Tag

búsqueda activa de empleo archivos - wellcomm Talento para comunicar

13 consejos para encontrar trabajo en Twitter

By | Actualidad | 5 Comments

Si eres un profesional de la comunicación, es más que probable que tengas tu propia cuenta personal en Twitter y hagas uso cotidiano de ella con propósitos de ocio, entretenimiento, comunicación o incluso con el fin de lograr tus ansiados objetivos profesionales.

Como ya conoces, Twitter, al que igual que otras redes sociales, puede resultarte tremendamente útil para encontrar trabajo o impulsar tu carrera profesional. No obstante, la exposición pública y continua de tu perfil y de tus aportaciones ante miles de expertos y empresas puede convertirse en un arma de doble filo, que requiere de un trabajo planificado y minucioso.

Como ya ha ocurrido en múltiples precedentes, más o menos públicos, Twitter tiene el poder para arruinar tu reputación online con solo ciento cuarenta caracteres, o bien generarte una excelente imagen, si eres tenaz, riguroso y te tomas en serio tu estrategia de búsqueda activa de empleo.

Por mucho que se diga, en el sector del marketing y de la comunicación tampoco existen los milagros ni los prodigios repentinos, pero tu cuenta de Twitter posee todo el potencial para ser una parte importante de tu estrategia de búsqueda de trabajo y de progresión de tu carrera profesional. Para ello, nos permitiremos proporcionarte una serie de indicaciones básicas:

  1. Twitter es importante, pero no lo es todo. Además de tu cuenta personal en la popular red de microblogging, procura también tener alguna presencia en LinkedIn y Google+. Podríamos decir que este es el ‘pack social media’ mínimo para un conocedor del marketing, la publicidad o la comunicación. Obviamente, si puedes añadir cuentas en Flickr, Instagram, Youtube o Facebook, mejor que mejor, aunque no es bueno que intentes abarcar demasiado y que no te quede tiempo para nutrir correctamente tu presencia en medios sociales.
  1. Valora la posibilidad de lanzar un blog profesional, cuidado y bien presentado. Publica tus propios artículos y procura que sean de temas candentes y de actualidad dentro de tu sector de actividad. Recuerda que tus textos deberán ser originales, únicos, amenos, atractivos y relevantes para tu potencial audiencia. Con un artículo semanal será suficiente. No olvides compartir y comentar los links de tus posts con tus seguidores de Twitter.
  1. Intenta conseguir seguidores para tu cuenta profesional en Twitter, con máxima prioridad para empresas y profesionales del marketing y la comunicación. También pueden ser interesantes compañías significativas de otros ámbitos si tu especialidad es la comunicación en salud, las finanzas o la tecnología
  1. Cuida la imagen y el contenido de tu perfil. Se trata de lograr que te refleje fielmente, sea atractivo y genere confianza profesional. Huye de los excesos y de la extravagancia en la imagen gráfica y en el breve texto que te describe. Incluye la dirección de tu blog profesional.
  1. Tuitea links y contenidos de interés para tu ‘público objetivo’, que guarden alguna relación clara con tus intereses profesionales y con la actualidad de tu sector. Intenta que tus tweets no excedan de los 110 ó 120 caracteres, para facilitar los RT o posibles comentarios que otros usuarios incluyan en sus respuestas a tus aportaciones.
  1. Capta followers con base en la calidad y el interés de los contenidos de tus tweets, nunca en la reiteración ni en el ‘acoso’ a otros usuarios profesionales o corporativos. Prioriza siempre la calidad sobre la cantidad de tus seguidores. No olvides seguir a los portales y Webs de referencia en ofertas y demandas de empleo.
  1. Cuida a tus followers. Intenta establecer conversación con ellos. Sé amable. Préstales atención. Responde a sus tweets; mándales DM o hazles RT con comentarios cada vez que tengas ocasión y el tema se preste a ello. Intenta seguir a todos los followers de tu target que te sigan a ti.
  1. Intenta ser prudente en tus aportaciones públicas. No te manifiestes en temas políticos, religiosos, ni en cuestiones polémicas de actualidad que pudieran provocar el rechazo en otros usuarios con opiniones opuestas. No mezcles ‘política’ y trabajo.
  1. No seas llorón. No mendigues un puesto de trabajo o una oportunidad en Twitter. Implorar la compasión no funciona en la búsqueda de empleo, salvo que aparezcas en algún reality show televisivo.
  1. De vez en cuando intenta humanizar tu cuenta de Twitter con aspectos personales, aunque sin perder la moderación. No esta mal que una vez a la semana digas que estás leyendo un libro interesante o que estás haciendo deporte. Pero, por favor, no seas paliza y tortures a tus seguidores con fotos de lo que estás comiendo o anécdotas particulares irrelevantes y carentes de gracia.
  1. No olvides utilizar hashtag y keywords relacionados con tus intereses técnicos para potenciar tu visibilidad segmentada en Twitter.
  1. Rastrea ofertas de empleo sirviéndote de hashtag y búsquedas con palabras claves. Estas palabras claves o hashtag pueden estar relacionados con la denominación del posible puesto de trabajo que buscas o con la ciudad en la que deseas realizar la mencionada búsqueda.
  1. Si no puedes contener tus deseos de tuitear chistes, chascarrillos o trivialidades con tus amigos o familiares, no lo hagas en tu cuenta profesional. Hazlo en otra cuenta independiente que no te identifique por tu nombre y apellidos.

