Category

Actualidad

5 errores a evitar cuando contrates a un Community Manager

By | Actualidad, Profesionales | 2 Comments

Si tienes responsabilidades profesionales en funciones de comunicación en una empresa de cualquier sector de actividad o bien eres CEO (Chief Executive Officer) de una firma de marketing, publicidad o comunicación, es posible que ya te hayas visto en la tesitura de contratar a un Community Manager (CM), en una o varias ocasiones.

Por muy expertos que nos consideremos en el Social Media Marketing (SMM), en la gestión de las redes sociales o en la captación y dirección de profesionales con talento, los errores en tales menesteres son algo cotidiano, inevitable y consustancial en un universo como este, aún emergente y sujeto a incontables cambios.

Hoy no vamos a contarte cuales deben ser las virtudes y competencias más excelsas que debemos detectar en un community manager, que seguro que ya estás saturado de escuchar y leer mil y una versiones que te sitúan en la misma frontera de la confusión. Tal vez resulte más interesante y pragmático hacer referencia a esos errores en los que se suele incurrir cuando se contrata a un Community Manager, en la certeza de que lo necesitamos pero sin conocer con precisión el objetivo, la estrategia, la táctica y los planes operativos que deben marcar el día a día de su trabajo diario.

Estos errores que acostumbramos a cometer una vez que contratamos un community manager tienen su raíz en la confusión, en el despiste, pero también en las falsas expectativas que todavía genera el halo de gurú omnisciente y omnipotente, que todavía muchos otorgan a estos profesionales de la comunicación en redes sociales.

De nada servirá contratar al mejor community manager, si luego no sabemos qué hacer con él/ella o cómo aprovechar su potencial para generar valor en la compañía. Tal y como apuntábamos, cabe mencionar algunos errores recurrentes que minimizan la capacidad de crear valor en los profesionales de la gestión de una compañía en redes sociales:

  1. Como ya comentábamos, el principal error tiene que ver con las falsas expectativas. Empresarios y profesionales de multitud de compañías creen que un community manager es un portentoso conseguidor, un Harry Potter mileurista que logrará que la facturación y las ventas de su empresa se multipliquen vertiginosamente. Efectivamente, un community manager no es ningún mago milagroso, aunque su papel pueda tener una enorme relevancia en cualquier estrategia de marketing online.
  2. Otro error frecuente es esperar resultados a muy corto plazo. El más avezado profesional de las redes sociales necesitará de tiempo, constancia, profesionalidad y trabajo intenso para generar confianza; crear líneas de comunicación; dar lugar a la interacción y la comunicación positiva con los usuarios y mejorar la visibilidad o la percepción de la firma, de la marca, de la enseña, de los productos o de los servicios. Nadie puede conseguir, por sí solo y con buenas prácticas, un millón de amigos o followers en un mes, con la excepción de las figuras con fuerte carga mediática, pero eso es otra cosa. Y de las ventas a corto plazo mejor no hablar.
  3. A menudo creemos que el community manager es una especia de chamán que medita en solitario ante su pantalla y logra que el entramado virtual de las redes sociales obre prodigios lucrativos aquí en la tierra. Nada más lejos de la evidencia o del sentido común. El community manager necesita trabajar en equipo de forma constante. Precisa imbuirse de la cultura, de los valores, de los objetivos y de la estrategia de su empresa. Todo ello requerirá una ininterrumpida labor, siempre coordinada con las acciones comerciales o promocionales de su compañía. El contacto con su equipo de trabajo será la pauta más recomendable.
  4. Otro error en el que algunos incurren es el de pensar que el community manager es un friki de las redes sociales, experto en dar la brasa sin descanso en las redes sociales. Es inevitable que se considere que estos profesionales son spamers más o menos ilustrados o charlatanes de feria con megáfono virtual. En la visión de muchos y en las malas prácticas profesionales de algunos concebimos al community manager como alguien que solo capta seguidores, promociona y vende, sin más. Nada de eso. Como tantos profesionales de la comunicación, el CM está obligado a trabajar sobre la base de la excelencia, la confianza de los clientes pasados, presentes y futuros, la interacción positiva, la atención personalizada, la comunicación, la información y la promoción. Dejémonos, de una vez, de simplezas y trivializaciones.
  5. Por último, mencionar la poca atención que prestamos a menudo al factor credibilidad en el trabajo del Community Manager. Queremos que solo ‘machaque’ las redes sociales con ofertas, promociones y acciones orientadas a la conversión, a la facturación y a las ventas. Nos olvidamos que su trabajo tiene que ver con la generación y captación de contenidos originales, relevantes y de calidad, relacionados con el target de nuestra compañía. Sin duda, el CM está obligado a conectar con su audiencia sobre la base del interés de lo que contemos y de la conversación que generemos. Hay que ‘hablar’ de más cosas, incluso a veces de la competencia. El CM que solo transmite información de su propia empresa convierte su presencia en social media en un púlpito monocorde y aislado de los potenciales clientes o usuarios. El marketing en redes sociales y los monólogos egocéntricos no se llevan nada bien.

