All Posts By

Rosa Matías

Sabemos que mientes en tu curriculum

By | Actualidad, Recursos Humanos | 2 Comments

Todos damos por hecho que cualquier curriculum vitae está sometido a intencionados procesos de maquillaje e incluso de cirugía plástica mayor, con el objetivo de mejorar las opciones de éxito en los profesionales que se lanzan a buscar las oportunidades que brinda el mercado de trabajo.

Es innegable que se trata de un entorno en el que casi todo el mundo se despacha con algún que otro mérito exagerado o con alguna falacia profesional sutil en su curriculum vitae, con el objetivo de fortalecer su hipotética empleabilidad.

¿Si todos mienten, por qué no voy a hacerlo yo? ¿Estoy dispuesto a que me rechacen en un proceso selectivo por exceso de honradez? Son reflexiones usuales para quienes tratan de abrirse un hueco entre las ofertas de empleo, ya se trate de perfiles de profesionales junior, senior, técnicos, especialistas, mandos intermedios o directivos.

Como es obvio, no vamos a recomendar a nadie que se sirva de estas prácticas dudosas, ya que todos sabemos que ‘la mentira tiene las patas muy cortas’, aunque también sea evidente que cuenta con garras largas y potencialmente poderosas.

Solo a título informativo, intentaremos ponerte sobre aviso respecto de las mentiras, maquillajes, cirugías y tretas habituales entre quienes tratan de competir contigo en el ámbito de la comunicación, la publicidad, el marketing o el periodismo:

  1. Insertar en el curriculum una foto antigua o retocada. En ocasiones, la diferencia entre la foto y la imagen actual o real del candidato hace imposible que lo reconozcamos.
  2. Decir que tienes nivel avanzado de inglés porque sabes decir ‘a relaxing cup of café con leche in the Plaza Mayor’.
  3. Exagerar desmesuradamente experiencias o responsabilidades. Por ejemplo, decir que trabajaste como Social Media Strategist de una multinacional, cuando solo estuviste unas pocas semanas de becario. O adjudicarte una posición de Dircom cuando solo ejerciste de técnico en comunicación interna. O hablar de experiencia en empresas cuando el trabajo se hizo desde una consultora de comunicación.
  4. Reflejar estudios o titulaciones ficticios o incompletos. Es habitual expresar que se posee una licenciatura en casos en los que no se pudo completar, por distintos motivos. Destacados personajes de la vida pública y de la empresa lo han hecho y han sido pillado in fraganti, aunque no es ahora el momento de recordar sus identidades.
  5.  Inventar experiencias profesionales que nunca existieron. Para lanzar una cortina de humo sobre estas trolas, suele ser útil ubicar este bagaje profesional falso en empresas que ya no existen, por ERES, liquidación, absorción, etc.
  6. Fabular con absoluto descaro respecto de tus destrezas TIC. Recuerda que tener un blog personal amateur de fútbol o recetas de cocina no te convierte en blogger, ni en experto en SEO, ni en técnico SEM. De igual forma, tener un perfil de Facebook para publicar las fotos de tus juergas o para dar la brasa a tus sufridos allegados tampoco hace de ti un avezado Community Manager.
  7.  Dejar volar libremente la imaginación: por ejemplo, constatar que tienes experiencia profesional internacional porque estuviste un mes haciendo unas prácticas en contacto con el Consulado de Portugal en Badajoz.

Ya sabes, toma nota de todo ello, aunque será mejor que trates de moderar tus impulsos fabulatorios a la hora de maquillar el curriculum. No negamos que a muchos le haya salido bien, aunque no deja de ser una práctica que se asemeja a la ruleta rusa.