LinkedIn no es la reencarnación de San Pancracio

By | Actualidad, Recursos Humanos | 4 Comments

Cuando hablamos de redes sociales, búsqueda activa de empleo o networking, casi todos los profesionales de la comunicación o del marketing pensamos en LinkedIn como la panacea, como el gran lobby online en el que tenemos que estar presentes y escalar posiciones para mejorar nuestra empleabilidad y contar con mayores y mejores oportunidades laborales o de negocio. A veces, tenemos la falsa impresión de que con el solo hecho de mantenernos activos en Linkedin se nos abrirán los más codiciados santuarios de la empresa y del empleo.

Resulta fácil deducir que cualquier afirmación extrema tiene parte de verdad y parte de mito o de creencia insustancial. Con LinkedIn nos ocurre algo parecido, por su innegable trascendencia y también por la tendencia de muchos a sobrevalorar las potencialidades de cualquier red social aislada, por importante que esta sea.

En primer lugar, queremos dejarte muy claro que resulta enormemente difícil que tu perfil en LinkedIn te proporcione, por sí mismo, un empleo o una oportunidad profesional con calidad y proyección. Efectivamente LinkedIn, al igual que otras redes sociales profesionales o generalistas, no es la reencarnación de San Pancracio, ni la sangre de San Pantaleón, ni el Nirvana, ni el brazo incorrupto de Santa Teresa, ni el Paraíso Celestial, ni una navaja suiza que permita resolver problemas complejos o generar soluciones infalibles, a golpe de tecla. images

Es innegable que LinkedIn es la red social profesional más importante del mundo, con más de 200 millones de usuarios, disponible en 19 idiomas y presente en casi 200 países. Pero nunca puede ser la única herramienta a utilizar dentro de una estrategia online diseñada para la búsqueda proactiva de oportunidades profesionales. Cualquier profesional está obligado a estar presente en LinkedIn y utilizar su perfil y las consiguientes interacciones, de forma estructurada, como un recurso táctico más para conseguir nuestros objetivos.

Expresado con otras palabras, utilizar tu perfil profesional en LinkedIn no es ningún mérito o llave maestra que te abra puertas infranqueables. Por el contrario, permanecer al margen de LinkedIn si puede constituir un gran demérito para cualquier profesional, técnico, directivo o profesional de la comunicación que persiga ampliar y mejorar su capital relacional, de cara a situaciones de desempleo o de ostracismo.

Nuestra presencia en LinkedIn debe formar parte de una estrategia global de marketing online conformada también por otras herramientas y soportes que deberemos seleccionar y utilizar en función de nuestros objetivos, con criterios de personalización. Cada profesional y cada nuevo reto son, por definición, diferentes y la estrategia de búsqueda activa o proactiva de empleo deberá personalizarse y tomar en consideración plazos, objetivos, fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades de cada profesional.

