Category

Debate

¿Pasarían los candidatos a presidir el gobierno por un proceso de selección basado en el talento?

By | Actualidad, Debate | No Comments

¿Y si Albert Rivera, Pablo IglesiasPedro Sanchez, Alberto Garzón o el mismísimo Mariano Rajoy tuvieran que se ser  designados como candidatos a presidir el gobierno tras un proceso de selección llevado a cabo por un especialista en talento?  ¿Qué experiencia, habilidades y competencias deberían tener esos hombres  destinados a afrontar semejante desafío? A apenas unos meses de celebrarse las elecciones generales y ya metidos en precampaña hemos configurado una encuesta muy breve para saber que atributos son los que más perciben los ciudadanos de cada uno de los candidatos y cómo afrontan los retos que tiene este país por delante.

Mientras esperamos esos resultados destacamos algunas claves para la reflexión sobre las habilidades y competencias clave del nuevo liderazgo organizativo:

  • Innovación: saber cómo poner en práctica las ideas creativas de los demás, distinguir  las sugerencias que darán resultado; saber cómo estimular la propuesta de nuevas ideas, comprender e interactuar en el nuevo ecosistema digital.
  • Creatividad: tener la capacidad para generar ideas nuevas y originales y relacionar conceptos aparentemente inconexos.
  • Habilidad para motivar: crear un clima que incentiva a los demás a hacer su trabajo del mejor modo posible; poder motivar a muchos tipos de colaboradores directos y participantes de equipos o proyectos; determinar qué motiva a cada persona y usarlo para obtener lo máximo de ella.
  • Agilidad estratégica: ver el futuro con claridad; poder predecir las consecuencias y tendencias futuras; poseer gran conocimiento y amplia perspectiva.
  • Gestión de la ambigüedad: ser capaz de enfrentarse a los cambios de forma eficaz; poder tomar decisiones y actuar sin contar con toda la información; no alterarse ante situaciones poco concretas; poder controlar las situaciones de riesgo y de incertidumbre.
  • Manejo de la visión y el propósito: poder transmitir la visión de un proyecto o un objetivo de manera que inspire y capte la imaginación de los demás; no quedarse en el presente; crear señales para incitar apoyo en torno a su visión; lograr que todos puedan captar su visión; ser capaz de inspirar y motivar a unidades u organizaciones enteras.
  • Construcción de equipos efectivos de trabajo: agrupar a las personas en equipos de trabajo cuando la situación lo requiera; saber inculcar buen ánimo y espíritu en el equipo; promover el diálogo abierto, franco; permitir hacerse responsables de su trabajo; hacer que todos se sientan parte del equipo.
  • Capacidad de comunicación: comprender que la comunicación es la clave para la motivación y la credibilidad. Expresarse correctamente en varios idiomas.
  • Habilidad de negociación: ser capaz de solucionar divergencias con discreción; poder obtener concesiones sin dañar las relaciones; ser una persona directa, enérgica y diplomática a la vez; obtener rápidamente la confianza de los demás; saber cuándo es el momento oportuno de hacer las cosas.

Por último y en palabras de un buen amigo, especialista en coaching para políticos, el líder del futuro deberá ser capaz de trabajar sus habilidades de liderazgo emocional, lo que le ayudará a conectar con los ciudadanos; desarrollará la coherencia entre la persona y el personaje público que representa y profundizará en los mecanismos que generan confianza social.

¿Cuántos de los candidatos a presidir el gobierno superarían la primera fase de un proceso de selección? Ahí lo dejo…

Enlace a la encuesta

 

Los gurús no existen

By | Debate | 2 Comments

Con crisis y sin crisis, la INNOVACIÓN (así, con mayúsculas) ha logrado encaramarse al máximo rol de protagonismo en empresas y organizaciones de cualquier tipo. Todo el mundo clama, a voz en grito y con discursos grandilocuentes, que sin innovación no hay excelencia, ni competitividad, ni sostenibilidad, ni tan siquiera supervivencia. Es indiferente que seas un profesional, una PYME o una gran corporación. Tenemos la necesidad de anticiparnos a un futuro líquido e incierto y para ello precisamos de personas capaces de pilotar nuevos proyectos aunando competencias y actitudes de proactividad, creatividad e innovación.

Hablamos de verdaderos líderes visionarios; con inusitadas destrezas de comunicación; orientados al cambio y capaces de convertir a sus colaboradores en auténticos super-hombres o super-mujeres del talento y de la productividad. Es posible que, en más de una ocasión, hayas oído hablar de verdaderos ‘gurús’ investidos de todas estas cualidades y algunas más.  Este tipo de personajes vienen a ser como los efectos especiales de las películas: una hermosa ilusión y una brillante mentira.

