Category

Opinión

La escritura, una herramienta en la búsqueda de empleo

By | Opinión | No Comments

El aula estaba abarrotada de un público heterodoxo compuesto por marines del periodismo, navy seals de la literatura y una tropa de reemplazo herida por las balas del desempleo. Así las cosas,  y como diría Danthe Alighieri, la disertación oral comenzó a la hora en la que el sol alcanza su máxima altura. La encargada de esta misión de alto riesgo fue Isabel Garzo, escritora, periodista y correctora de estilo en la Editorial Brand & Roses. El título de la conferencia no podía ser más elocuente y, a la vez, innovador para los tiempos que corren: ‘Cómo diferenciarse a través de la escritura’. Y de repente, con el inició de la exposición, desaparecieron las nubes y humos de la contienda bélica que supone la búsqueda de empleo, y nos transportamos a un nuevo paisaje, más próximo al de la autoafirmación y el aprendizaje. La ponente, alejada de los convencionalismos que adornan los dogmas de fe en los que se fundamentan muchos ¿formadores? de la búsqueda de empleo, nos sorprendió a la audiencia al poner en valor una herramienta, obviada por unos, margina por otros, y maltratada por  la mayoría: la escritura. Esta es un elemento de comunicación fundamental, marginado por algunos tics tecnoílógicos que padecemos casi todos en mayor o menor manera, y que aproximan nuestra escritura a los jeroglíficos egipcios. Concretamente, Isabel se refirió con la precisión de un francotirador, a la trascendencia que tiene la correcta escritura en cualquiera de las diversas formas en las que sea empleada: misivas, cartas de presentación, textos de los currículums, etc. Porque la escritura, bien empleada, resulta muy válida como carta de presentación y hecho diferencial frente a otras personas –una gran mayoría- que no la utilizan adecuadamente. Y en este sentido, expuso la penuria (interprétese este término de forma polisémica) en forma de incorreciones gramaticales, sintácticas y semánticas que pueden arruinar una candidatura de empleo o también una declaración de amor. Asimismo, expuso una serie de características y virtudes de nuestra personalidad que pueden ser esbozadas por el reclutador cuando este realiza la lectura de un texto de un candidato. Además, nos habló, como concepto general, de la trascendencia que tiene escribir siempre de forma clara, concisa y directa. De esta manera, transmitiremos una imagen de ser humano transparente y proyectaremos confianza. Y para finalizar, nos recordó que sin incumplir las normas ortográficas, semánticas y sintácticas, siempre deberemos adecuar nuestro nivel de escritura al del receptor de la misma. Soy consciente, querido lector que usted me puede indicar con toda la razón, que estos asertos  de la conferenciante, ya los manifestaron pensadores como Nicolás de Maquiavelo en su malinterpretada obra ‘El príncipe’ o Aristóteles en su ignota ‘Retórica’. Y no le falta razón. Pero como decía Platón: ‘lo más viejo es lo más nuevo’. Y tras esta brillante exposición de Isabel, se produjo en mi interior intelectual una metamorfosis a medio camino entre la que describieron Franz Kafka y Publio Ovidio, en sus respectivas obras literarias homónimas. Por último, asegurar que bastantes asistentes a la conferencia , entre los que me encuentro, experimentamos aquella sensación que describió Platón a través del mito de la caverna. O sea, abandonamos la oscuridad de la cueva intelectual en la que habitábamos para acceder a nuevos conceptos de conocimientos. Muchas gracias, Isabel.

Javier Prieto es periodista renacentista y global, fabricante de palabras, frases y pensamientos
@willyeforever 

¿Dónde están las mujeres?

By | Opinión | 3 Comments

Hay una canción del grupo Extremoduro titulada ¿Dónde están mis amigos?

Robe Iniesta, el cantante, se lamentaba en la letra que sus amigos habían acabado todos en las cárceles por la mala vida y el consumo de drogas que causó estragos en este país en la década de los ochenta.

Yo me pregunto hoy dónde están las mujeres. Porque cuando miro las fotos de la prensa económica, de los actos de jefes de Estado, de empresarios, de los poderosos en definitiva, veo pocas féminas.

La otra noche estuve en un acto muy interesante organizado por Havana Club 7. El sarao tuvo lugar en el Teatro Calderón, donde reunieron a periodistas de investigación para hablar de esa temática así como del devenir del sector. El sitio era idóneo, el catering, muy bueno, había buena música, las copas eran excelentes, hasta el packaging de la comida era de diseño. Todo estaba muy bien hasta que mirabas al escenario y veías a los ponentes, todos grandes profesionales con muchos años de experiencia a sus espaldas, no me malinterpreten: Hernán Zin, Eric Frattini, Xaquín López y Alberto Pozas. Muy bien. ¿No ven nada raro? Ni una sola mujer en una de las profesiones, la de periodista, más feminizada que existe. Perdón, sí, había una periodista, Samanta Villar, que hacía de presentadora.

