Tag

búsqueda de empleo archivos - wellcomm Talento para comunicar

Ofertas de empleo, headhunters y alimañas despiadadas

By | Actualidad | No Comments

Vivimos tiempos en los que las ofertas de empleo en los sectores de la comunicación, el periodismo, el marketing o la publicidad son descorazonadoras casi para cualquier perfil profesional que persiga un puesto de trabajo medianamente estable. Ante tal horizonte, tal vez la actitud más adecuada no sea recrearnos en las miserias e incertidumbres ya conocidas desde hace tiempo.

Los lamentos, los sollozos o la pasividad nunca han llevado a nadie al éxito, pero si pueden servir para marcar un antes y un después que nos empuje a poner en marcha nuevos procedimientos de búsqueda de empleo por cuenta ajena. La innovación en nuestros hábitos también puede sernos útil para cambiar la visión y atrevernos a probar experimentos alentadores.

Sin caer en un falso optimismo, ni crear vanas expectativas, hoy nos proponemos sugerirte un sencillo consejo que muy bien podrías incorporar a tus acciones y estrategias, si te encuentras ante el duro reto de abandonar el ostracismo laboral o mejorar tu estatus profesional. Especialmente si ya cuentas con algún bagaje o experiencia dentro del mercado de trabajo.

Por ejemplo, uno de los recursos que pueden ser críticos para crecer es establecer contactos y conexiones online con headhunters que se muevan dentro de tu sector de actividad profesional.

Si logras llamar la atención de un headhunter con tu blog, en LinkedIn o en otra red social profesional, es más que probable que aparezcan nuevas oportunidades en tu trayectoria laboral. Y que estas no tarden en llegar.

Para que un headhunter se fije en ti, no es imprescindible que cuentes con dos décadas de experiencia o que hayas obtenido siete masters ultrapijos y de precio prohibitivo. Lo fundamental es que tu presencia profesional online sea capaz de hacer visibles tus fortalezas y tus potencialidades de aprendizaje o de desarrollo personal y técnico. Tienes que conseguir generar confianza, credibilidad y mostrarte como alguien flexible, con capacidad para aportar valor a equipos de trabajo, proyectos empresariales y organizaciones. Esa es la clave. A poco que seas estructurado, constante, claro y te esfuerces en transmitir tu mejor yo profesional, solo será cuestión de buscar en la red a los headhunters más activos.

Cuando tienes que acudir cada día a un empleo insatisfactorio y mal remunerado o estás en situación de desempleo, a menudo te ves asolado por emociones de impaciencia, ansiedad, insatisfacción o incertidumbre. Lo sabemos. En estos casos, tu impulso natural es el de buscar trabajo ‘a la desesperada’, dando por hecho que lo malo por conocer siempre será mejor que lo pésimo conocido. Por ello, no es raro que te lances sobre cualquier oferta de empleo, sin valorar suficientemente su calidad o las puertas que pueda abrirte. Te apuntas a cualquier propuesta y literalmente ‘disparas indiscriminadamente a todo lo que se mueve’, sin caer en la cuenta de que cualquier realidad personal desesperada siempre puede empeorar. Estamos seguros que esta deriva no es el camino más efectivo.

Desde aquí te proponemos que seas un poco más selectivo y no te comportes como un cazador furtivo de empleo basura o de proyectos laborales espurios. Partiendo de tu particular bagaje de competencias, estudios, experiencias y contactos personales, es conveniente que te marques una meta seria, realista, digna y con proyección de futuro. Intenta trazar tu propia estrategia para alcanzarla con realismo, sin pajaritos en la cabeza, pero tampoco te sobrevalores o te intoxiques de soberbia o vanidad. No parece nada prudente.

