Tag

Baltasar Gracián archivos - wellcomm Talento para comunicar

Confusión

By | Actualidad, En portada | 10 Comments

Tengo un gran amigo que dice que el sistema económico mundial se va al “carajo” este mismo verano; Carlos Sánchez Olea sigue en su cruzada de ganar para el Dircom las funciones de la RSE; hay todavía más términos para nombrar a un dircom este año que el pasado y en las redes sociales hay más gurús que en la India de Gandhi. Decía Baltasar Gracián que el primer paso de la ignorancia es presumir de saber y el mundo 2.0 nos llena de sabidurías sin depurar.

Me faltan horas al día para la leer “cienes y cienes” de libros escritos como churros por jóvenes y no tan jóvenes pero me sigue reconfortando más leer, de vez en cuando, un sabio pensamiento que me aporte algo en esta agitada vida. Dejé de esperar que los monstruos salieran de debajo de mi cama y que la economía de la abundancia calara en la piel de los humanos y profesionales con la rapidez de un tsunami pero, con armadura de latón pulido, se resisten.

Y ahí vamos yendo; reinventado algo que no existía pero que intuíamos y olvidándonos que, detrás de nicknames y de usuarios hay personas perdidas en la esperanza de encontrarse un día. Hoy, más que nunca, hay una ávida necesidad de correr y de llegar antes que el vecino a no se sabe muy bien qué. El ciberespacio, eso que nadie sabe si existe o no pero que todos tocamos cada día, engulle sin depurar creadores de conceptos, preceptos, filosofías e iluminaciones a los cuales te tienes que unir como si de una religión vital se tratara.

Nos falta tiempo de reposo; nos falta tiempo de investigación, depuración y análisis. Vamos asimilando cuentos sin final y argumentos malos que hace tres o cuatro años no nos habríamos tragado sin ponerlo, por lo menos, algún tiempo en cuarentena. Y a la ávida necesidad de correr se le une la ávida necesidad de aprender y nuestros maestros no son sino los fantasmas de los inventos sin futuro alguno.

Mientras oigo el cucú del vecino que parece rayado de tanto sermón, siento que nos atocinamos por el exceso de exposición a lo que va a ser porque nosotros nos lo hemos inventado y nunca llegará.

Hay un mundo más allá que estamos dejando de lado pero que sigue su curso. No podemos hacer dos vidas paralelas y, o nos fusionamos con una carga de sentido común y sabiduría, o nos volveremos todos locos de remate. Más.

Pin It on Pinterest