No nos engañemos, ni nos dejemos embaucar. Figuras de semejante calibre solo existen en el cine, en los cómics o en los libros de auto-ayuda más silvestres. En una organización, es impensable que todo el peso de la innovación pueda recaer sobre personas únicas. Ni tan siquiera en el caso de los más sobresalientes líderes, formados en modelos transformacionales y de excelencia. Las competencias que hacen a una empresa innovadora han de desarrollarse, distribuirse y balancearse entre la totalidad de los integrantes de cada equipo de trabajo.

Es cierto que precisamos de líderes innovadores en especial en los medios de comunicación, con creatividad para generar ideas audaces y también con capacidad para convertir tales ideas en procedimientos orientados a crear valor. Pero semejantes destrezas solo son posibles a través de la participación y la implicación de los equipos de trabajo, desde el minuto uno. Los verdaderos gurús son los equipos,  y la comunicación productiva, estructurada y flexible es el vehículo que hace posible el proceso que hace que una empresa avance, crezca y se adapte a los cambios.

Sin inteligencia colaborativa no hay innovación, ni crecimiento, ni comunicación, ni presuntos gurús, ni liderazgo, ni creatividad, ni excelencia, ni tan siquiera supervivencia.

¿Socios o clientes?

By | Actualidad, Debate | 2 Comments

A los consultores, en general, nos gusta decir que somos socios de nuestros clientes, que nuestra función es ser partner estratégico y que los meros proveedores son otra cosa. En una organización profesional está claro que la relación que se establece entre los socios debe ser al mismo nivel. Pura obviedad.

En la asociación que reúne a los “directivos” de comunicación (DIRCOM) se da una paradoja bastante curiosa. Todos juntos, en amor y armonía, clientes y consultoras, grandes y pequeñas empresas, autónomos y personal docente nos damos cita un par de veces al año para, citamos textualmente los objetivos del último congreso:consolidar DIRCOM como entidad de referencia en el ámbito de la comunicación, actuar como transmisores y proveedores de conocimiento de comunicación, ocupar el territorio funcional de la RSC y propiciar un punto de encuentro y reflexión acerca de la Asociación y de la profesión”.

Pues ni más ni menos exactamente los mismos objetivos que los de la Junta Directiva un año después de nombrarla. No nos parece mal, el problema es que, cuando nos mandan las conclusiones del Congreso nos damos cuenta que avanzamos poco y de manera claramente desordenada proponiendo cosas que creíamos superadas y debates circulares que nos conducen a muy pocos sitios y que no nos permite avanzar en la misma dirección ni a la misma velocidad que lo hace el resto del mundo. En parte creemos que esta sensación de “entropía” tiene que ver con el hecho de que socios y clientes, relaciones profesionales e intentos comerciales, se dan cita en una organización muy heterogénea, que responde a muy diferentes intereses en función de la posición desde la que participes y, en lugar de gestionar esta realidad, seguimos queriendo pintar de colores las nubes.

Un ejemplo claro y muy reciente sobre el debate socio-cliente: DIRCOM nos propone realizar una serie de encuestas variopintas (son 5) y nos anima a contestarlas premiando la constancia con una noche en un Parador Nacional. Si somos socios, implicados, voluntarios, con ganas de mejorar esta profesión… ¿hace falta que nos incentiven a participar con un regalo? Anda, porfa, participa y te hacemos un regalito… Porque, ya puestos… ¿qué tal un fin de semana en el Astoria de Nueva York vuelo en business incluido?¿No es una lástima rebajarnos a estos niveles para lograr nuestra participación? ¿No debería DIRCOM platearse por qué sus socios no participan o participan tan poco en las acciones que pone en marcha?

Todos pertenecemos al mundo de la comunicación pero la solución, sin duda, pasa por asumir de una vez por todas que se trata de una organización muy heterogénea en la que no todos buscamos lo mismo ni necesitamos las mismas respuestas. Tal vez, entonces, no necesitemos recurrir a la zanahoria porque estaremos dando lo que se espera de nosotros. No puede ser café para todos porque algunos de nosotros sólo tomamos té, o zumo, o…

¿Es lícito que un grupo mediático tenga negocio como agencia de comunicación?

By | Actualidad, Debate, Opinión | 4 Comments

Europa Press Comunicación es la división del grupo Europa Press “especializada en servicios y herramientas de comunicación para empresas”. Y esto, ¿qué significa? Pues que una agencia de noticias tiene “adherido” otro negocio especializado en la gestión de la comunicación de las empresas. Esto en sí no es delito alguno pero supone, sin duda alguna, una interferencia preocupante en la actividad objetiva e independiente de la gestión profesional de la comunicación corporativa de sus clientes.