Por favor, no te dediques a ‘cazar moscas’ o a ‘capturar cucarachas’ que no te llevarán a ninguna parte. Mejor, asóciate con los cazadores de talento e intenta convencerlos que tú eres la persona que mejor puede satisfacer las expectativas de talento de uno o varios de sus clientes presentes o futuros. Muestra tu mejor imagen profesional, hazte visible y establece conexiones online con consultoras o departamentos de recursos humanos de las empresas que más te interesen. No se trata de hacer autobombo gratuito, sino de trabajar con constancia, dignidad y seriedad tu marca personal profesional. Esto no se logra con palabras grandilocuentes o prosopopeyas altisonantes, sino con criterio y trabajo continuo en la red. Por supuesto, sin olvidarte de ser diferente, no exhibir lo mismo que los demás y sugerir que serás capaz de lograr metas novedosas y retadoras.

Como decía James Baldwin, ten muy presente que por encima del talento están los valores comunes: disciplina, pasión por lo que haces, buena suerte pero, sobre todo, tenacidad y esfuerzo.

Por favor, no caces alimañas despiadadas para que te den trabajo, dedícate a captar la confianza de los cazadores bonancibles, de los headhunters.

La resiliencia de Superman

By | Sin categoría | No Comments

Hace unos cuantos años, el malogrado actor Christopher Reeve dejó para la posteridad una de esas frases que a menudo nos encontramos hoy en Twitter: ‘Un héroe es una persona común y corriente que encuentra la fuerza para resistir y perseverar a pesar de los obstáculos abrumadores‘.

Fiel a la cultura del Hollywood de aquellos años, en otra ocasión Christopher Reeve también afirmó entonces que ‘Muchos de nuestros sueños parecen al principio imposibles, luego pueden parecer improbables, y luego, cuando nos comprometemos firmemente, se vuelven inevitables’.

De alguna forma Reeve, la estrella del celuloide que dio vida a Superman, vaticinó con esta afirmación una realidad que iba a tomar forma y cobrar fuerza unos cuantos años después, al menos dentro del universo del desarrollo de carrera profesional en las empresas: para sobrevivir dentro del mercado de trabajo de nuestro tiempo hay que ser poco menos que un superhéroe y, en ocasiones, incluso un poco más versátil y aguerrido que los mencionados personajes de ficción. Por si todo ello fuera poco, hasta el propio Christopher Reeve se vio posteriormente abocado a situaciones personales caracterizadas por la desgracia y la adversidad.

Tal vez sin saberlo, el actor que interpretó al legendario Clark Kent nos ofreció unas pinceladas certeras respecto de uno de los conceptos que mejor identifican lo que hoy se espera de los profesionales que logran salir adelante en estos tiempos de crisis inacabada: la resiliencia.

¿Qué es la resiliencia? Principalmente es una palabra difícil que define una actitud largamente reflejada en la tradición oral y en la sabiduría popular. No en balde, las personas más sencillas, con vidas más inciertas, han sido siempre las que mejores lecciones de resiliencia han podido ofrecernos, al nivel del mismísimo Superman. Fundamentalmente resiliencia es ‘aguantar lo que te echen’; ‘hacer de tripas corazón’; ‘lograr que lo que no te mate te fortalezca’ y miles de expresiones populares de contenido análogo.

Resiliencia es contar con las actitudes, destrezas, conocimientos, experiencias y competencias profesionales necesarias para salir victorioso y fortalecido de cualquier adversidad, por severa que esta pueda ser. Es más, la resiliencia profesional consiste en afrontar los retos, los fracasos, las derrotas, las traiciones, las injusticias, las ingratitudes, los sinsabores, los infortunios o las desgracias, y lograr que todo ello nos acerque al éxito, a la fortaleza personal y a un mayor equilibrio emocional. La verdad, no resulta fácil pensar en la resiliencia y en el mercado de trabajo sin recurrir a ‘poderes sobrenaturales’.

Aunque pueda parecernos un tanto demodé, el actor Christopher Reeve y Superman, personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster, representan una excelente metáfora y un fiel reflejo del prototipo profesional que las empresas y el mercado están reclamando en nuestros días.

