All Posts By

Rosa Matías

Comunique, mucho y cuanto antes

By | Actualidad, Recursos Humanos | One Comment

crisis1.gif

Así titula El País Negocios del pasado domingo uno de los destacados que acompaña el reportaje sobre los efectos de la crisis en los salarios de los directivos. Casualmente una colega de bits.pr comentaba en el blog que un buen amigo suyo y excelente profesional ha sido despedido de forma fulminante en cuanto su empresa ha “atisbado” la crisis. Creo que realmente es un error, no solo porque lo digan todos los manuales de comunicación y de gestión de RRHH, sino porque si de lo que se trata es de “arrimar el hombro”, nada como un buen comunicador para convertir una crisis en una oportunidad . Y no solo de cara al exterior -clientes, partners, proveedores, prescriptores, medios, etc- sino en el propio seno de las compañías a la hora de explicar a los empleados la situación, los nuevos objetivos, el alcance de la crisis o lo que se espera que cada uno de ellos aporte para conseguir los mejores resultados posibles.

Copio literalmente algunas pistas que ofrece el reportaje sobre el asunto:

Si quiere que su empresa reaccione cuanto antes a la crisis, reconózcala. La comunicación es vital en un momento así, señala Anthony Gennaoui, máximo responsable de Towers Perrin. “Los directivos y el resto de la plantilla deben saber por qué la compañía les pide más, cuál es su situación y cuáles sus objetivos y planes para afrontarla. Será como comprendan que son parte de la cadena y pueden ayudar”, añade.

La comunicación debe ser frecuente y ha de explicar cada paso que da la empresa. Es la forma de que los ejecutivos sepan contra qué se juegan el bonus, dice Plácido Fajardo, de Leader Trust. “Ahora tienen que ajustarse los objetivos empresariales y los sueldos variables de los directivos vincularse claramente a ellos, así se dará un mensaje a los empleados de lo que quiere conseguir la firma y de lo que se juega”, afirma Susana Marcos, de PeopleMatters. –

 

Nuevo libro de Wally Olins

By | Actualidad, Libros | No Comments

librowally.jpg

Este mes que ya termina acaba de ver la luz la obra “Wally Olins: The Brand Handbook”, un nuevo título del experto en marcas Wally Olins. Se trata de una edición completamente revisada de su clásico de 1995, en la que se pone ‘al día’ tanto la teoría como la orientación práctica necesaria para crear una marca de éxito.

En nueve capítulos, Olins introduce de manera natural al lector en el universo de la creación de las marcas, y da algunas pistas para alcanzar el éxito en el futuro. Además, ilustra sus explicaciones con casos prácticos fruto de su experiencia como la marca Mitsubishi en Japón, Apple en EE.UU. o Repsol en España.

Aunque todavía no ha sido traducido al castellano (tendremos que esperar…), este manual está especialmente recomendado para los profesionales del branding, la publicidad o el marketing que quieren refrescar sus conocimientos de forma directa y disfrutar de un libro que va ‘al grano’, directo, colorido y ameno.

Olins es un fenómeno de la construcción de marcas. Británico de nacimiento, su profesión, desarrollada a lo largo de más de 50 años, le ha llevado a vivir en muchos y diferentes países, lo que le ha permitido dotar a su sabiduría de la riqueza global que aporta ver el mundo desde muy diversas perspectivas y experiencias. Hace algunos años decidió abandonar las ventajas y desventajas de un gran grupo multinacional como Wolff Olins (de la que fue fundador y cuya participación vendió al grupo Omnicon, ahora propietario de la consultora) para unirse al osado proyecto de Jacobo Benbunan, su colega y amigo español. De este affair nació Saffron Brand Consultants, una consultora de marca nacida en España pero con vocación global ya que tienen oficina en Londres y en Nueva York y están a punto de abrir otra en Mumbai (India).