Será imprescindible servirnos de Linkedin para nuestros propósitos y aplicar una metodología concreta, pero ello no nos eximirá de utilizar otras redes sociales (Twitter, Xing, Youtube, Flickr, Pinterest, etc.); de instalar y actualizar nuestro propio blog profesional; de utilizar portales o metabuscadores de ofertas y demandas de empleo; de participar en eventos offline; de formarnos en nuevos conocimientos y destrezas o de relanzar nuestra vieja agenda de contactos de trabajo cosechados a lo largo de toda la trayectoria profesional.

Por último, recordarte que LinkedIn requiere de ciertas pautas de actuación que te permitirán captar contactos útiles, utilizar provechosamente los grupos de esta red social, presentar candidaturas en sus ofertas de trabajo o posicionarte respecto de aquellas palabras clave de especial relevancia para propiciar la relación online con las empresas que buscan profesionales como tú. No olvides que Linkedin posee sus propias ‘reglas’ que nada tienen que ver con Twitter, Facebook, Tuenti u otras redes sociales.

Coaching, outplacement y búsqueda activa de empleo

By | Actualidad, Formación, wellcomm-coaching, wellcomm-desarrollo-carrera | One Comment

Como consecuencia de la terrible crisis que afrontamos, multitud de profesionales, juniors y seniors, con distinta formación y bagajes laborales diversificados, han quedado desvinculados de sus empresas en los últimos cinco años, con la necesidad de afrontar el reto de conseguir su reincorporación al mercado de trabajo.

En un buen número de casos, se trata de profesionales que han desarrollado los últimos años, e incluso décadas, de su carrera laboral en una misma compañía y han perdido por completo los hábitos de búsqueda activa de empleo. Estos profesionales precisan de ayuda especializada para competir en un mercado de ofertas y demandas en el que Internet, las redes sociales profesionales y la evaluación por competencias se han convertido en términos usuales dentro de cualquier proceso de selección o de captación de talento. En especial, aquellas personas que nos buscan trabajo desde la era analógica, necesitan de un proceso de acompañamiento, formación y coaching  desarrollado por  consultores especializados. El propósito no es otro que el de guiar y apoyar al empleado “en tránsito” para lograr reducir al máximo su período de inactividad.

En pocas palabras, se trata de diseñar y aplicar un programa personalizado  que impulse, facilite y agilice la reincorporación profesional, más allá de las notables dificultades iniciales que pueda presentar un mercado en el que el empleo se percibe como un bien escaso y muy difícilmente accesible.

Dentro de cada programa de outplacement, a lo largo de varias sesiones, el coach establecerá y hará efectivo un compromiso de acción con el coachee, en el que cada cual tendrá que cumplir su parte del proceso planificado y previamente consensuado. De esta forma, el candidato a reingresar en el mercado productivo deberá:

  • Marcarse un objetivo profesional viable.
  • Ayudar al coach a evaluar sus competencias profesionales y su nivel de empleabilidad.
  • Participar en formación y entrenamiento en destrezas específicas para la búsqueda activa de empleo (estrategia de búsqueda de oportunidades a través de distintos medios digitales; elaboración de su propio perfil profesional en redes sociales; habilidades de comunicación en entrevistas de selección, etc.).
  • Aprender técnicas de networking y búsqueda de nuevos contactos profesionales.
  • Y lo más importante, el profesional desempleado se verá en la necesidad de recuperar la autoconfianza y prepararse emocionalmente para un desafío que requerirá un esfuerzo prolongado, sin saber a ciencia cierta en qué momento se alcanzará el objetivo perseguido. Este punto es el que requerirá mayor dedicación y energía en el trabajo del coach con el candidato a encontrar un nuevo empleo.

En resumen, se trata de articular un conjunto de técnicas y procedimientos flexibles y personalizados, orientados a elevar el nivel de empleabilidad y el número de oportunidades reales para que el profesional retorne al mercado laboral, por duro y traumático que haya podido resultar el trance de perder el puesto de trabajo tras un prolongado período de actividad ininterrumpida. El trabajo focalizado del coach aplicado a los conocimientos, las destrezas, las actitudes y las emociones del candidato, tendrá que ser intenso, directo y muy comprometido con las necesidades específicas y las expectativas de cada profesional.

La tarea no es fácil pero tampoco imposible, solo requiere de constancia, confianza y mucho trabajo personal ¿Te animas a intentarlo?

Pin It on Pinterest