¿Por qué? Porque sin duda, el grupo se verá “condicionado” a garantizar a los clientes de su agencia que, por lo menos, los medios de su grupo cubrirán y se harán eco de todas y cada una de las informaciones que su agencia realice o emita. En otras palabras: éxito de publicación garantizada. Pero ¿es esto realmente comunicación empresarial o se trata más de una compra-venta?

Tormo y Asociados cuenta con algo parecido. Además de gestionar la creación de franquicias, es propietaria de una serie de publicaciones especializadas en el sector y, además, dispone de una división que se encarga de gestionar la comunicación de las empresas franquiciadoras. De esta forma, las franquicias que contraten a la agencia de comunicación Tormo y Asociados pues aparecerán en todas y cada una de las publicaciones del grupo con lo que mejor consideren sin que exista posibilidad alguna de objetividad periodística (pobres incautos franquiciados que no conozcan esta realidad…)

Y, yéndonos un poco más lejos, nuestro panorama comunicador tiene casos – que evito nombrar- de profesionales que se mueven a uno (gestión de la comunicación) y otro lado (escribir noticias y tribunas de opinión) sin ruborizarse. El sistema lo permite y las organizaciones profesionales prefieren ser políticamente correctas a meterse en líos.

Feria del libro en wellcomm (I)

By | Actualidad, Debate, Libros | One Comment

Wellcommunity quiere unirse hoy al comienzo de la Feria del Libro en Madrid (y en otras muchas ciudades). Con este motivo, os proponemos leer la entrevista que hemos realizado a Federico Rey Lennon, autor del libro seleccionado por todos los miembros de nuestra comunidad como “el mejor libro de comunicación del año”: REFLEXIONES SOBRE EL MANAGEMENT DE LA COMUNICACIÓN. Como podéis observar los que pichéis en el enlace, Federico ha conseguido que la editorial nos permita descargarnos gratis el prólogo y el prefacio de su libro en exclusiva para todos los miembros de la comunidad wellcomm.

Esperamos que la primera entrega de la Feria del Libro de wellcomm os resulte más que interesante.

ENTREVISTA CON FEDERICO REY LENNON.

¿Podría definirnos el concepto de management de la comunicación que presenta en su último libro?
Por una parte que la tarea de un Dircom implica que debe conocer los conceptos del management, del marketing, sin olvidar el manejo del panorama político y las herramientas de la comunicación para no ver desdibujada la imagen y la consecuente reputación de la organización a la cual representa. Por otra, este concepto de gestión de la comunicación se refiere a las tres funciones que ejerce o debiera ejercer un Dircom: la función “resonancia”, que hace referencia a la preparación y ejecución de la política de comunicación; la función “reflejo”, que se refiere a la supervisión de los cambios relevantes en el entorno y la capacidad de anticipación de sus consecuencias políticas y comunicacionales en la organización; y la función “protector” de la coherencia comunicacional de la organización, de su reputación en el espacio público.

¿Cuáles son las principales características que debe poseer un especialista en relaciones públicas /comunicación en la actualidad?
Debe ser un asesor estratégico de la organización. Un cientista social que aplica sus conocimientos para, como decía Edward Bernays, explicarle la empresa a los públicos y los públicos a la empresa. En definitiva, un Dircom debe ser ante todo un hombre culto y con sensibilidad para comprender a sus públicos.

¿En qué medida la actual situación de incertidumbre económica influye en el papel del Dircom y en general, en el día a día de las empresas?
Mucho, ya que las organizaciones en numerosas latitudes no estaban acostumbradas a una crisis de tamaña magnitud. Quizás en países como la Argentina, que han sufrido crisis importantes en las últimas 2 décadas, su función no presente demasiados cambios. En otros países supongo que tendrá que habituarse a lidiar con situaciones críticas todos los días y a hacerlo contando con pocos recursos, porque si hay algo que se repite siempre es que con crisis económicas las empresas tienden a recortar los recursos en las áreas de comunicación (algo que considero estratégicamente erróneo).

¿Qué prioridades debería marcarse el Dircom en cualquier organización?
Primero aprender todo acerca de su organización; segundo aprender a escuchar lo que pasa en su entorno y particularmente con sus stakeholders. Luego es el público el que debe señalarnos qué necesita, qué quiere escuchar y a través de qué medio. Como decían, hace ya casi 30 años, Ries y Trout en su libro Posicionamiento: “lo que dice la gente es más importante que lo que se dice en una reunión de Dirección”. Por último, saber cómo medir los resultados, el retorno de su inversión.

El necesario placer de compartir

By | Actualidad, Debate, Opinión y debates | No Comments

Hablamos ahora de la economía del bienestar. Si todos aportamos lo que sabemos, todos avanzamos y todos nos beneficiamos. No es más cierto en nuestro sector de especialización -comunicación- que en otros pero, sin duda, vendrá mejor que nunca en estos momentos de catarsis sectorial como el que estamos viviendo.