 

II Informe de salarios de la comunicación: nuevos y complejos desafíos para el sector

By | Actualidad, Informes salarios | 3 Comments

Los salarios de los profesionales de la comunicación caen un 2,7% desde 2012

Con carácter general, las conclusiones de este trabajo describen un panorama que continúa siendo poco alentador para los profesionales del marketing y de la comunicación en nuestro país, aunque contribuyen a esclarecer los principales retos y puntos clave que suscitan mayor preocupación en el sector.

Este II Informe wellcomm 2013 es el resultado de una encuesta realizada entre los meses de julio y septiembre de 2013 a más de 500 profesionales de comunicación, marketing, publicidad y periodismo, que desarrollan su actividad en agencias y consultoras de comunicación (38%), en departamentos de comunicación de empresas (33%), en medios de comunicación (13%), y en departamentos de marketing y publicidad (11%), entre otros.

A primera vista, tal vez el dato más llamativo sea el descenso que han experimentado las retribuciones de este colectivo desde el pasado ejercicio 2012, que se cifra en un promedio del 2,7% y se sitúan ahora en torno a los 31.770 euros brutos anuales.

No obstante, el contenido del informe subraya con especial énfasis el pesimismo y el descontento con el que viven la situación actual y perciben el futuro quienes desarrollan su actividad laboral dentro de este ámbito. Según las respuestas recogidas en la encuesta, quedan claros tres factores de peso que lastran la motivación y la deseable satisfacción de los profesionales de la comunicación, que se concentran en la falta de perspectivas de desarrollo profesional, la ausencia de un plan de carrera y la poca definición de sus funciones.

Respecto a los aspectos más relevantes desvelados por el II Informe wellcomm de salarios de la comunicación 2013, hemos  confirmado que el profesional de la comunicación ha visto cómo su labor ha perdido la capacidad de influencia y control sobre el poder, hasta el extremo de crear un sentimiento de desencanto y resignación, que afecta a la autoestima y confianza del profesional, y que se refleja además en la percepción social de la profesión, la segunda menos valorada en España según el CIS.

Siguiendo los datos del Informe, si consideramos un ranking salarial del sector en nuestro país, los profesionales en departamentos de comunicación de empresas son los mejor retribuidos y los de medios de comunicación y los autónomos son los peor remunerados.

En lo que concierne al perfil sectorial tipo, se constatan muy escasos cambios con relación al Informe del pasado año, ya que se hace referencia a mujeres, de entre 30 y 40 años, con más de 8 años de experiencia y con un sueldo ‘mileurista’.Por el contrario, si se han evidenciado cambios que reducen la brecha salarial entre hombres y mujeres, no tanto por el incremento de la retribución femenina, si no por la caída en los salarios masculinos. Este diferencial se ha visto recortado en un 27%. De media, los hombres cobran en 2013 6.700 euros anuales más que las mujeres, frente a los 9.190 euros/año de diferencia registrados en 2012.

Como conclusión final de este II Informe wellcomm de salarios de la comunicación 2013, bien valen las palabras de Rosa Matías en las que ha recalcado que ‘el sector atraviesa un momento crucial en el que se identifican como principales desafíos el de reivindicar su rol de influencia en las empresas y en la sociedad, y el de delimitar las categorías profesionales y definir sus competencias y funciones dentro de las organizaciones.’

También puedes descargarte la nota de prensa.

13 consejos para encontrar trabajo en Twitter

By | Actualidad | 5 Comments

Si eres un profesional de la comunicación, es más que probable que tengas tu propia cuenta personal en Twitter y hagas uso cotidiano de ella con propósitos de ocio, entretenimiento, comunicación o incluso con el fin de lograr tus ansiados objetivos profesionales.

Como ya conoces, Twitter, al que igual que otras redes sociales, puede resultarte tremendamente útil para encontrar trabajo o impulsar tu carrera profesional. No obstante, la exposición pública y continua de tu perfil y de tus aportaciones ante miles de expertos y empresas puede convertirse en un arma de doble filo, que requiere de un trabajo planificado y minucioso.

