡y mucho!

Queremos hacer referencia a una figura no del todo conocida dentro de la cultura emprendedora, pero no por ello menos necesaria.

¿Alguna vez has oído hablar de los IntraEmprendedores (intraentrepeneur)? Es posible que el término te resulte familiar, ya que posee una potencial relevancia dentro del sector de las empresas de comunicación, marketing, publicidad o periodismo.

En pocas palabras, un IntraEmprendedor es un profesional que trabaja por cuenta ajena y que posee los conocimientos, las destrezas, la actitud, las competencias y el perfil adecuado para desarrollar una nueva línea de negocio, un nuevo servicio o un proyecto innovador en el seno de la empresa con la que mantiene una relación laboral. El IntraEmprendedor adquiere la responsabilidad sobre las ideas y los proyectos innovadores que promueve dentro de su propia compañía, con las bendiciones de sus jefes y patronos.

En definitiva, un IntraEmprendedor es un emprendedor en toda regla, aunque las posibles consecuencias que se deriven de sus éxitos o fracasos estarán minimizadas por su condición de asalariado, así como por la tutela y por la cobertura financiera del capital de su empresa.

Indudablemente, un IntraEmprendedor corre riesgos, no lo negamos, pero estos riesgos van a estar notablemente suavizados, ya que será su empleador el que asumirá habitualmente el grueso de las posibles inversiones, beneficios, pérdidas, satisfacciones, incertidumbres, fracasos, etc.

En el peor de los casos, el IntraEmprendedor se juega en su proyecto su puesto de trabajo, su desarrollo de carrera y sus expectativas de crecimiento como profesional que trabaja por cuenta ajena, que no es poco. Eso si, el ‘paraguas’ de la nómina y el respaldo financiero y organizativo de su compañía servirán para amortiguar posibles golpes negativos de la fortuna. Sin duda, el emprendedor independiente y autónomo lo tiene mucho más difícil, al menos en las fases iniciales, en la travesía del desierto de su proyecto.

¿Se puede ser IntraEmprendedor en cualquier empresa? La respuesta es clara: no.

Para que resulte posible acometer una iniciativa de IntraEmprendimiento, es imprescindible que tu empresa comulgue con la innovación, con la imaginación, con la creatividad y con el talento emprendedor, como valores estratégicos básicos.

No te equivoques, cualquier empresa del sector de comunicación siempre intentará transmitir que es innovadora, creativa y abierta al cambio. En el mundo real no siempre es tal cual, ni mucho menos. No es suficiente con expresarlo por escrito, ya que tales formulaciones implican la aplicación proactiva de un extenso repertorio de buenas prácticas y un rotundo compromiso de la compañía con el talento y con el potencial de crecimiento de sus empleados, mandos intermedios y directivos. Las bellas palabras solo generarán fariseísmo, frustración y fracaso, si no van acompañadas de coherencia, flexibilidad, correcta gestión del cambio y trabajo muy duro.

Para que puedas convertirte en IntraEmprendedor y apostar por el riesgo y la innovación, precisas de una organización que te permita equivocarte y que sea capaz de reconocer el valor de la cultura y del talento innovador como fundamentos de nuevos modelos de negocio financieramente sostenibles y volcados hacia escenarios futuros. Nada de ‘pelotazos’, ‘oportunismos’ o ‘cortoplacismos’.

Casi todas las empresas tienen grandes dosis de talento ‘en su propio jardín’. Unas son capaces de invertir en esta poderosa fuerza y otras no.

¡¡Feliz #día del libro 2014!!

By | Libros | No Comments

Un año más nos gustaría compartir con vosotros un día tan importante para todos los que nos dedicamos a este interesante mundo (lectores, escritores, periodistas, publicistas, etc…).

Este año  se nos ocurrió la idea de hacer un post colaborativo aunando unas cuantas reseñas de libros escritos por algunos de los colaboradores de #perspectivas a los que tenemos mucho que agradecer.  Sus aportaciones han sido muy bien recibidas entre nuestros seguidores y esta es la razón de escribir un post haciendo mención a unos cuantos títulos de libros que no podemos dejar pasar desapercibidos.

Cada uno tiene un estilo y un propósito diferente pero todos tienen una gota de positivismo que ayudan con la motivación, la marca personal, la apertura de mentalidad y la creatividad.

¡Qué tengáis un día del libro repleto de nuevas ideas y nuevos logros! #diadellibro2014

“No somos hormigas” El ensayo, escrito por Javier Creus, Fernando Casado, Pablo Juncadella y Doris Obermair, (@NoSomosHormigas) tiene como objetivo responder a aquellos que piensan que los seres humanos somos unos “seres fracasados” y que seríamos más felices si fuésemos hormigas. En cambio, valoran la idea de alcanzar una vida sostenible, equitativa y nuevos modelos que generen mayores oportunidades para todos. Por eso, es un libro a contra corriente, una “guía para optimistas informados, un grito de esperanza contra la crisis y el pesimismo”.