ADECEC: Radiografía del sector 2008

By | Actualidad, Informes del sector | 2 Comments

El objetivo primordial por el que las principales empresas españolas deciden invertir en comunicación y relaciones públicas es mejorar la reputación corporativa. A pesar de ello, se calcula que la media de inversión en comunicación ha disminuido un 15% desde 2003, pasando de 427.200€/año a sólo 361.667€/año en 2007. Ese es uno de los principales datos que revela el estudio “La Comunicación y Relaciones Públicas en España – Radiografía de un Sector – 2008”, realizado por la Comisión de Investigación de ADECEC (Asociación de Empresas Consultoras en Relaciones Públicas y Comunicación) dirigida por Mayte González-Gil, en colaboración con Sigma Dos.
Derivado de ese interés por lograr una óptima reputación corporativa, se detecta que 8 de cada 10 empresas tienen un departamento interno de comunicación y que la mitad de ellas contrata a una o varias agencias especializadas en áreas concretas. Además de desarrollar la comunicación corporativa, estos departamentos se encargan principalmente de las relaciones con medios, la organización de eventos y la comunicación interna, mientras que se suele delegar en las agencias las labores de auditoría, apoyo en asesoría estratégica y gestión de crisis, así como el diseño de materiales y presencia en ferias.

A la hora de contratar a una consultora de comunicación, las empresas españolas se basan sobre todo en la calidad del equipo, en el conocimiento que la agencia tenga del sector y en que se ofrezca un buen servicio al cliente. La mitad de las compañías lo hace mediante un concurso y las tres cuartas partes firman un contrato anual. Una vez que ambas partes comienzan a trabajar, la relación entre la empresa y la consultora suele ser muy fluida y de elevado compromiso. De entre los motivos por los que la compañía decide cambiar de agencia, destacan la insatisfacción por el servicio prestado (85%) o el incumplimiento de los plazos previstos (52%). El precio ha cobrado en 2008 una especial relevancia frente a 2004, siendo un factor importante a la hora de contratar o cambiar de agencia.

En cuanto a las perspectivas de futuro, casi la mitad de las empresas cree que el sector de la comunicación y las relaciones públicas aumentará, ya que existe una mayor preocupación por la reputación corporativa y, por ende, se recurrirá a la comunicación en busca de una mayor credibilidad.
Además de detectar los intereses e impresiones de las empresas referentes a comunicación, el estudio también ofrece una visión general de la situación de las consultoras en nuestro país. Así, se ha podido comprobar que coincidiendo con la demanda de las compañías en materia de reputación corporativa, una de los principales servicios clave que ofrecen las consultoras es, junto con la relación con los medios, la comunicación corporativa.

En este estudio, se han analizado tanto las agencias pertenecientes a ADECEC, como aquellas que no se incluyen en la asociación. Así, se han podido comparar datos entre unas y otras, detectando una mejor situación general en aquellas que pertenecen a la asociación. Destaca que todas las agencias de ADECEC ofrecen servicios de consultoría estratégica y que la mayoría de ellas realizan labores de gestión de crisis, formación de directivos, auditorías de comunicación y organización de eventos. El 100% ofrece el servicio de gabinete de prensa.

Se ha detectado un incremento de la confianza por parte de los clientes en las agencias de ADECEC, lo que se refleja en un considerable aumento de la facturación por honorarios de un 64% desde 2003, pasando de 1.800.000€ a 2.800.000€. En cambio, en el grupo de consultoras que no pertenecen a ADECEC, esta facturación ha disminuido un 22%, lo que ha hecho que pasen de 1.100.000€ en 2003 a 900.000€ en 2007.

La mayoría de las agencias son de capital íntegramente español. En concreto, dos tercios de las de ADECEC y nueve de cada diez de las no ADECEC no tienen participación extranjera. Con referencia a la competencia directa, gran parte de las consultoras españolas considera como tal a las empresas de consultoría y a las de marketing promocional. Y a la hora de establecer una relación con los clientes, se trabaja en general con un contrato formal en base a honorarios mensuales.

Respecto a la plantilla que compone el total de las agencias, dos tercios de la misma está formada por mujeres, pero a nivel directivo son menos de la mitad. La edad media de los trabajadores es de 35 años, con una antigüedad media de 3,3 años en la empresa. El perfil profesional imperante es el de licenciado con dominio del inglés, en un porcentaje mayor en las agencias de ADECEC, frente a las que están fuera de la asociación.

Se detectan también diferencias en el número de empleados. Las consultoras de ADECEC duplican su plantilla respecto a las demás. En concreto, son 26 trabajadores frente a 12. Del mismo modo, el salario medio es más alto en las agencias de ADECEC, con 24.000€ brutos al año (22.522€ en 2004), mientras que en las no ADECEC no sólo esta cifra baja hasta 21.000€, sino que además ha disminuido con respecto a 2004, que era de 22.060€. Sobre este asunto, profundizaremos en sucesivos post.