Como ya ha ocurrido en múltiples precedentes, más o menos públicos, Twitter tiene el poder para arruinar tu reputación online con solo ciento cuarenta caracteres, o bien generarte una excelente imagen, si eres tenaz, riguroso y te tomas en serio tu estrategia de búsqueda activa de empleo.

Por mucho que se diga, en el sector del marketing y de la comunicación tampoco existen los milagros ni los prodigios repentinos, pero tu cuenta de Twitter posee todo el potencial para ser una parte importante de tu estrategia de búsqueda de trabajo y de progresión de tu carrera profesional. Para ello, nos permitiremos proporcionarte una serie de indicaciones básicas:

  1. Twitter es importante, pero no lo es todo. Además de tu cuenta personal en la popular red de microblogging, procura también tener alguna presencia en LinkedIn y Google+. Podríamos decir que este es el ‘pack social media’ mínimo para un conocedor del marketing, la publicidad o la comunicación. Obviamente, si puedes añadir cuentas en Flickr, Instagram, Youtube o Facebook, mejor que mejor, aunque no es bueno que intentes abarcar demasiado y que no te quede tiempo para nutrir correctamente tu presencia en medios sociales.
  1. Valora la posibilidad de lanzar un blog profesional, cuidado y bien presentado. Publica tus propios artículos y procura que sean de temas candentes y de actualidad dentro de tu sector de actividad. Recuerda que tus textos deberán ser originales, únicos, amenos, atractivos y relevantes para tu potencial audiencia. Con un artículo semanal será suficiente. No olvides compartir y comentar los links de tus posts con tus seguidores de Twitter.
  1. Intenta conseguir seguidores para tu cuenta profesional en Twitter, con máxima prioridad para empresas y profesionales del marketing y la comunicación. También pueden ser interesantes compañías significativas de otros ámbitos si tu especialidad es la comunicación en salud, las finanzas o la tecnología
  1. Cuida la imagen y el contenido de tu perfil. Se trata de lograr que te refleje fielmente, sea atractivo y genere confianza profesional. Huye de los excesos y de la extravagancia en la imagen gráfica y en el breve texto que te describe. Incluye la dirección de tu blog profesional.
  1. Tuitea links y contenidos de interés para tu ‘público objetivo’, que guarden alguna relación clara con tus intereses profesionales y con la actualidad de tu sector. Intenta que tus tweets no excedan de los 110 ó 120 caracteres, para facilitar los RT o posibles comentarios que otros usuarios incluyan en sus respuestas a tus aportaciones.
  1. Capta followers con base en la calidad y el interés de los contenidos de tus tweets, nunca en la reiteración ni en el ‘acoso’ a otros usuarios profesionales o corporativos. Prioriza siempre la calidad sobre la cantidad de tus seguidores. No olvides seguir a los portales y Webs de referencia en ofertas y demandas de empleo.
  1. Cuida a tus followers. Intenta establecer conversación con ellos. Sé amable. Préstales atención. Responde a sus tweets; mándales DM o hazles RT con comentarios cada vez que tengas ocasión y el tema se preste a ello. Intenta seguir a todos los followers de tu target que te sigan a ti.
  1. Intenta ser prudente en tus aportaciones públicas. No te manifiestes en temas políticos, religiosos, ni en cuestiones polémicas de actualidad que pudieran provocar el rechazo en otros usuarios con opiniones opuestas. No mezcles ‘política’ y trabajo.
  1. No seas llorón. No mendigues un puesto de trabajo o una oportunidad en Twitter. Implorar la compasión no funciona en la búsqueda de empleo, salvo que aparezcas en algún reality show televisivo.
  1. De vez en cuando intenta humanizar tu cuenta de Twitter con aspectos personales, aunque sin perder la moderación. No esta mal que una vez a la semana digas que estás leyendo un libro interesante o que estás haciendo deporte. Pero, por favor, no seas paliza y tortures a tus seguidores con fotos de lo que estás comiendo o anécdotas particulares irrelevantes y carentes de gracia.
  1. No olvides utilizar hashtag y keywords relacionados con tus intereses técnicos para potenciar tu visibilidad segmentada en Twitter.
  1. Rastrea ofertas de empleo sirviéndote de hashtag y búsquedas con palabras claves. Estas palabras claves o hashtag pueden estar relacionados con la denominación del posible puesto de trabajo que buscas o con la ciudad en la que deseas realizar la mencionada búsqueda.
  1. Si no puedes contener tus deseos de tuitear chistes, chascarrillos o trivialidades con tus amigos o familiares, no lo hagas en tu cuenta profesional. Hazlo en otra cuenta independiente que no te identifique por tu nombre y apellidos.