“Optimismo para periodistas” Bajo el título “Optimismo para periodistas” los autores Marta Franco (@puntiapart) y Miguel Pellicer (@mik1977) se dirigen a aquellos profesionales de la comunicación que quieren respuestas ante la crisis de una profesión en constante cambio. Los periodistas tratan de abrir paso a un nuevo tipo de periodismo más innovador y alentador de la mano de ejemplos, casos de éxito y útiles herramientas. Con un toque de atrevimiento defienden que hay vida más allá del periodismo y los medios de comunicación tradicionales.

“Brandoffon, El branding del futuro” Andy Stalman (@AndyStalman), considerado uno de los mejores especialistas en branding de España y América Latina y con más de 20 años de experiencia en este sector, en su último libro trata de concienciarnos de que el branding en el siglo XXI será indispensable para todas las marcas habidas y por haber. El autor, aporta reflexiones, conocimientos y consejos a cerca de la relación con el cliente en la que las nuevas tecnologías afectan tanto.

“Comunicación y otras chicas del montón” Tras más de 20 años trabajando en la comunicación corporativa y el periodismo, David Martinez Pradales (@dmartinezpr) se ha lanzado a volcar sus reflexiones sobre estos dos oficios en su primer libro. Comunicación y otras chicas del montón se corresponde con su blog personal, en los cuales hace mención a nuevas estrategias de comunicación, redes sociales y otros fenómenos a la orden del día. Este autor consigue hacer de su libro una lectura recomendable por el estilo desenfadado que utiliza y los debates relacionados con la evolución del periodismo, la comunicación entre personas, las anécdotas personales y los consejos varios.

Por último queremos hacer referencia a Rosa del Blanco (@rdelblanco) como ganadora de  #TwitterFiction Festival y ejemplo de persona innovadora. Rosa participó en el concurso Twitter Fiction Festival, evento que trata de aunar una serie de tweets escritos por profesionales del storytelling en Twitter, y consiguió su premio con el tema “Single-Tweet short stories and poems crafted in Spanish

Estos son otros de los libros publicados por los colaboradores de #perspectivas que hemos incluido en un tablero de pinterest:

  • Andrés Schuschny: “La Red y el futuro de las organizaciones”
  • Eva Snijders: “El consejo”
  • Juan Fernández Aceytuno: “Gestión en tiempos de crisis”
  • David Jiménez: “El lugar más feliz del mundo”
  • Dioni Nespral: “El futuro es tuyo”
  • Cristina Aced: “Relaciones públicas 2.0”

¡Si queréis echarles un vistazo solo tenéis que pinchar aquí!

Experiencia y éxito profesional ¿son enemigos de la innovación?

By | Actualidad | One Comment

En los últimos años, los profesionales de la comunicación hemos llegado a provocar un imparable tsunami de conceptos y palabras relacionados con la innovación, el cambio, la excelencia y la competitividad.

Es innegable que no somos, en absoluto, los únicos responsables de esta profusa inflación de nuevos mantras vinculados con la creatividad y con las ideas generadoras de oportunidades, riqueza y empleo. Sin duda, los discursos oficiales, los mensajes institucionales y la cultura dominante del emprendimiento se han encargado de propagar a fondo estos renovados mandamientos de la productividad, del éxito y de los negocios presuntamente viables.

Nos duele reconocerlo, pero hablar de innovación se ha vuelto un tanto cansino y recurrente. No es nuestra intención señalar a nadie, pero no siempre quienes más argumentan respecto de la innovación son los que la hacen realidad en mayor medida.

Tenemos claro que el abuso y la reiteración de una idea casi siempre conllevan su paulatino desgaste y pérdida de contenido. De hecho, y sin ánimo de caer en la vanidad, podemos afirmar que los que trabajamos dentro del ámbito de la comunicación, la publicidad y el marketing hemos sido pioneros históricos en la aplicación de paradigmas, modelos, procedimientos e ideas innovadoras.

La innovación y la creatividad son aspectos y condiciones inherentes a las buenas prácticas dentro de la comunicación, la publicidad y el marketing. No es ningún secreto.

No ‘inventamos’ las técnicas de creatividad ni fuimos los primeros en hablar del pensamiento paralelo en el contexto de las empresas y de los recursos humanos, pero no es posible entender nuestro trabajo sin la búsqueda incesante de nuevas ideas creativas generadoras de negocio, riqueza y, por supuesto, también empleo.

No tenemos ningún privilegio de exclusividad con las musas, pero si estamos a menudo entrenados en destrezas que nos facilitan apartarnos de los patrones de pensamiento lógico convencionales para producir ideas diferenciadas con capacidad para aportar valor a clientes, a empresas y a la sociedad en su conjunto.