“Me he sentido acompañado”: Chema Palomares, nuevo dircom de ING Direct

By | Actualidad, Nombramientos | No Comments

José María Palomares, Chema Palomares como todo el mundo le conoce en el sector, acaba de ser nombrado Director de Comunicación, Asuntos Públicos y Responsabilidad Corporativa de ING Direct España. Todo el proceso de este fichaje ha sido llevado a cabo por wellcomm en una de las selecciones más profesionales y trabajadas del año en el sector de la comunicación.  Las claves del éxito: una definición exhaustiva del perfil requerido, la involucración del equipo de dirección en el proceso y una gran complicidad y transparencia con los candidatos. No hemos querido dejar pasar la oportunidad de hablar un poco con Chema sobre el camino recorrido y sobre sus nuevos retos profesionales. Ahí van…

¿Cuáles son los retos que afrontas en esta nueva etapa profesional?

Mi principal reto personal en esta nueva etapa es integrarme en una nueva cultura corporativa muy distinta a las anteriores en las que he vivido. También me toca ponerme al día cuanto antes de las claves de este negocio que es nuevo para mí.

¿Qué valoras más del proceso llevado a cabo por wellcomm en la selección de esta posición?

Yo destacaría el profundo conocimiento de la realidad de la comunicación corporativa y del panorama de esta profesión. Y, por supuesto, el toque humano, un aspecto esencial cuando te enfrentas a un proceso de cambio.

¿Crees recomendable que los procesos de selección en el campo de la comunicación los hagan expertos del sector?

No sé si es imprescindible pero sí muy recomendable. A fin de cuentas nuestra profesión es todavía relativamente nueva y tiene unas características muy singulares. Por tanto, contar con la experiencia de alguien que ha trabajado en el sector desde dentro y que conoce muy bien el contexto es siempre una garantía adicional de éxito tanto para la empresa como para el candidato.

¿Crees que las competencias de un dircom están claras entre los profesionales de la selección de talento?

A veces no sé si nosotros mismos las tenemos claras… Bromas aparte, creo que somos una profesión en constante adaptación.  Nos movemos en un territorio muy amplio y a veces difuso. Yo tengo la sensación de estar constantemente reinventándome. Y claro, eso lo puedes vivir como una grandísima oportunidad, que es como yo lo veo, o como un inconveniente. Imagino que esto mismo le pasará a la mayoría de los profesionales de la selección del talento.

¿Te has sentido seguro y cómodo durante todo el tiempo que ha durado el proceso?

Me he sentido mucho más que cómodo y seguro: me he sentido acompañado. La experiencia ha sido muy enriquecedora y he aprendido muchísimo.

Si te apetece conocer todos los servicios que ofrecemos a empresas y profesionales de la comunicación, pinchando en este enlace puedes descargarte el  Dossier wellcomm 2013

LinkedIn no es la reencarnación de San Pancracio

By | Actualidad, Recursos Humanos | 4 Comments

Cuando hablamos de redes sociales, búsqueda activa de empleo o networking, casi todos los profesionales de la comunicación o del marketing pensamos en LinkedIn como la panacea, como el gran lobby online en el que tenemos que estar presentes y escalar posiciones para mejorar nuestra empleabilidad y contar con mayores y mejores oportunidades laborales o de negocio. A veces, tenemos la falsa impresión de que con el solo hecho de mantenernos activos en Linkedin se nos abrirán los más codiciados santuarios de la empresa y del empleo.

Resulta fácil deducir que cualquier afirmación extrema tiene parte de verdad y parte de mito o de creencia insustancial. Con LinkedIn nos ocurre algo parecido, por su innegable trascendencia y también por la tendencia de muchos a sobrevalorar las potencialidades de cualquier red social aislada, por importante que esta sea.

En primer lugar, queremos dejarte muy claro que resulta enormemente difícil que tu perfil en LinkedIn te proporcione, por sí mismo, un empleo o una oportunidad profesional con calidad y proyección. Efectivamente LinkedIn, al igual que otras redes sociales profesionales o generalistas, no es la reencarnación de San Pancracio, ni la sangre de San Pantaleón, ni el Nirvana, ni el brazo incorrupto de Santa Teresa, ni el Paraíso Celestial, ni una navaja suiza que permita resolver problemas complejos o generar soluciones infalibles, a golpe de tecla. images

Es innegable que LinkedIn es la red social profesional más importante del mundo, con más de 200 millones de usuarios, disponible en 19 idiomas y presente en casi 200 países. Pero nunca puede ser la única herramienta a utilizar dentro de una estrategia online diseñada para la búsqueda proactiva de oportunidades profesionales. Cualquier profesional está obligado a estar presente en LinkedIn y utilizar su perfil y las consiguientes interacciones, de forma estructurada, como un recurso táctico más para conseguir nuestros objetivos.