El community manager tiene los días contados

By | Actualidad | 5 Comments

Hace ya algunos años, todos los que desarrollamos nuestra actividad profesional en el sector de la comunicación, del marketing, de la publicidad e incluso del periodismo más tradicional, nos apresuramos a reconocer que la eclosión de las redes sociales no respondía a ninguna moda efímera o fenómeno pasajero. La última década ha servido para que los medios sociales de referencia, Facebook y Twitter, se conviertan en parte de lo hábitos cotidianos globales de usuarios, profesionales y empresas de todos los sectores de actividad, sin restricción alguna.

Desde el Vaticano, pasando por los sindicatos, partidos políticos, sectas y organizaciones terroristas, hasta ‘la ferretería de la esquina’, sin dejar atrás a decenas de millones de internautas anónimos, todos han convertido a las redes sociales en los soportes de comunicación más universales para cualquier uso imaginable. Cada vez resulta más difícil concebir estrategia alguna de marketing, comunicación o branding corporativo o profesional que no tenga en Google +, Youtube, Flickr, Facebook, Twitter o LinkedIn alguno de sus pilares con mayor potencial de difusión.

Pero, tan peregrino resulta ignorar esta realidad instalada en nuestra vida diaria y en el universo de comunicación, como defender que no va a sufrir evolución alguna que altere por completo el uso de las redes sociales por parte de los nuevos perfiles profesionales y renovadas formas de organización del trabajo que los medios de la Web social parecen haber consolidado. Nada es para siempre y la única certidumbre que podemos sostener respecto al futuro es el cambio intenso, profundo y acelerado.

¿Existirá la figura del community manager en las empresas o en las agencias de comunicación dentro de 5 años? ¿Seguiremos hablando de social media strategist a la vuelta de 8 ó 10 años? De momento, no podemos comprar una bola de cristal fiable en Amazon, ni tampoco pujar por un oráculo en eBay pero, a buen seguro, que modelos, procedimientos y conceptos sufrirán notables trasformaciones, tal y como ha venido sucediendo y sucederá.

De la manera como se concibe hoy la función del community manager dentro de las empresas no parece que tenga ningún futuro. En la consideración de un buen número de profesionales y expertos en Social Media y Recursos Humanos, a medida que los nativos digitales se incorporen a los puestos de decisión económica, política, empresarial, etc. no van a necesitar a nadie que dinamice sus comunidades, que lance mensajes o que ‘converse’ en nombre de su empresa en la Web social, ya que los empleados de esas empresas o instituciones estarán perfectamente acostumbrados a interactuar en las redes sociales (o lo que venga) con sus clientes, proveedores, partners o votantes. Parece obvio que ‘la conversación’ ha traspasado el ámbito del marketing o la comunicación y se está extendiendo por todas y cada una de las áreas de gestión de las empresas obligando a los directivos más inteligentes a reconsiderar las estructuras y estrategias de decisión. Aún queda un tiempo para que todo esto ocurra pero es más que probable que se producirá un cambio de paradigma enorme, que afectará al modelo de empresa que hoy tenemos. En este tránsito, el community manager o el social media strategist tendrán un gran papel que desarrollar como ‘evangelizadores’ internos y como portavoces externo en los entornos sociales pero poco más.

A día de hoy las redes sociales no se gestionan; puede que se dinamicen, se monitoricen o se alimenten pero no se controlan ni se puede anticipar el tono o las reacciones ante un determinado tema. ¿Cómo veo yo la comunicación transmutada en “conversación“? Intuyo que el líder de la empresa tendrá que definir los mensajes clave y difundirlos entre su red de aliados. El responsable de Recursos Humanos gestionará su red de clientes internos. El de marketing y ventas se encargará de difundir las ofertas a sus clientes…

Así las cosas cabe preguntarse: ¿Será un Dircom reconvertido el responsable de la estrategia en entornos sociales o será un social media manager? ¿Serán las secretarias las que se encarguen de tuitear por sus jefes e insertar en Foursquare el lugar de la cita para comer o será el community manager, que además se encargará de redactar los discursos para trasladarlos vía hangout? Habrá que ver la evolución de todo esto y estar atento a los cambios. Cientos de profesiones nacerán y morirán en el transcurso de unos pocos años. Mejor no aferrarse a la idea de que el community manager sobrevivirá a toda esta re-evolución. Todavía nos quedan muchos cambios por vivir.

Sabemos que mientes en tu curriculum

By | Actualidad, Recursos Humanos | 2 Comments

Todos damos por hecho que cualquier curriculum vitae está sometido a intencionados procesos de maquillaje e incluso de cirugía plástica mayor, con el objetivo de mejorar las opciones de éxito en los profesionales que se lanzan a buscar las oportunidades que brinda el mercado de trabajo.