Ya sabes, en caso de duda, busca la inspiración en Superman y también en su increíble capacidad de resiliencia. Y no es broma. O tal vez sí…

Llega a Madrid #prepárate2013

By | Actualidad, Recursos Humanos | No Comments

La búsqueda activa de empleo y el desarrollo profesional tienen su epicentro en Madrid, el próximo martes 3 de diciembre de 2013, con la celebración de la tercera convocatoria de la jornada #prepárate2013, en las instalaciones de IFEMA.

A la vuelta de pocas fechas, esta jornada ‘Madrid Prepárate 2013‘ concentrará la atención y la participación directa de un buen número de empresas, profesionales, expertos y personas, de todas las edades y perfiles profesionales, con el objetivo prioritario de acercar y equilibrar la oferta y la demanda de empleo real.

Desde WellComm, no hemos querido perdernos este evento colaborativo, y estaremos presentes en #prepárate2013 coordinando al equipo de voluntarios que trabajan en el ámbito de la comunicación, apoyando todo el esfuerzo de difusión en medios y redes sociales y también en los medios de comunicación tradicionales.

Más allá de su todavía corta trayectoria, la jornada ‘Madrid Prepárate 2013’ ha logrado convertirse en una cita imprescindible para empresas y profesionales que de forma voluntaria  están comprometidos con los Recursos Humanos, la formación para el empleo, la orientación profesional, el outplacement, el mentoring, las técnicas de Coaching y las más avanzadas herramientas tecnológicas, puestas al servicio del encuentro entre compañías y personas que ofertan y demandan nuevos retos y oportunidades profesionales.

Esta edición de #prepárate2013 en Madrid nos traerá una rica, densa e intensa programación de conferencias, talleres, sesiones de orientación profesional, mesas redondas y actividades orientadas hacia el impulso del crecimiento profesional y personal.

El éxito de #prepárate2013 ha logrado que este evento del empleo y los Recursos Humanos tenga como escenario a las ciudades de Madrid y Barcelona durante el presente ejercicio, para extender su acción en  nuevas ediciones  que tendrán lugar a lo largo del próximo año.

La labor desarrollada por esta iniciativa ya ha logrado obtener el reconocimiento, por parte de la Fundación Empresa y Sociedad, con la concesión del premio esLaIniciativa. Esta distinción viene a subrayar el compromiso de sus promotores, patrocinadores y participantes con el empleo, el crecimiento profesional y la mejora de la empleabilidad de los colectivos que más necesitan de la acción colectiva y colaborativa de los profesionales y las empresas vinculados con la gestión de Recursos Humanos, el talento, la excelencia y la innovación.

No dudes en apuntarte si:

  • Te dedicas a la comunicación y no tienes trabajo; podrás encontrar recursos adicionales para mejorar habilidades, valorar la posibilidad de trabajar fuera de España o tener una sesión individual con un coach cerficado.
  • Eres periodista y te apetece colaborar como voluntari@; contacta a través del mail: info@well-comm.es o rellenando el formulario.
  • Trabajas en un medio y quieres ayudarnos a difundir la iniciativa para que se completen las 4000 plazas gratuitas que aún están disponibles.

 

El ocaso del curriculum vitae

By | Recursos Humanos | 2 Comments

La progresiva implantación de la sociedad del conocimiento y de la información ha logrado transformar intensamente buena parte de los aspectos vinculados con nuestros estilos de vida, trabajo, ocio o comunicación. A poco que repasemos los recuerdos de la vida cotidiana de hace unos pocos años, nos resultará fácil percibir el tremendo vuelco experimentado en el día a día de empresas, profesionales y organizaciones de cualquier ámbito.

Nuestras interacciones sociales y profesionales han cambiado por completo, al mismo ritmo acelerado y constante, marcado por la evolución tecnológica y por las nuevas formas de adquisición, creación, difusión o aplicación del conocimiento.