Expresado con otras palabras, utilizar tu perfil profesional en LinkedIn no es ningún mérito o llave maestra que te abra puertas infranqueables. Por el contrario, permanecer al margen de LinkedIn si puede constituir un gran demérito para cualquier profesional, técnico, directivo o profesional de la comunicación que persiga ampliar y mejorar su capital relacional, de cara a situaciones de desempleo o de ostracismo.

Nuestra presencia en LinkedIn debe formar parte de una estrategia global de marketing online conformada también por otras herramientas y soportes que deberemos seleccionar y utilizar en función de nuestros objetivos, con criterios de personalización. Cada profesional y cada nuevo reto son, por definición, diferentes y la estrategia de búsqueda activa o proactiva de empleo deberá personalizarse y tomar en consideración plazos, objetivos, fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades de cada profesional.

Será imprescindible servirnos de Linkedin para nuestros propósitos y aplicar una metodología concreta, pero ello no nos eximirá de utilizar otras redes sociales (Twitter, Xing, Youtube, Flickr, Pinterest, etc.); de instalar y actualizar nuestro propio blog profesional; de utilizar portales o metabuscadores de ofertas y demandas de empleo; de participar en eventos offline; de formarnos en nuevos conocimientos y destrezas o de relanzar nuestra vieja agenda de contactos de trabajo cosechados a lo largo de toda la trayectoria profesional.

Por último, recordarte que LinkedIn requiere de ciertas pautas de actuación que te permitirán captar contactos útiles, utilizar provechosamente los grupos de esta red social, presentar candidaturas en sus ofertas de trabajo o posicionarte respecto de aquellas palabras clave de especial relevancia para propiciar la relación online con las empresas que buscan profesionales como tú. No olvides que Linkedin posee sus propias ‘reglas’ que nada tienen que ver con Twitter, Facebook, Tuenti u otras redes sociales.

2ª Encuesta Wellcomm sobre salarios de la comunicación 2013 ¡Participa!

By | Actualidad, Informes salarios | One Comment

El pasado año dimos a conocer la primera edición del Informe Wellcomm sobre salarios de la comunicación 2012, con la vocación de aportar cada año una referencia útil sobre las condiciones laborales reales de los profesionales del sector en nuestro país.

El desarrollo anual del citado trabajo de investigación surgió con el objetivo de brindar a profesionales y empresas un instrumento válido y actualizado, orientado a conocer la realidad de este mercado laboral y también servir de base para la gestión de políticas retributivas, costes salariales y expectativas de remuneración respecto de las distintas competencias profesionales, perfiles y puestos de trabajo específicos, dentro del ámbito de la comunicación.

La edición del pasado año logró aportar datos clarificadores a partir de una encuesta que se administró entre los meses de julio y septiembre de 2012 a más de 800 profesionales con actividad en agencias de comunicación, directores de comunicación en empresas de distintos sectores, marketing, medios de comunicación y publicidad.

Con carácter general, el Informe Wellcomm 2012 recogió registros realmente llamativos y reveladores sobre la precarización y el deterioro de las condiciones retributivas que, por desgracia, están marcando tendencias reconocibles dentro del panorama plural y diversificado de quienes desarrollan nuestra carrera profesional dentro del universo de la comunicación.

Este año volvemos a la carga con una encuesta mejorada y con mayor precisión en la definición de puestos y variables a analizar. Consideramos que se trata de una iniciativa que aporta información valiosa, práctica y relevante para todos los profesionales, compañías y entidades relacionadas con el sector y, desde aquí, te emplazamos a responder la encuesta sobre salarios Wellcomm 2013. Apenas te llevará cinco minutos y tus respuestas serán de gran utilidad para diagnosticar la evolución de los salarios y tomar decisiones relevantes de cara a las expectativas de multitud de compañeros y empresas de comunicación.