Es innegable que se trata de un entorno en el que casi todo el mundo se despacha con algún que otro mérito exagerado o con alguna falacia profesional sutil en su curriculum vitae, con el objetivo de fortalecer su hipotética empleabilidad.

¿Si todos mienten, por qué no voy a hacerlo yo? ¿Estoy dispuesto a que me rechacen en un proceso selectivo por exceso de honradez? Son reflexiones usuales para quienes tratan de abrirse un hueco entre las ofertas de empleo, ya se trate de perfiles de profesionales junior, senior, técnicos, especialistas, mandos intermedios o directivos.

Como es obvio, no vamos a recomendar a nadie que se sirva de estas prácticas dudosas, ya que todos sabemos que ‘la mentira tiene las patas muy cortas’, aunque también sea evidente que cuenta con garras largas y potencialmente poderosas.

Solo a título informativo, intentaremos ponerte sobre aviso respecto de las mentiras, maquillajes, cirugías y tretas habituales entre quienes tratan de competir contigo en el ámbito de la comunicación, la publicidad, el marketing o el periodismo:

  1. Insertar en el curriculum una foto antigua o retocada. En ocasiones, la diferencia entre la foto y la imagen actual o real del candidato hace imposible que lo reconozcamos.
  2. Decir que tienes nivel avanzado de inglés porque sabes decir ‘a relaxing cup of café con leche in the Plaza Mayor’.
  3. Exagerar desmesuradamente experiencias o responsabilidades. Por ejemplo, decir que trabajaste como Social Media Strategist de una multinacional, cuando solo estuviste unas pocas semanas de becario. O adjudicarte una posición de Dircom cuando solo ejerciste de técnico en comunicación interna. O hablar de experiencia en empresas cuando el trabajo se hizo desde una consultora de comunicación.
  4. Reflejar estudios o titulaciones ficticios o incompletos. Es habitual expresar que se posee una licenciatura en casos en los que no se pudo completar, por distintos motivos. Destacados personajes de la vida pública y de la empresa lo han hecho y han sido pillado in fraganti, aunque no es ahora el momento de recordar sus identidades.
  5.  Inventar experiencias profesionales que nunca existieron. Para lanzar una cortina de humo sobre estas trolas, suele ser útil ubicar este bagaje profesional falso en empresas que ya no existen, por ERES, liquidación, absorción, etc.
  6. Fabular con absoluto descaro respecto de tus destrezas TIC. Recuerda que tener un blog personal amateur de fútbol o recetas de cocina no te convierte en blogger, ni en experto en SEO, ni en técnico SEM. De igual forma, tener un perfil de Facebook para publicar las fotos de tus juergas o para dar la brasa a tus sufridos allegados tampoco hace de ti un avezado Community Manager.
  7.  Dejar volar libremente la imaginación: por ejemplo, constatar que tienes experiencia profesional internacional porque estuviste un mes haciendo unas prácticas en contacto con el Consulado de Portugal en Badajoz.

Ya sabes, toma nota de todo ello, aunque será mejor que trates de moderar tus impulsos fabulatorios a la hora de maquillar el curriculum. No negamos que a muchos le haya salido bien, aunque no deja de ser una práctica que se asemeja a la ruleta rusa.

“Me he sentido acompañado”: Chema Palomares, nuevo dircom de ING Direct

By | Actualidad, Nombramientos | No Comments

José María Palomares, Chema Palomares como todo el mundo le conoce en el sector, acaba de ser nombrado Director de Comunicación, Asuntos Públicos y Responsabilidad Corporativa de ING Direct España. Todo el proceso de este fichaje ha sido llevado a cabo por wellcomm en una de las selecciones más profesionales y trabajadas del año en el sector de la comunicación.  Las claves del éxito: una definición exhaustiva del perfil requerido, la involucración del equipo de dirección en el proceso y una gran complicidad y transparencia con los candidatos. No hemos querido dejar pasar la oportunidad de hablar un poco con Chema sobre el camino recorrido y sobre sus nuevos retos profesionales. Ahí van…

¿Cuáles son los retos que afrontas en esta nueva etapa profesional?

Mi principal reto personal en esta nueva etapa es integrarme en una nueva cultura corporativa muy distinta a las anteriores en las que he vivido. También me toca ponerme al día cuanto antes de las claves de este negocio que es nuevo para mí.

¿Qué valoras más del proceso llevado a cabo por wellcomm en la selección de esta posición?

Yo destacaría el profundo conocimiento de la realidad de la comunicación corporativa y del panorama de esta profesión. Y, por supuesto, el toque humano, un aspecto esencial cuando te enfrentas a un proceso de cambio.

