Tag

buscar empleo archivos - wellcomm Talento para comunicar

Un amigo de un amigo encontró empleo en LinkedIn

By | Sin categoría, wellcomm-headhunting | One Comment

Es cierto. Todos —o casi todos— coincidimos en que LinkedIn es la red social crítica para encontrar empleo, crecer profesionalmente, establecer contactos laborales valiosos, hacer negocios o simplemente practicar el autobombo más fantasmagórico.

Si eres un profesional, un emprendedor más o menos normalito o incluso un empresario aventajado, tus horizontes profesionales te exigen que tengas abierto un perfil en LinkedIn, además de mantenerlo actualizado y activo. Es más, tendrás que dedicarle tiempo casi cada día para muy ser visible en esta red y propiciar un encuentro virtual feliz y oportuno, tal vez con un/a headhunter, con un/a business angel o con un/a responsable de recursos humanos dispuesto a premiar, de una vez por todas, tu indudable talento.

Aparentemente, todo puede resultar relativamente fácil si se trata de buscar nuevas y prometedoras oportunidades laborales y profesionales en LinkedIn. Basta con seguir una rutina tenaz o un procedimiento constante y riguroso que conlleva una serie de pasos que no vamos a repetir aquí. Pero como ya sabes, buscar puede no entrañar excesivas dificultades. Encontrar lo que buscas es mucho más difícil, especialmente si se trata de un empleo que mejore tu estatus y te empuje hacia perspectivas esperanzadoras de desarrollo de carrera.

En otras palabras, mantener una presencia visible, constante y activa en LinkedIn es condición necesaria pero no suficiente para que esta red social te depare alguna sorpresa agradable.

Ser un usuario ejemplar de LinkedIn no supone ningún mérito modélico. Sin embargo, estar fuera de LinkedIn si es un flagrante demérito, al menos para un gran número de tipologías profesionales, entre las que se incluyen los periodistas, publicistas, diseñadores, comunicadores, marketeros y similares.

Con profundo pesar, tenemos que decirte que en LinkedIn y en el mercado laboral, en general, hay demasiados pájaros y muy poco trigo.

Por si todo ello fuera poco, no nos queda otra que prevenirte contra el extendido timo del falso headhunter o cazatalentos de pacotilla. Sí, te hablamos de personas que se escudan bajo perfiles ‘fakes’ de distinguidos y reputados headhunters farsantes a la búsqueda del talento emergente, que contactan contigo con promesas de empleos envidiables o negocios rápidos y suculentos.

No vamos a aconsejarte que desconfíes de todos los que te ofrezcan algo, pero si queremos subrayar la necesidad de ser prudentes. No te dejes llevar alegremente por quienes te piden dinero por participar en un proceso selectivo o por aquellos otros que reclaman, por las buenas todos tus datos personales. Escucha a todos a través de la red, pero intenta cerciorarte de su verdadera identidad. Googlealos, busca sus datos en la red, echa un vistazo al historial de su perfil, pero no te entregues incondicionalmente al primero que aparezca con promesas de cuento de hadas.

Las ofertas creíbles reclaman siempre cumplir los requisitos de un perfil. Las propuestas dudosas solo buscan conseguir tus datos personales y/o tu dinero, aunque se trate de pequeñas cantidades.

LinkedIn es hoy una herramienta casi imprescindible para quienes se desempeñan o pretenden formar parte del mercado laboral, pero también es un fiel reflejo del mundo real, con sus pícaros, listillos, vividores, estafadores, timadores, ingenuos, incautos, pardillos, crédulos, etc. Y también profesionales y empresas de todo tipo, por supuesto.

Parafraseando a Joan Manuel Serrat, tendríamos que confesarte que ‘Uno de mi calle me ha dicho que tiene un amigo que dice conocer un tipo que un día encontró empleo en LinkedIn’. Tal vez algún día te toque a ti.

Los mejores meses del año para encontrar trabajo

By | Actualidad, Empleo | No Comments

Se ha especulado e investigado mucho respecto de cuáles pueden ser los mejores meses del año para buscar o encontrar trabajo. El primer matiz que es necesario subrayar al respecto es que es difícil formular generalizaciones absolutas y de validez universal. No obstante, sí es posible detectar en el mercado algunas tendencias que pueden resultar útiles para articular nuestra estrategia de mejora o búsqueda de empleo, con más elevadas expectativas de acercarnos a nuestro objetivo.

Destacan dos períodos en el año en los que las nuevas contrataciones alcanzan cotas más altas en España, en lo que concierne a ofertas de trabajo con expectativas de continuidad, en empresas medianas o grandes, áreas de comunicación, consultoras especializadas, agencias de comunicación y en otras compañías más pequeñas que prestan servicios a estas. Estas dos épocas críticas son los comienzos del año natural y los inicios del llamado ‘curso académico’. Es este un viejo hábito que pervive, a pesar del crecimiento y de la consolidación de la oferta y la demanda de empleo a través de Internet. Nuestro universo cotidiano y laboral ha cambiado, pero seguimos aferrados a costumbres arcaicas, nos guste o no.

En efecto, los meses de enero y primera quincena de febrero y también septiembre y octubre, son el tiempo en el que más se prodigan las propuestas profesionales más apetecibles y con mejores pronósticos de cara al posterior desarrollo de carrera, tanto en perfiles junior como senior. Tanto los presupuestos de las empresas como los cronogramas relativos a nuevos proyectos acostumbran a confirmar este extremo, con el consiguiente aumento de las oportunidades durante estas pocas semanas distribuidas entre enero, febrero, septiembre y octubre. Estos períodos resultan especialmente indicados para rastrear con mayor intensidad nuevas ofertas de empleo en la red para todas aquellas personas que desean ser contratadas en un empleo más o menos estable y con mejores expectativas de continuidad y progresión, sin tampoco descartar otras opciones que igualmente estarán presentes en el mercado.

Hay quienes especulan que el reparto temporal de las oportunidades de trabajo no solo tiene que ver con la estacionalidad, sino también con una rancia cultura empresarial anclada en hábitos y tópicos obsoletos, como las pagas extras de junio y diciembre -cada vez más infrecuentes-, los eventos festivos o el calendario religioso. No negamos su influencia, pero tampoco ocultamos nuestra extrañeza ante tendencias empresariales fundamentadas en realidades sociales y profesionales que ya no son las de antes y cuentan ya con escasa repercusión real. En todo caso, siempre es posible concebir costumbres, planificaciones o estrategias empresariales alternativas.

Tomando en cuenta todo lo anterior, nos parece sensato ofrecerte un par de consejos que pueden serte de gran utilidad para competir en mejores condiciones, dentro de tu proceso de búsqueda de nuevas oportunidades profesionales:

1º. Busca empleo a través de Internet siempre con la misma dedicación e intensidad durante todos los meses del año, independientemente de que sea agosto, Navidad o Viernes Santo. Dedica al menos 1 hora al día a esta tarea. Procura ser exhaustivo y minucioso en tu búsqueda. La propuesta que estás buscando puede aparecer en cualquier momento, más allá de las estadísticas o las tendencias al uso.

2º. Dentro de tu proceso continuo de búsqueda de ofertas de empleo, procura también ir ‘contra corriente’. Por ejemplo, si localizas una oferta de empleo de las llamadas urgentes en pleno mes de agosto o en plenas vacaciones de Navidad, tus probabilidades de éxito crecerán exponencialmente ante la menor competencia de otros candidatos. No olvides que también los que buscan empleo siguen las tendencias descritas anteriormente, aunque no siempre respondan a la realidad o tengan un fundamento sólido.

Pin It on Pinterest