 ¡Participa!

Las ofertas de empleo también son para el verano

By | Búsqueda de talento | No Comments

Un extenso porcentaje de los profesionales que afrontan el proyecto de buscar empleo dentro del sector de la comunicación, acostumbran a considerar los meses estivales como una suerte de ‘barbecho’, como un tiempo baldío en el que la actividad se paraliza y las oportunidades profesionales o las nuevas ofertas de trabajo parecen caer en un sopor análogo a la más tradicional siesta veraniega.

Suele ser habitual que, aquellas personas que se entregan durante largos meses a la ejecución de una estudiada e intensa estrategia para encontrar empleo, decidan hacer un ‘parón’ en verano, justificado en la escasez de ofertas y en la situación de relativo Stand by en el que se encuentran muchas empresas durante el mes de julio y, muy especialmente, en agosto.

Es innegable que la tradicional expresión ‘cerrado por vacaciones’ posee aún una relativa vigencia, pero no es menos cierto que los tiempos han cambiado y las formas de organización del trabajo y las relaciones laborales o mercantiles guardan ya escasa relación con las que aún perduraban un par de décadas atrás. Hace mucho que las 14 pagas anuales, el mes de vacaciones ininterrumpidas y los contratos indefinidos reales (no ficticios, los de verdad) pasaron a formar parte de la memoria colectiva de los profesionales. Recuerdos difusos, cada vez más difíciles de evocar o de vivir.

Sabemos que los meses más propicios para encontrar nuevas oportunidades profesionales, a grandes rasgos, son enero y septiembre, aunque ya su primacía no es tan abrumadora, con respecto al resto de los meses del año.

Los veranos de la segunda década del siglo XXI no tienen nada que ver con los de hace tan siquiera un par de lustros y nos permitiremos brindarte algunos consejos de utilidad para buscar trabajo en verano:

  • Incluso en agosto pueden detectarse en el mercado un buen número de nuevas oportunidades profesionales. Es necesario que sigas dedicando las horas necesarias a indagar y localizar esas oportunidades para presentar la correspondiente candidatura.
  • Se tiene la falsa creencia de que el verano solo brinda oportunidades profesionales para becarios, trabajos basura y ocupaciones relacionadas con la hostelería. Es cierto, las hay, pero no son las únicas, ni muchos menos.
  • No olvides que el sector turístico en España está fuertemente estacionalizado y los profesionales del marketing o la comunicación cuentan ahora con mayores oportunidades de empleo en las empresas del sector. Recuerda que la gran mayoría de los procesos de distribución de productos y servicios turísticos tienen lugar en Internet. Las redes sociales, los blogs o el marketing de contenidos son elementos irrenunciables dentro de las estrategias de marketing online de las empresas turísticas, en general (portales travel, agencias de viajes online, cadenas de hoteles, touroperadores, aerolíneas, etc.). Lo mismo sucede con empresas de otros sectores, cuyo trabajo no se detiene en agosto. Está claro que Internet no descansa en verano.
  • Muchas empresas de distinta tipología aprovechan los meses de verano para ‘ordenar la casa’, es decir, para planificar nuevos proyectos de negocio; reestructurar otros preexistentes; preparar el lanzamiento de nuevos productos o servicios, etc. Todo ello, a menudo, se traduce en nuevas ofertas de empleo que se lanzan en verano, independientemente de que el proceso selectivo culmine en otoño. Hay que estar ahí para aprovecharlas.
  • Ten muy presente que si localizas una oferta de empleo en verano que se ajuste a tu perfil, contarás con mayores opciones de salir con éxito del proceso selectivo. Por las razones antes mencionadas, tendrás bastante menos competencia, ya que son muchos los profesionales que utilizan el verano y la crisis como pretexto para dejar a un lado la búsqueda activa de empleo. No es extraño que muchos profesionales lleguen a presentar candidaturas en esta época, pero no estén disponibles ni localizables en el momento en el que son contactados. A menos candidatos, mayores probabilidades de éxito para ti. ¡Aprovéchalas!
  • En muchas ocasiones, las compañías padecen imprevistos que les obligan a realizar procesos selectivos express y contrataciones rápidas para cubrir servicios en agosto. En principio, lo más probable es que se trate de trabajos de corta duración (no siempre), aunque ello no es óbice para que intentes ganarte la confianza de tu empleador y lograr la continuidad con base a tu excelencia y tu buen hacer profesional. Muchas prolongadas carreras profesionales en compañías solventes comenzaron con un trabajo eventual de verano.
  • Si están considerando la opción de encontrar un empleo fuera de nuestras fronteras, ten en cuenta que el mercado de trabajo se desenvuelve de forma muy diversa en estos meses, según el país de que se trate. Si esta es tu opción, a buen seguro que encontrarás muchas más oportunidades profesionales de las que esperas.
  • Aunque no tengas esa percepción, durante el mes de agosto un enorme volumen de empresas de todos los sectores planifican las vacaciones de sus directivos y de sus mandos intermedios para no interrumpir el proceso de toma de decisiones relevantes, que también afectan a nuevas contrataciones de personal. Lo dicho, en verano las empresas siguen lanzando nuevas ofertas de empleo.