¿Crees recomendable que los procesos de selección en el campo de la comunicación los hagan expertos del sector?

No sé si es imprescindible pero sí muy recomendable. A fin de cuentas nuestra profesión es todavía relativamente nueva y tiene unas características muy singulares. Por tanto, contar con la experiencia de alguien que ha trabajado en el sector desde dentro y que conoce muy bien el contexto es siempre una garantía adicional de éxito tanto para la empresa como para el candidato.

¿Crees que las competencias de un dircom están claras entre los profesionales de la selección de talento?

A veces no sé si nosotros mismos las tenemos claras… Bromas aparte, creo que somos una profesión en constante adaptación.  Nos movemos en un territorio muy amplio y a veces difuso. Yo tengo la sensación de estar constantemente reinventándome. Y claro, eso lo puedes vivir como una grandísima oportunidad, que es como yo lo veo, o como un inconveniente. Imagino que esto mismo le pasará a la mayoría de los profesionales de la selección del talento.

¿Te has sentido seguro y cómodo durante todo el tiempo que ha durado el proceso?

Me he sentido mucho más que cómodo y seguro: me he sentido acompañado. La experiencia ha sido muy enriquecedora y he aprendido muchísimo.

Si te apetece conocer todos los servicios que ofrecemos a empresas y profesionales de la comunicación, pinchando en este enlace puedes descargarte el  Dossier wellcomm 2013

LinkedIn no es la reencarnación de San Pancracio

By | Actualidad, Recursos Humanos | 4 Comments

Cuando hablamos de redes sociales, búsqueda activa de empleo o networking, casi todos los profesionales de la comunicación o del marketing pensamos en LinkedIn como la panacea, como el gran lobby online en el que tenemos que estar presentes y escalar posiciones para mejorar nuestra empleabilidad y contar con mayores y mejores oportunidades laborales o de negocio. A veces, tenemos la falsa impresión de que con el solo hecho de mantenernos activos en Linkedin se nos abrirán los más codiciados santuarios de la empresa y del empleo.

Resulta fácil deducir que cualquier afirmación extrema tiene parte de verdad y parte de mito o de creencia insustancial. Con LinkedIn nos ocurre algo parecido, por su innegable trascendencia y también por la tendencia de muchos a sobrevalorar las potencialidades de cualquier red social aislada, por importante que esta sea.

En primer lugar, queremos dejarte muy claro que resulta enormemente difícil que tu perfil en LinkedIn te proporcione, por sí mismo, un empleo o una oportunidad profesional con calidad y proyección. Efectivamente LinkedIn, al igual que otras redes sociales profesionales o generalistas, no es la reencarnación de San Pancracio, ni la sangre de San Pantaleón, ni el Nirvana, ni el brazo incorrupto de Santa Teresa, ni el Paraíso Celestial, ni una navaja suiza que permita resolver problemas complejos o generar soluciones infalibles, a golpe de tecla. images

Es innegable que LinkedIn es la red social profesional más importante del mundo, con más de 200 millones de usuarios, disponible en 19 idiomas y presente en casi 200 países. Pero nunca puede ser la única herramienta a utilizar dentro de una estrategia online diseñada para la búsqueda proactiva de oportunidades profesionales. Cualquier profesional está obligado a estar presente en LinkedIn y utilizar su perfil y las consiguientes interacciones, de forma estructurada, como un recurso táctico más para conseguir nuestros objetivos.

Expresado con otras palabras, utilizar tu perfil profesional en LinkedIn no es ningún mérito o llave maestra que te abra puertas infranqueables. Por el contrario, permanecer al margen de LinkedIn si puede constituir un gran demérito para cualquier profesional, técnico, directivo o profesional de la comunicación que persiga ampliar y mejorar su capital relacional, de cara a situaciones de desempleo o de ostracismo.

Nuestra presencia en LinkedIn debe formar parte de una estrategia global de marketing online conformada también por otras herramientas y soportes que deberemos seleccionar y utilizar en función de nuestros objetivos, con criterios de personalización. Cada profesional y cada nuevo reto son, por definición, diferentes y la estrategia de búsqueda activa o proactiva de empleo deberá personalizarse y tomar en consideración plazos, objetivos, fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades de cada profesional.

Será imprescindible servirnos de Linkedin para nuestros propósitos y aplicar una metodología concreta, pero ello no nos eximirá de utilizar otras redes sociales (Twitter, Xing, Youtube, Flickr, Pinterest, etc.); de instalar y actualizar nuestro propio blog profesional; de utilizar portales o metabuscadores de ofertas y demandas de empleo; de participar en eventos offline; de formarnos en nuevos conocimientos y destrezas o de relanzar nuestra vieja agenda de contactos de trabajo cosechados a lo largo de toda la trayectoria profesional.