Me rechinó enormemente esto. Incluso me molestó porque parece que la mujer tiene que hacer en estos actos de “mujer florero”, de presentadora: hay que sonreír, ser mona y llevar ropa sexy a ser posible. A ver, ¿acaso no hay mujeres reporteras de guerra? ¿No hay chicas escribiendo reportajes de investigación? ¡Pero si muchas de las firmas que aparecen en los reportajes de este tipo en la revista Interviu son de chicas! ¿Por qué no había mujeres invitadas como expertas en este acto?

La mujer, a día de hoy, en según qué lugares, ni está ni se la espera. Miren las fotos de los directivos de cualquier compañía grande. Miren las fotos de los presidentes de las compañías del Ibex 35. Miren las fotos de los empresarios que se reúnen con Rajoy. Miren la de los jefes de Estado. Todo corbatas y trajes grises, que parece que no hay otros colores. Todo hombres. ¡Pero si sigue siendo noticia que una mujer dirija un país! Pero si somos uno de los países con más mujeres universitarias… ¿dónde están las mujeres?

Hace unos años, mi buen amigo Carlos Salas me dijo que las mujeres éramos menos ambiciosas y que por eso no escalábamos puestos como los hombres, en la jerarquía de la empresa. No, le contesté yo, la ambición no es cuestión de género, es cuestión de personalidad y también de oportunidades. Porque yo puedo ser muy ambiciosa pero si tengo que salir todos los días de mi trabajo a recoger a mi hijo cuando sale del colegio, o llevarle al médico cada dos por tres cuando es pequeño, pues evidentemente, no escalaré tantas posiciones jerárquicas como ese buen señor que se pasa las horas sentado en la silla de la oficina y que vuelve a casa cuando el niño ya está bañado y durmiendo.

Hace también algunos años entrevisté a la gran Milagros del Corral cuando fue directora de la Biblioteca Nacional. No sé cuántas veces he rememorado aquella entrevista: acabamos pasando, el fotógrafo y yo, la tarde con Milagros en su despacho. “Yo me casé la primera vez con un alemán, me decía, y como era germano pensaba que iba a ser, como hombre, alguien muy evolucionado, nada machista”. Todo fue bien hasta que la carrera profesional de él se estancó y la de Milagros, que entonces trabajaba en la Unesco, empezó a subir como la espuma. “Empezaron a invitarnos a fiestas y en el tarjetón de invitación ponía Milagros del Corral y acompañante, y aquello ya no le gustaba”.

Milagros, una gran visionaria, comentaba que en toda esta historia de la igualdad, de institutos de mujeres, de cuotas y de discriminación positiva se nos había olvidado una cosa muy importante: enseñar al hombre que no pasa nada por conciliar. Ni por ganar menos que la mujer. Ni por quedarse en casa a cuidar de los hijos. Ni por ir a recogerlos al colegio. Ni porque su mujer fuese presidenta de una compañía del Ibex 35 y él no.

Mientras esto no pase, mientras además, las mujeres sigan asumiendo mayor carga en el cuidado de los hijos y en las tareas domésticas (no lo digo yo, que me podríais tildar de feminista, lo dice el INE), no se verá a féminas en los eventos de Havana 7, ni en los consejos de administración de empresas.

Y por favor, no me respondan que cada vez “el hombre ayuda más en casa” que me repatea la frasecita de las narices…

Lucia Martín es periodista y contadora de historias

@luciamartin

Se busca “Becario Senior”

By | Actualidad, Opinión | 7 Comments

“Se busca becario senior”. Así. Tal cual. A finales de noviembre, Infojobs nos sorprendía con la publicación de una oferta en la que se pedía, literalmente, un Becario Senior en Diseño Gráfico. Noventa inscritos, revuelo en Twitter, Menéame, foros y demás canales. Pronto el anuncio se convirtió en motivo de risa y acabó siendo “busco esclavo Junior” como ironizaron algunos rápidamente. Read More

¿Es lícito que un grupo mediático tenga negocio como agencia de comunicación?

By | Actualidad, Debate, Opinión | 4 Comments

Europa Press Comunicación es la división del grupo Europa Press “especializada en servicios y herramientas de comunicación para empresas”. Y esto, ¿qué significa? Pues que una agencia de noticias tiene “adherido” otro negocio especializado en la gestión de la comunicación de las empresas. Esto en sí no es delito alguno pero supone, sin duda alguna, una interferencia preocupante en la actividad objetiva e independiente de la gestión profesional de la comunicación corporativa de sus clientes.