Si a pesar de todo lo que te hemos contado, sigues remiso a buscar trabajo en verano, al menos aprovecha los meses estivales para formarte o autoformarte. Internet te brinda multitud de posibilidades para ponerte al día, por tu cuenta, en competencias y destrezas profesionales que hoy son imprescindibles para los profesionales de la comunicación, el marketing, la publicidad o el periodismo, en el más amplio de los sentidos.

Metabuscadores de empleo, una buena herramienta para encontrar oportunidades profesionales

By | Recursos Humanos | One Comment

Todos los que una o varias veces se han visto en la tesitura de buscar empleo, saben que las oportunidades nunca llegan solas y ello nos obliga a dedicar buena parte de nuestro tiempo a localizar ofertas de trabajo. Por ello, la agilidad y la eficiencia son condiciones críticas que deberán caracterizar cualquier proceso de búsqueda de trabajo. A grandes rasgos, hoy solo contamos con dos fuentes relevantes a las que acudir para encontrar oportunidades profesionales.

La primera de ellas es la propia red de contactos profesionales, integrada por personas que tienen algún grado de confianza en el potencial y en las competencias profesionales del candidato, en virtud de su conocimiento previo. Se trata de profesionales que, en circunstancias concretas, pueden facilitar información o vías preferenciales de acceso a empresas u ofertas de empleo. La red de contactos profesionales, algo que algunos denominan ‘capital relacional’ suele estar conformada por antiguos compañeros de estudios o trabajo, familiares o allegados con algún grado de disponibilidad para actuar como mentores o prescriptores de quien busca un empleo. ¡Ojo!, no estamos hablando de ‘enchufismo’ o ‘amiguismo’, sino de tratar de rentabilizar relaciones previas de confianza personal y profesional.

La segunda fuente para hallar oportunidades profesionales es Internet. Hace algunos años, los escasos portales de empleo existentes eran el único lugar de la red al que acudir a encontrar ofertas. Ahora este universo se ha extendido y diversificado hasta límites insospechados: es posible localizar ofertas de empleo en portales corporativos de las propias empresas ofertantes; redes sociales generalistas o especializadas; Webs de anuncios clasificados; Blogs especializados; portales de escuelas de negocios, asociaciones y colegios profesionales y, sobre todo, en Metabuscadores de empleo.

Por definición, un Metabuscador de empleo rastrea los motores de búsqueda más usados y carece de base de datos propia y, en su lugar, utiliza las de otros buscadores de empleo. De esta forma, con tan solo introducir una o varias palabras clave y la ciudad o país preferente para la búsqueda a realizar, obtendremos un listado de links que incluirá las ofertas de empleo publicadas en los principales sites de la red. Cualquiera de los Metabuscadores de empleo más populares nos mostrará, en pocos segundos, los resultados hallados a partir de cientos y cientos de motores de búsqueda especializados en el mercado de trabajo.