Por último, recordarte que LinkedIn requiere de ciertas pautas de actuación que te permitirán captar contactos útiles, utilizar provechosamente los grupos de esta red social, presentar candidaturas en sus ofertas de trabajo o posicionarte respecto de aquellas palabras clave de especial relevancia para propiciar la relación online con las empresas que buscan profesionales como tú. No olvides que Linkedin posee sus propias ‘reglas’ que nada tienen que ver con Twitter, Facebook, Tuenti u otras redes sociales.

2ª Encuesta Wellcomm sobre salarios de la comunicación 2013 ¡Participa!

By | Actualidad, Informes salarios | One Comment

El pasado año dimos a conocer la primera edición del Informe Wellcomm sobre salarios de la comunicación 2012, con la vocación de aportar cada año una referencia útil sobre las condiciones laborales reales de los profesionales del sector en nuestro país.

El desarrollo anual del citado trabajo de investigación surgió con el objetivo de brindar a profesionales y empresas un instrumento válido y actualizado, orientado a conocer la realidad de este mercado laboral y también servir de base para la gestión de políticas retributivas, costes salariales y expectativas de remuneración respecto de las distintas competencias profesionales, perfiles y puestos de trabajo específicos, dentro del ámbito de la comunicación.

La edición del pasado año logró aportar datos clarificadores a partir de una encuesta que se administró entre los meses de julio y septiembre de 2012 a más de 800 profesionales con actividad en agencias de comunicación, directores de comunicación en empresas de distintos sectores, marketing, medios de comunicación y publicidad.

Con carácter general, el Informe Wellcomm 2012 recogió registros realmente llamativos y reveladores sobre la precarización y el deterioro de las condiciones retributivas que, por desgracia, están marcando tendencias reconocibles dentro del panorama plural y diversificado de quienes desarrollan nuestra carrera profesional dentro del universo de la comunicación.

Este año volvemos a la carga con una encuesta mejorada y con mayor precisión en la definición de puestos y variables a analizar. Consideramos que se trata de una iniciativa que aporta información valiosa, práctica y relevante para todos los profesionales, compañías y entidades relacionadas con el sector y, desde aquí, te emplazamos a responder la encuesta sobre salarios Wellcomm 2013. Apenas te llevará cinco minutos y tus respuestas serán de gran utilidad para diagnosticar la evolución de los salarios y tomar decisiones relevantes de cara a las expectativas de multitud de compañeros y empresas de comunicación.

 ¡Participa!

¿El trabajo del futuro?

By | Actualidad | 2 Comments

Nuestra vida cotidiana ha cambiado casi sin que nos percatemos de ello. Hace muy pocos años, no existían los smartphones, ni las tablets, ni las redes sociales, ni el comercio electrónico, ni Google, ni WhatsApp, ni la Wikipedia, ni el E-Learning, ni la banca online, etc. Aunque a grandes rasgos hemos sabido adaptar nuestros hábitos personales a este extenso flujo de transformaciones, presentes en el día a día, el entorno laboral se resiste a incorporar de manera decidida este tipo de innovación dejando a muchas empresas en un tránsito hacia ninguna parte. Sin duda,  los planes de desarrollo profesional han de seguir el mismo camino: o realizamos un gran esfuerzo de adaptación laboral o nos quedaremos ‘fuera de juego’.

Como decía John Lennon, ‘La vida es aquello que te sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes’. Si no deseamos que ‘La vida’ nos lleve a la deriva hasta destinos inciertos, no nos queda otra opción que avanzar al ritmo de un mundo cambiante, reinventarnos, aprender sin descanso y permanecer atentos a escenarios futuros cercanos, pero aún desconocidos.

Los perfiles profesionales más demandados hoy en el mercado del marketing y la comunicación no existían hace unos pocos años. Si hace apenas una década hubieras intentado decir a alguien que tu profesión era la de Social Media Strategist‎, Traffic Manager o Content Curator, te hubieran tomado por loco, por snob o por ‘fantasma”‘. Y ¿qué hubiera ocurrido si le hubieras comentado a algún compañero de aquel tiempo que ibas a trabajar en ‘La Nube’? Sin duda hubiera pensado que ibas a estudiar para piloto; entregarte al consumo de estupefacientes o ingresar en alguna secta mística.