¿Por qué? Porque sin duda, el grupo se verá “condicionado” a garantizar a los clientes de su agencia que, por lo menos, los medios de su grupo cubrirán y se harán eco de todas y cada una de las informaciones que su agencia realice o emita. En otras palabras: éxito de publicación garantizada. Pero ¿es esto realmente comunicación empresarial o se trata más de una compra-venta?

Tormo y Asociados cuenta con algo parecido. Además de gestionar la creación de franquicias, es propietaria de una serie de publicaciones especializadas en el sector y, además, dispone de una división que se encarga de gestionar la comunicación de las empresas franquiciadoras. De esta forma, las franquicias que contraten a la agencia de comunicación Tormo y Asociados pues aparecerán en todas y cada una de las publicaciones del grupo con lo que mejor consideren sin que exista posibilidad alguna de objetividad periodística (pobres incautos franquiciados que no conozcan esta realidad…)

Y, yéndonos un poco más lejos, nuestro panorama comunicador tiene casos – que evito nombrar- de profesionales que se mueven a uno (gestión de la comunicación) y otro lado (escribir noticias y tribunas de opinión) sin ruborizarse. El sistema lo permite y las organizaciones profesionales prefieren ser políticamente correctas a meterse en líos.

La evidencia nos mata

By | Actualidad, Comunicación empresarial, Debate, Mundo comunicación, Opinión, Opinión y debates | One Comment

¿Cómo puede ser que un 96% de los futuros empresarios de este país considere que la política de comunicación de una empresa es importante o decisiva para alcanzar el éxito y, de ellos, un 59% no tiene  claro qué es la Comunicación Corporativa ni cuál es su papel en empresas e instituciones? Esta es, para nosotros, la principal y alarmante conclusión de un interesantísimo informe elaborado por Estudio de Comunicación y por el diario El Economista sobre la valoración de intangibles por parte de futuros directivos.

Que este tanto por ciento tan elevado de estudiantes de último curso de carrera de económicas y de ADE, y estudiantes de MBA y postgrado consideren que la comunicación, la RSC y la imagen pública -todo ello tarea del área de  comunicación corporativa- sea clave en la empresa sin saber qué es la comunicación ni como funciona, nos debería hacer recapacitar y pensar cuál es la responsabilidad que los profesionales de la comunicación y las organizaciones que nos representan tenemos en esta demoledora situación.

No puede seguir habiendo master, curso de postgrado, etc. sin que se exista un módulo de comunicación corporativa y menos aún que éste no sea impartido por profesionales de la comunicación. Pero, más aún, nos deberíamos preguntar si realmente ¿funciona la comunicación de la comunicación?

¿Deben los periódicos acabar con los anuncios de contactos?

By | Actualidad, Debate, Opinión, Opinión y debates | 2 Comments

Este debate tiene recorrido. Hace ya un par de años, los parlamentarios españoles intentaron convencer a los grupos editoriales de que no aceptaran este tipo de publicidad y no consiguieron nada de nada o casi nada. Sólo 20Minutos y Público renunciaron a ellos. Entre 4 y 5 millones de euros de ingresos en publicidad por periódico por este concepto tienen la culpa.

Tal y como recoge hoy El Confidencial, la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, se ha reunido con los directores de los periódicos para hablar sobre el tema. No es asunto fácil.

Por un lado está la lucha contra la explotación de las mujeres, sobre el tráfico de blancas, sobre el tráfico sexual, la inmigración ilegal con fines sexuales, la legalización o no de la prostitución… Por otro, la libertad de las mujeres sobre su cuerpo, la economía de subsistencia, las leyes, las necesidades de financiación de los medios, las contradicciones…

Sobre todo esto hay mucho de qué hablar. El debate está servido ¿deben los periódicos acabar con esta publicidad o no? En lo que si hay unanimidad es en que esta asignatura no se debería cerrar de nuevo por falta de valor para afrontarla o por la clara hipocresia que le acompaña, como ya ocurriera en anteriores ocasiones.

La comunicación en los pequeños detalles

By | Actualidad, Debate, Opinión | No Comments

¿Lo que tú esperas de la comunicación es lo que realmente tiene que ser? ¿Te planteas en algún momento que tu punto de partida es erróneo? ¿Consideras, de verdad, que tu control puede – y debe- alcanzar todo el universo comunicativo?

Planteo estas preguntas demasiado a menudo. Cuando potenciales clientes vienen a solicitar nuestros servicios de comunicación, a veces nos cuesta hacerlas pero, de vez en cuando, alguna que otra sale durante nuestro encuentro.