Habitualmente se registra una curiosa paradoja en los profesionales de todos los sectores de actividad: mientras más conocimientos y experiencias formales acumulan, se van mermando sus competencias profesionales para ser innovadores y creativos. Dicho de otro modo, de forma involuntaria, su trabajo se va viciando y acomodando a formas de pensamiento estandarizadas. Se opta por la facilidad de caminar por un sendero desbrozado, en lugar de ensayar nuevas vías que nos conduzcan al crecimiento profesional y al descubrimiento de soluciones innovadoras. De una u otra manera, vamos perdiendo frescura y flexibilidad para afrontar nuevos retos desde ópticas diferenciadas.

Obviamente, hay actitudes, hábitos y estados de ánimo que nos pueden ayudar a revertir esta realidad y a percibir oportunidades allá donde otros solo ven amenazas.

Como ya expresó hace más de medio siglo Edward De Bono, creador del concepto de pensamiento lateral, ‘La inocencia es algo que la experiencia no puede proporcionar’. ¿Podríamos afirmar entonces que la experiencia es enemiga de la innovación? Para nada.

Es obvio que la experiencia profesional y personal es algo parecido a la ‘materia prima’ sobre la que aplicar hábitos de pensamiento innovador con poder para generar ideas útiles y productivas en el trabajo y en los negocios. Pero para que ello sea posible resulta necesario que percibamos y gestionemos esta información de otra forma. En definitiva, todo consiste en entrenarnos para aprender a pensar de forma diferente, como nadie nunca quiso enseñarnos en nuestros tiempos de de escolares, estudiantes, universitarios o becarios.

Se trata de aprender una forma específica a organizar los procesos de pensamiento, para encontrar soluciones innovadoras mediante estrategias o algoritmos no ortodoxos, que normalmente serían ignorados por el pensamiento lógico.

Hablamos de una destreza que es más difícil de explicar que de llevar a la práctica. ¿Por qué no probamos a hacerla realidad?

Los gurús no existen

By | Debate | 2 Comments

Con crisis y sin crisis, la INNOVACIÓN (así, con mayúsculas) ha logrado encaramarse al máximo rol de protagonismo en empresas y organizaciones de cualquier tipo. Todo el mundo clama, a voz en grito y con discursos grandilocuentes, que sin innovación no hay excelencia, ni competitividad, ni sostenibilidad, ni tan siquiera supervivencia. Es indiferente que seas un profesional, una PYME o una gran corporación. Tenemos la necesidad de anticiparnos a un futuro líquido e incierto y para ello precisamos de personas capaces de pilotar nuevos proyectos aunando competencias y actitudes de proactividad, creatividad e innovación.

Hablamos de verdaderos líderes visionarios; con inusitadas destrezas de comunicación; orientados al cambio y capaces de convertir a sus colaboradores en auténticos super-hombres o super-mujeres del talento y de la productividad. Es posible que, en más de una ocasión, hayas oído hablar de verdaderos ‘gurús’ investidos de todas estas cualidades y algunas más.  Este tipo de personajes vienen a ser como los efectos especiales de las películas: una hermosa ilusión y una brillante mentira.

No nos engañemos, ni nos dejemos embaucar. Figuras de semejante calibre solo existen en el cine, en los cómics o en los libros de auto-ayuda más silvestres. En una organización, es impensable que todo el peso de la innovación pueda recaer sobre personas únicas. Ni tan siquiera en el caso de los más sobresalientes líderes, formados en modelos transformacionales y de excelencia. Las competencias que hacen a una empresa innovadora han de desarrollarse, distribuirse y balancearse entre la totalidad de los integrantes de cada equipo de trabajo.

Es cierto que precisamos de líderes innovadores en especial en los medios de comunicación, con creatividad para generar ideas audaces y también con capacidad para convertir tales ideas en procedimientos orientados a crear valor. Pero semejantes destrezas solo son posibles a través de la participación y la implicación de los equipos de trabajo, desde el minuto uno. Los verdaderos gurús son los equipos,  y la comunicación productiva, estructurada y flexible es el vehículo que hace posible el proceso que hace que una empresa avance, crezca y se adapte a los cambios.

Sin inteligencia colaborativa no hay innovación, ni crecimiento, ni comunicación, ni presuntos gurús, ni liderazgo, ni creatividad, ni excelencia, ni tan siquiera supervivencia.

Del off al on o como gestionar el tránsito

By | Actualidad, Hoy | One Comment

Según un estudio de la Sociedad Americana de Relaciones Públicas (PRSA), las empresas confían cada vez más en el papel de las agencias de comunicación para desarrollar e implementar estrategias innovadoras y eficaces. De esta forma, cuentan en el sector con un poderoso aliado para alcanzar sus objetivos. Esta impresión, aunada a la creciente demanda del marketing online, hace imperativa la búsqueda de expertos en comunicación que también sean capaces de integrar las herramientas del mundo online a su estrategia tradicional y obtener así mejores resultados. Read More

Pin It on Pinterest