Por ejemplo, si efectuamos una búsqueda en el Metabuscador de Empleo Jobrapido.es, con la palabra clave marketing y acotando la consulta a Madrid, hallaremos links que nos conducirán a cientos y cientos de ofertas, presentadas en orden cronológico inverso y extraídas a partir de un sinfín de Webs especializadas, como Experteer, Yaencontre, Jobomas, Michael Page, Perfilempleo, Microsoft, Careerbuilder, Infoempleo, Jobandtalent, Domestika, Universia y muchas, muchas más.

Está claro que los Metabuscadores de empleo propician la realización de búsquedas de puestos de trabajo en toda la red, sin asumir la fatigosa tarea de acudir a cada una de las miles de páginas de empleo que pueden alojar presuntas propuestas profesionales de interés. Ya son muchos los Metabuscadores de Empleo operativos en la red y bastará efectuar una búsqueda en Google para localizar amplios listados de ellos. No obstante, con realizar búsquedas semanales en dos o tres de los principales de ellos, tendremos el acceso abierto a miles de propuestas.

Lo fundamental es saber utilizar los metabuscadores, con el uso adecuado de keywords y longtales. De ahí que quienes inician un proceso de búsqueda de empleo precisen del acompañamiento y las indicaciones de un experto. Los metabuscadores permiten ahorrar mucho tiempo, pero se limitan a buscar entre una dispersa oferta existente. Obviamente, la confusión y la falta de definición de los perfiles existe en el sector de la comunicación y en todos los demás sectores de actividad que han sufrido profundos cambios, fruto de la evolución tecnológica y de la implantación de la sociedad del conocimiento.

En este aspecto, los metabuscadores son motores de búsqueda que indagan en BBDD ajenas y agilizan el trabajo, pero no disponen de herramientas para subsanar esta confusión, que tiene su raíz en la gestión de RRHH de las empresas quienes deben asumir la responsabilidad de afinar la descripción de los perfiles para facilitar la optimización de las búsquedas y la selección de los trabajadores más cualificados para cada puesto.

Retos, desafíos y nostalgias de los profesionales de la comunicación

By | Actualidad, Perfiles mas demandados | No Comments

De forma profunda y acelerada la última década ha transformado por completo el mercado de la información. La comunicación digital se ha instalado con fuerza en la casi totalidad de escenarios empresariales, institucionales y sociales, hasta el extremo de dejar ‘fuera de juego’ a una ingente legión de profesionales del marketing, de la publicidad, o del periodismo, en general.

Mientras muchos perdieron su empleo, otros se topan con notables dificultades para acceder a nuevas oportunidades, con una mínima dosis de dignidad laboral en el horizonte a corto, medio o largo plazo. Ha llegado el momento de aceptar estos cambios e incorporarnos a nuevas tendencias de mercado, caracterizadas por innovaciones impredecibles y por la diaria convivencia con el vértigo. Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor para verificar que ya la información no se consume, ni se intercambia de la misma manera, ni en los mismos momentos, ni con la misma intensidad que hace unos pocos años.

Esta poderosa corriente digital ha logrado convertir casi en nostálgicos recuerdos un buen puñado de realidades que, hasta hace un tiempo, nos parecían inmutables dentro del viejo círculo de la empresa, el marketing y la comunicación. Se trata de imágenes descoloridas que han pasado o están pasando a formar parte de un mundo un tanto vintage, cada vez más alejado del éxito o de la mera supervivencia: el consumo masivo de prensa escrita impresa; las agencias de viajes tradicionales; los buzones de correo postal; las cabinas telefónicas; las tiendas de discos; los voluminosos diccionarios enciclopédicos que no faltaban en ningún hogar; las guías telefónicas; las guías de hoteles; los videoclubes; los carretes de fotos; los semanarios impresos de anuncios clasificados y una inacabable relación de situaciones e interacciones transformadas por este irreversible cambio de época.

¿Cómo sobrevivir y crecer en este panorama convulso? No hay fórmulas mágicas. Solo trabajo, tenacidad, actitud, actualización y formación para adaptarse a lo que nos ha llegado y a todo lo que queda por venir.