Si desde la propia Organización de profesionales de la comunicación no hemos logrado todavía el quórum sobre lo que es o no es la comunicación no podemos pedir a nuestros clientes que lo tengan más claro que nosotros. Otro asunto es que sí podemos exigir que se dejen aconsejar.

Lo más difícil de la tarea comunicativa es gestionar los egos y los resquemores de todos y cada uno de los implicados en ella. Una foto puede convertirse en motivo de disputa, retraso en la publicación de información no especialmente delicada o en un enfrentamiento abierto entre cliente y asesores. ¿Por qué? Gestionar los egos personales para que coincidan con los de las organizaciones es una tarea ímproba. Y, por propia experiencia, no siempre suele salir bien. Hay que saltarse reglas de un lado y de otro y, generalmente, jugártela. Si sale bien, aunque tengas que repartir el éxito entre el universo entero, respiras a gusto. Si sale mal, te sientes el objeto más absurdo de ese mismo universo. Y, sigues adelante.

Podríamos asegurar que se trata de un asunto de expectativas. Creemos que el mundo en su globalidad se refiere al universo más cercano a nosotros mismos. Extraemos las claves de éstos y las extrapolamos al mundo de ahí fuera. “Ahí tiene que ser como es aquí. Tienes que conseguir que los de ahí fuera piensen como los de aquí dentro”. Nada más lejos de la realidad y de la viabilidad. Estas afirmaciones tan tajantes están a la orden del día y no siempre son posibles de desmontar. Aunque cueste creerlo es parte del trabajo diario de asesores en comunicación estratégica. Todo comunica.

Asignaturas pendientes

By | Actualidad, Debate, Opinión, Opinión y debates | No Comments

Cerca ya del final de curso, nos acechan unas cuantas asignaturas que nos pueden quedar pendientes ¿para septiembre? En momentos cómo los que estamos viviendo (crisis, paro, corrupción, espionaje…) la comunicación es un recurrente informativo aunque desenfocado. Parece que la comunicación sólo existe en este entorno tan paupérrimo y que, en épocas de bonanza, ni se la llama ni se la necesita.

Durante los últimos meses hemos leído y escuchado que la comunicación de crisis es una asignatura pendiente; que la comunicación interna es una asignatura pendiente; que la comunicación de expedientes de regulación de empleo (EREs) es una asignatura pendiente; que la formación de portavoces, también es una asignatura pendiente… Es decir que llevamos el curso bastante mal por no decir que desastroso (aparte de ser poco originales en nuestros titulares)

Y el curso comunicativo de este año tiene toda la pinta de irse al garete porque venimos arrastrando la ignorancia desde cursos anteriores y no hay forma de que nos demos cuenta de que hay que sentar las bases y empezar a aprender desde cero. La gran asignatura pendiente es la no concepción de la comunicación como un todo inherente a la actividad empresarial, comercial, organizativa… Que las escuelas de negocios, por poner un ejemplo, sigan sin considerar que la comunicación es una parte fundamental de la formación de nuestros directivos es una señal inequívoca de lo mal que está planteado este conocimiento que, por otra parte, impregna a todas las demás áreas de la organización.

Pero, no nos equivoquemos; sin expertos no hay ciencia. Aquí no vale el todo y el todos. Aquí sólo cabe la formación específica por parte de profesionales -a ser posible algunos más de los cuatro de siempre que nos cuentan lo mismo de siempre sin cambiar ni una coma- que haberlos haylos y buenos.

Aquí ya no se trata de un curso intensivo de verano sino de un cambio de concepción y de percepción y eso, únicamente, puede partir de los propios profesionales que, de una vez por todas, dejemos de hacer el indio con cursos de verano para repescar incautos.

Mucho va a tener que trabajar la FAPE

By | Actualidad, Códigos profesionales, Debate, Opinión, Opinión y debates, Periodistas | No Comments

Tirón de orejas de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) a Pedro J Ramírez y al diario El Mundo. El tema: publicación de noticias falsas e información sin contrastar.

Lo primero, dar la enhorabuena a Magis Iglesias, por tener la valentía de empezar a poner el cascabel al gato. Lo segundo, que busque un buen -y asequible- proveedor de cascabeles porque de estos casos tenemos unos cuantos cada día.

La FAPE ha hecho pública una resolución en la que acusa a dos periodistas del diario de Pedro J. de vulnerar ciertos artículos del Código Deontológico de la FAPE (respeto a la verdad, informar sin falsificar documentos, contrastar fuentes y oportunidad de los afectados de dar su propia versión de los hechos) en su información sobre los gastos del anterior presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, quién ha pedido el amparo de la Federación.

Pero, ¿y? ¿En qué queda todo esto?

Pin It on Pinterest