A día de hoy, son muchos los puestos de trabajo de aquel tiempo relativamente reciente que han desaparecido, posiblemente para siempre. Si no hay rápida adaptación a los cambios del mercado, la consecuencia casi inevitable es la obsolescencia y el desempleo.

Si concebimos un plan rígido con base en un solo escenario posible, a buen seguro que el plan se nos quedará obsoleto antes que podamos darnos cuenta. Si eres de los que tienen dificultades para adaptarse a los cambios, empieza a pensar en organizar tu mente de otra manera. El ritmo de ‘La vida’ es cada vez más acelerado y todo ello nos empuja a desarrollar nuevas destrezas y competencias casi de forma ininterrumpida. Muy especialmente en el ámbito de la comunicación, el periodismo, el marketing y la publicidad.

La plataforma de Expertos Digitales que se presentó el pasado mes de julio ha realizado este vídeo  en donde ofrece un análisis de la evolución de las tendencias del empleo en la economía digital y una reflexión sobre la importancia de la capacitación de las personas a las nuevas formas de trabajo (La versión breve la encontráis pinchando aquí)

Retos, desafíos y nostalgias de los profesionales de la comunicación

By | Actualidad, Perfiles mas demandados | No Comments

De forma profunda y acelerada la última década ha transformado por completo el mercado de la información. La comunicación digital se ha instalado con fuerza en la casi totalidad de escenarios empresariales, institucionales y sociales, hasta el extremo de dejar ‘fuera de juego’ a una ingente legión de profesionales del marketing, de la publicidad, o del periodismo, en general.

Mientras muchos perdieron su empleo, otros se topan con notables dificultades para acceder a nuevas oportunidades, con una mínima dosis de dignidad laboral en el horizonte a corto, medio o largo plazo. Ha llegado el momento de aceptar estos cambios e incorporarnos a nuevas tendencias de mercado, caracterizadas por innovaciones impredecibles y por la diaria convivencia con el vértigo. Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor para verificar que ya la información no se consume, ni se intercambia de la misma manera, ni en los mismos momentos, ni con la misma intensidad que hace unos pocos años.

Esta poderosa corriente digital ha logrado convertir casi en nostálgicos recuerdos un buen puñado de realidades que, hasta hace un tiempo, nos parecían inmutables dentro del viejo círculo de la empresa, el marketing y la comunicación. Se trata de imágenes descoloridas que han pasado o están pasando a formar parte de un mundo un tanto vintage, cada vez más alejado del éxito o de la mera supervivencia: el consumo masivo de prensa escrita impresa; las agencias de viajes tradicionales; los buzones de correo postal; las cabinas telefónicas; las tiendas de discos; los voluminosos diccionarios enciclopédicos que no faltaban en ningún hogar; las guías telefónicas; las guías de hoteles; los videoclubes; los carretes de fotos; los semanarios impresos de anuncios clasificados y una inacabable relación de situaciones e interacciones transformadas por este irreversible cambio de época.

¿Cómo sobrevivir y crecer en este panorama convulso? No hay fórmulas mágicas. Solo trabajo, tenacidad, actitud, actualización y formación para adaptarse a lo que nos ha llegado y a todo lo que queda por venir.

Siguiendo a Marta Perlado, en su trabajo ‘Nuevas oportunidades en la comunicación digital: nuevos perfiles y competencias’, a día de hoy, algunos de los profesionales más demandados en el ámbito del marketing, la comunicación y la publicidad son los siguientes:

Sin embargo creemos que lo más interesante es la  lista de habilidades personales necesarias para afrontar lo que  la profesora Perlado llama el “nuevo ciclo”:

  • Capacidad de adaptación a nuevas situaciones. Flexibilidad
  • Capacidad para asumir riesgos y tomar decisiones
  • Proactividad. Iniciativa personal. Espíritu emprendedor
  •  Habilidad en las relaciones interpersonales
  • Capacidad para trabajar en equipo
  • Capacidad de organización y planificación
  • Capacidad analítica
  • Habilidades comunicativas (orales y escritas)
  • Inquietud y curiosidad
  • Trabajar en un contexto internacional (el dominio del inglés es básico e incuestionable)

La gran ventaja que nos depara esta nueva realidad, tiene que ver con que ahora los profesionales de la comunicación tienen la opción de encontrar oportunidades en la práctica totalidad de los sectores de actividad empresarial si son capaces de superar las barreras de entrada relacionadas con sus propias competencias profesionales. Ya se sabe, toda cambio genera crisis y toda crisis lleva implícitos nuevos desafíos y oportunidades para tomar el control de nuestro futuro profesional. El primer reto es aceptar la realidad y encarar con determinación todo el consiguiente esfuerzo de adaptación y actualización.

Pin It on Pinterest