Siguiendo a Marta Perlado, en su trabajo ‘Nuevas oportunidades en la comunicación digital: nuevos perfiles y competencias’, a día de hoy, algunos de los profesionales más demandados en el ámbito del marketing, la comunicación y la publicidad son los siguientes:

Sin embargo creemos que lo más interesante es la  lista de habilidades personales necesarias para afrontar lo que  la profesora Perlado llama el “nuevo ciclo”:

  • Capacidad de adaptación a nuevas situaciones. Flexibilidad
  • Capacidad para asumir riesgos y tomar decisiones
  • Proactividad. Iniciativa personal. Espíritu emprendedor
  •  Habilidad en las relaciones interpersonales
  • Capacidad para trabajar en equipo
  • Capacidad de organización y planificación
  • Capacidad analítica
  • Habilidades comunicativas (orales y escritas)
  • Inquietud y curiosidad
  • Trabajar en un contexto internacional (el dominio del inglés es básico e incuestionable)

La gran ventaja que nos depara esta nueva realidad, tiene que ver con que ahora los profesionales de la comunicación tienen la opción de encontrar oportunidades en la práctica totalidad de los sectores de actividad empresarial si son capaces de superar las barreras de entrada relacionadas con sus propias competencias profesionales. Ya se sabe, toda cambio genera crisis y toda crisis lleva implícitos nuevos desafíos y oportunidades para tomar el control de nuestro futuro profesional. El primer reto es aceptar la realidad y encarar con determinación todo el consiguiente esfuerzo de adaptación y actualización.

Los gurús no existen

By | Debate | 2 Comments

Con crisis y sin crisis, la INNOVACIÓN (así, con mayúsculas) ha logrado encaramarse al máximo rol de protagonismo en empresas y organizaciones de cualquier tipo. Todo el mundo clama, a voz en grito y con discursos grandilocuentes, que sin innovación no hay excelencia, ni competitividad, ni sostenibilidad, ni tan siquiera supervivencia. Es indiferente que seas un profesional, una PYME o una gran corporación. Tenemos la necesidad de anticiparnos a un futuro líquido e incierto y para ello precisamos de personas capaces de pilotar nuevos proyectos aunando competencias y actitudes de proactividad, creatividad e innovación.

Hablamos de verdaderos líderes visionarios; con inusitadas destrezas de comunicación; orientados al cambio y capaces de convertir a sus colaboradores en auténticos super-hombres o super-mujeres del talento y de la productividad. Es posible que, en más de una ocasión, hayas oído hablar de verdaderos ‘gurús’ investidos de todas estas cualidades y algunas más.  Este tipo de personajes vienen a ser como los efectos especiales de las películas: una hermosa ilusión y una brillante mentira.

No nos engañemos, ni nos dejemos embaucar. Figuras de semejante calibre solo existen en el cine, en los cómics o en los libros de auto-ayuda más silvestres. En una organización, es impensable que todo el peso de la innovación pueda recaer sobre personas únicas. Ni tan siquiera en el caso de los más sobresalientes líderes, formados en modelos transformacionales y de excelencia. Las competencias que hacen a una empresa innovadora han de desarrollarse, distribuirse y balancearse entre la totalidad de los integrantes de cada equipo de trabajo.

Es cierto que precisamos de líderes innovadores en especial en los medios de comunicación, con creatividad para generar ideas audaces y también con capacidad para convertir tales ideas en procedimientos orientados a crear valor. Pero semejantes destrezas solo son posibles a través de la participación y la implicación de los equipos de trabajo, desde el minuto uno. Los verdaderos gurús son los equipos,  y la comunicación productiva, estructurada y flexible es el vehículo que hace posible el proceso que hace que una empresa avance, crezca y se adapte a los cambios.

Sin inteligencia colaborativa no hay innovación, ni crecimiento, ni comunicación, ni presuntos gurús, ni liderazgo, ni creatividad, ni excelencia, ni tan siquiera supervivencia.

