Es muy buena noticia que wellcomm cumpla diez años. Frente a la fugacidad y evanescencia -¿intrascendencia?- de casi todo lo que nos rodea, congratula ver cómo proyectos que aportan conocimiento sólido –en este caso, en el ámbito de la comunicación- reciben el premio de la permanencia. Y digo esto porque, su informe Perspectivas” ha sido testigo pero también impulsor de algunas de las tendencias que, en este lustro, han marcado el desempeño profesional de comunicadores, algo que merece el reconocimiento de cualquier profesional o curioso de la comunicación y el periodismo.

¿Y qué ha pasado en estos 10 años en el ámbito de la comunicación? No lo sé, todos los cambios me pillaron trabajando. No, es broma, en realidad han sucedido muchas cosas…y ninguna. Redes sociales, periodismo de marca, transparencia, “influencers” o, incluso, prensa online en ruedas de prensa, por poner algún ejemplo, son conceptos que hace años sonaban casi marcianos –“cosas de frikis”-y hoy son el día a día de nuestro trabajo, como lo serán en el futuro tendencias que hoy también suenan lejanas (ver, a este respecto, el último informe “Perspectivas”).

Quizás el gran cambio que se ha vivido en estos años sea el aumento exponencial de la incertidumbre a la que se enfrenta el comunicador pero, claro, si observamos el mundo que hay más allá de nuestro ombligo, no parece tampoco que sea este un factor exclusivo de la comunicación. Ni mucho menos.

Tampoco tengo claro que la incertidumbre a la que nos enfrentamos en este tiempo sea mayor que la vivida por nuestros ancestros en las cavernas, siempre a merced de depredadores. No sé si esa era una sociedad líquida pero, si no fluías, te comían (que me perdonen la broma Bauman y toda esa legión de entusiastas seguidores que le citan profusamente).

El caso es que creo que, en realidad, no ha cambiado nada de la esencia de nuestra labor: más allá de herramientas, soportes, tecnologías, cambios sociales, etc., el objetivo de los comunicadores sigue siendo el mismo: que nos hagan “casito”. Gracias a Wellcomm por proporcionarnos pistas para tener éxito en este empeño en un entorno en el que cualquier hijo de vecino cree merecer atención y da codazos para conseguirla. Qué afán.

Felicidades y a por otros 10 años.

David Martínez Pradales

Comunicación en Orange, director editorial de nobbot.com

@dmartinezpr