Dentro de este renovado y cambiante entorno digital, las técnicas para la búsqueda de empleo no son, ni mucho menos, una excepción. Algunas herramientas y procedimientos aún conservan sus viejas denominaciones de la era analógica, aunque mantienen ya muy escaso parecido formal con sus antecedentes. Es el caso del curriculum vitae, considerado desde siempre como un instrumento crítico por los profesionales que buscan empleo y también por las compañías preocupadas por captar y fidelizar el talento, dentro de su acción estratégica o de su modelo de negocio.

Los tiempos han cambiado y es hora de borrar definitivamente de nuestro disco duro ciertas imágenes y hábitos que nos parecían válidos en los años de la era cero punto cero, con relación a la elaboración e instrumentalización del curriculum vitae.

Repasemos brevemente tres aspectos vitales a considerar, si pretendemos no incurrir en prácticas vetustas u obsoletas respecto del ya mal llamado ‘curriculum vitae’:

El papel agoniza

Los currículums en formato papel están viviendo el ocaso de su existencia. Es cierto que aún se utilizan para presentar candidaturas a un puesto de trabajo, en ocasiones muy puntuales, pero el final de su definitivo proceso de extinción está próximo. El papel ha sido sustituido por las bases de datos en ‘la nube’ y no debe parecernos extraño si en cualquier compañía o consultora de recursos humanos nos remiten a su Web para participar en un proceso selectivo o presentar una auto-candidatura, sin que medie oferta alguna.

El triunfo de la ‘nube’

Cualquiera que sea tu situación, si estás buscando una oportunidad profesional, tu curriculum vitae debe estar publicado en alguna de las principales redes sociales profesionales, ya sean sectoriales, específicas o generalistas. Como mínimo, tu perfil (comencemos ya a dejar de llamarlo curriculum vitae) deberá estar en LinkedIn, redactado con criterios de claridad, brevedad y diferenciación. No se trata de aportar muchos datos, sino de dejar muy claro qué sabes hacer, qué puedes aprender y qué estás dispuesto a conseguir. Al publicar tu perfil, será necesario que priorices aquellas competencias o destrezas que puedan diferenciarte de otros posibles candidatos. También es importante transmitir confianza y credibilidad al posible empleador, con el menor número de palabras posibles y con base en datos objetivos, no en juicios de valor. Por último, no olvides actualizar tu perfil con frecuencia y captar, a menudo, nuevos contactos valiosos, dentro de LinkedIn o de cualquier otra red social profesional en la que decidas estar presente.

Los criterios precedentes también te servirán para publicar tu perfil profesional en los diferentes portales de ofertas y demandas de empleo con mayor incidencia en el mercado.

Cuida tu rastro digital

La inmensa mayoría de los profesionales vinculados al conocimiento y/o a la información tenemos uno o varios perfiles personales en redes sociales generalistas (Facebook, Twitter, Google +, Instagram, Pinterest, etc.), en los que se muestran aspectos diversos o pintorescos de nuestra vida social o de nuestro entorno particular.

Es crucial que mantengamos los contenidos, fotografías, vídeos, imágenes, opiniones, etc. a salvo de ‘miradas extrañas’, muy especialmente si hacemos referencia a técnicos o consultores de recursos humanos. Es de suma importancia que configures adecuadamente la privacidad de tus perfiles personales (no profesionales) para evitar provocar impresiones equivocadas en quienes pueden tener capacidad de decisión sobre tus futuras oportunidades profesionales. Cuida tus opciones de privacidad.

No olvides, que si logras diferenciarte de tus competidores y suscitar el interés de aquel que realiza un proceso selectivo, lo primero que hará será buscar tu huella digital, a través de Google. Esta acción de ‘Googling‘ suele reportar información complementaria o relevante sobre el talento de un candidato, pero también tiene el potencial de generar impresiones equívocas y superficiales que pongan en peligro nuestra empleabilidad.

Pin It on Pinterest