Comunicación interna, el lado oscuro

By | Comunicación | No Comments

Son pocos los que se atreven a reconocerlo, pero la comunicación interna viene a ser la pariente pobre y olvidada en un buen número de empresas de todos los sectores de actividad, ya sean PYMES, microempresas o compañías transnacionales. Da igual de qué negocio hablemos, ya que en la mayor parte de las organizaciones, la comunicación interna solo es contemplada desde una óptica jerárquica y operativa. Desde las posiciones de liderazgo, se persigue que cada cual haga su trabajo en tiempo y forma, tal vez con algo de proactividad y participación, pero sin que los flujos de información parezcan tener otro objetivo que la productividad, pura y dura.

¿Recuerdas a algún Dircom trabajando en programas de comunicación interna? Alguno hay, aunque no podemos afirmar que esa sea una de las responsabilidades profesionales consideradas prioritarias para el puesto. Si hablamos de comunicación empresarial, es inevitable que intuitivamente pensemos en la comunicación externa y en la imagen que cada compañía proyecta hacia sus clientes potenciales, el mercado, los accionistas o la sociedad, en su conjunto. Lo interno con frecuencia será secundario e infravalorado.

¿Tan poco nos importa que profesionales y empresas estén alineados y compartan un universo común de valores, compromisos, actitudes y buenas prácticas?

Hace pocos años, en el curso de una reunión con mandos intermedios y técnicos de una prestigiosa editorial (cuyo nombre no revelaré, por razones obvias), cometí la ingenua imprudencia de pedirles que me hablaran algo respecto a la misión, la visión y los valores de su empresa. En primera instancia, la única respuesta que obtuve fue que su empresa carecía de valores y que jamás habían oído hablar de nada semejante. Incluso llegaron a dudar de su ‘utilidad’. Ante mi insistencia, fueron capaces de deducir, de forma difusa, algunos valores reconocibles que su organización si compartía, como la honestidad, el respeto a la legalidad, la excelencia o la innovación. ¿Cómo era posible que empleados clave desconocieran aspectos críticos de la identidad y de la razón de ser de su empresa? Los pecados de omisión en sus prácticas de comunicación interna parecían notorios.

¿Has observado en qué casos los perfiles y las competencias profesionales recogen la necesidad de que los empleados de puestos concretos cuenten con destrezas de comunicación? Casi siempre, cuando su trabajo cotidiano se desarrolle de cara al exterior. Si se trata de una oferta de empleo ‘de puertas para dentro’, tales habilidades pasan a ser totalmente subsidiarias.

Lo más habitual es que la gestión de la comunicación interna se deje, con exclusividad, en manos de profesionales de recursos humanos o incluso bajo la dirección de responsables operativos (jefes de proyecto, directores de áreas funcionales, jefes de equipo y posiciones análogas). Aunque resulte paradójico, es usual dejar al margen de la misma a los responsables de Marketing o de Comunicación y, con ello, perdemos la oportunidad estratégica de apuntalar el compromiso y la implicación recíprocas entre los profesionales y las propias empresas.

Tal y como hace tiempo ya afirmaban los pioneros de los modelos de gestión de la calidad, cada empleado es un cliente interno y la comunicación  debe contribuir a que esta formulación se convierta en realidad. Comunicación interna, creatividad y marketing deben ir de la mano. 


Foto: The guardian. kmt_rf /Alamy

Adictos al trabajo y a la pereza

By | Recursos Humanos | One Comment

En la mayor parte de las empresas está mejor visto permanecer muchas horas en la oficina, por encima de la productividad, del rendimiento o del logro de objetivos. No es ningún secreto que aún permanecemos, en muchos casos, bajo la presión de horarios de trabajo desmedidos en los que se llega a las 9 de la mañana a la oficina (o antes) y no la abandonamos casi nunca antes de las 20:00 horas (o después). Además, suele ser usual que se convoquen reuniones más o menos trascendentes e inacabables a partir de las 18 o las 19 horas, algo que no parece ayudar mucho a la productividad, y mucho menos a la conciliación de la vida laboral y familiar. ¿Eres un adicto al trabajo?

Read More

Pin It on Pinterest