La práctica de la comunicación en España, entendida generalizadamente como la función de conectar a las organizaciones con todos sus públicos, muestra, a veces, signos de estar anclada en un pasado inamovible. Seguimos tirando de los “cursillos” de aprendices que nos dieron las primeras pistas de actuación y de una, en general, mala bibliografía de autores españoles (que no en español) ¿En dónde está la causística, nuestra casuística?

Insistimos en guardarnos la experiencia de nuestro propio trabajo para nosotros mismos, ignorando que la aportación de unos y de otros (y no importa tanto si unos dan más que otros) redundará en la consolidación de una verdadera y total ciencia, práctica y pasión por la comunicación.

Los nuevos enfoques, apoyados en las nuevas tecnologías, lo tienen cada vez más claro. Así ya algunos  profesionales españoles más activos en la difusión de la doctrina comunicadora – Iván PinoBenito Castro, Javier Celaya, Cristina Aced…- ofrecen a todo aquel que quiera la posibilidad de acceder a sus planteamientos, experiencias y razonamientos. Ahora bien, los de siempre, los que siempre cuentan lo mismo en los mismos círculos, los que siempre dan la misma charla en todos los masters habidos o por haber, los que están en la supuesta cumbre de la profesión comunicadora… esos guardan bien sepultados sus conocimientos y planteamientos -mientras que no haya un cheque por medio- y no sabemos muy bien si porque aquellos son antiguos, repetitivos o poco ajustados a la realidad actual o porque una cosa es ser directivo y, otra muy diferente saber realmente de comunicación.

Tenemos un reto por delante. Primero debemos creernos, de una vez y para siempre, que esto va en serio y que hay mucho por hacer. Y contagiar (en plan pandemia, si es necesario) Segundo, debemos compartir más. Somos los peores enemigos de nuestros compañeros y, tal vez, de los menos corporativistas. Tercero, y último, tenemos que democratizar más la teoría y práctica de la comunicación mejorándola, enriqueciéndola y compartiéndola para estar a la altura de los tiempos que con tanta fortuna nos está tocando vivir.

La evidencia nos mata

By | Actualidad, Comunicación empresarial, Debate, Mundo comunicación, Opinión, Opinión y debates | One Comment

¿Cómo puede ser que un 96% de los futuros empresarios de este país considere que la política de comunicación de una empresa es importante o decisiva para alcanzar el éxito y, de ellos, un 59% no tiene  claro qué es la Comunicación Corporativa ni cuál es su papel en empresas e instituciones? Esta es, para nosotros, la principal y alarmante conclusión de un interesantísimo informe elaborado por Estudio de Comunicación y por el diario El Economista sobre la valoración de intangibles por parte de futuros directivos.

Que este tanto por ciento tan elevado de estudiantes de último curso de carrera de económicas y de ADE, y estudiantes de MBA y postgrado consideren que la comunicación, la RSC y la imagen pública -todo ello tarea del área de  comunicación corporativa- sea clave en la empresa sin saber qué es la comunicación ni como funciona, nos debería hacer recapacitar y pensar cuál es la responsabilidad que los profesionales de la comunicación y las organizaciones que nos representan tenemos en esta demoledora situación.

No puede seguir habiendo master, curso de postgrado, etc. sin que se exista un módulo de comunicación corporativa y menos aún que éste no sea impartido por profesionales de la comunicación. Pero, más aún, nos deberíamos preguntar si realmente ¿funciona la comunicación de la comunicación?

¿Deben los periódicos acabar con los anuncios de contactos?

By | Actualidad, Debate, Opinión, Opinión y debates | 2 Comments

Este debate tiene recorrido. Hace ya un par de años, los parlamentarios españoles intentaron convencer a los grupos editoriales de que no aceptaran este tipo de publicidad y no consiguieron nada de nada o casi nada. Sólo 20Minutos y Público renunciaron a ellos. Entre 4 y 5 millones de euros de ingresos en publicidad por periódico por este concepto tienen la culpa.

Tal y como recoge hoy El Confidencial, la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, se ha reunido con los directores de los periódicos para hablar sobre el tema. No es asunto fácil.

Por un lado está la lucha contra la explotación de las mujeres, sobre el tráfico de blancas, sobre el tráfico sexual, la inmigración ilegal con fines sexuales, la legalización o no de la prostitución… Por otro, la libertad de las mujeres sobre su cuerpo, la economía de subsistencia, las leyes, las necesidades de financiación de los medios, las contradicciones…

Sobre todo esto hay mucho de qué hablar. El debate está servido ¿deben los periódicos acabar con esta publicidad o no? En lo que si hay unanimidad es en que esta asignatura no se debería cerrar de nuevo por falta de valor para afrontarla o por la clara hipocresia que le acompaña, como ya ocurriera en anteriores ocasiones.

Pin It on Pinterest