La fidelidad de los clientes es otro de los aspectos analizados. Se ha comprobado que es mayor en las agencias de ADECEC, con 4,1 años de media, frente a las no ADECEC, con 3,7. El principal motivo que aducen para cambiar de agencia es la insatisfacción del cliente por el servicio prestado. Además, en el caso de las de ADECEC, el precio, mayor que en el resto, supone un motivo de peso para ese cambio.

La previsión del futuro del sector de la comunicación y las relaciones públicas es optimista. Un 69% considera que el sector aumentará, aunque ese dato es inferior al de 2004 (84%). Con referencia a las próximas tendencias, las agencias coinciden en que el futuro se encuentra en la especialización, tanto por sectores como del servicio ofrecido.
Os podeis descargar los archivos aquí:

Consultoras

Empresas

Comunicación en la Administración: más de un 60% sin planificación estratégica

By | Actualidad, Libros | 6 Comments

Recabar información sobre la situación de la función de comunicación en las Administraciones Públicas, impulsar un espacio de diálogo con los protagonistas de la comunicación, identificar buenas prácticasy ámbitos de mejora e incrementar el reconocimiento, la eficacia y calidad del ejercicio profesional, fueron los objetivos que nos marcamos un grupo de profesionales cuando hace más de dos años, en el seno de la Comisión de investigación de DIRCOM, nos propusimos investigar sobre la comunicación en el sector público.

Los resultados, tal y como refleja el titular de este comentario, son bastante desalentadores. Solo un 37% de los entrevistados reconoce tener un plan de comunicación . Y ¿por qué? En la encuesta cualitativa los comentarios más habituales sugerían que la planificación no es un reto profesional, al menos a corto plazo, y que su “día a día”está más dominado por la agenda de los medios que por la agenda propia. Si a esto añadimos la limitación temporal de su compromiso profesional, generalmente marcado por la legislatura, y el enorme peso específico que tiene la atención a la imagen del político en detrimento de la comunicación de la institución, nos encontramos con las razones fundamentales sobre la falta de prioridad prestada a la planificación.

Yo creo que lo más interesante de este proyecto es que puede ser un buen punto de partida para abrir un debate sobre el futuro y la necesaria construcción de alternativas. En este sentido, parece claro que las Administraciones Públicas españolas están reconociendo, de forma creciente, la trascendencia de la función de Comunicación para el logro de sus objetivos y la consolidación de sus responsables y departamentos ¿Para cuándo los dircom tendrán el lugar que les corresponde? ¿Qué cambios en los organigramas son necesarios?

Los expertos hablan del deseo y la necesidad de evolucionar desde la tradicional y limitada función de relación con los medios a una concepción más amplia y estratégica de la comunicación en las instituciones. Los datos también reflejan la evolución, aunque la velocidad de transformación sea más lenta. ¿Quién lidera y promueve el cambio?

Es unánime la consideración de que la comunicación institucional debe servir para lograr que los ciudadanos tengan un mejor conocimiento y valoración de las actuaciones que la institución desarrolla al servicio de esa comunidad. Sin embargo, en ocasiones, se colisiona con la realidad de algunos directores de comunicación más centrados en el fomento y cuidado de la imagen pública de su responsable político que en el desarrollo de la comunicación institucional global de su administración. ¿Periodistas gestores o funcionarios comunicadores? ¿Marketing político o comunicación institucional?

El incremento de la profesionalización de la gestión de los propios departamentos plantea algunas cuestiones: ¿Es posible incrementar la gestión planificada de la comunicación? ¿Presta el Director de Comunicación la atención debida a la dirección y gestión de sus equipos, cada vez más numerosos?¿Debe preocuparnos el estancamiento que parecen percibirse en los esfuerzos dedicados a la formación de los profesionales que componen los departamentos?

Como remate a esta crónica, una anécdota. Os confieso mi estupor cuando al poco de inciarse la presentación del estudio en la impresionante aula de anatomía patológica de la antigua Facultad de Medicina de Madrid, Nieves Goicoechea, Secretaria de Estado de Comunicación, se levantó de la mesa y se marchó sin dar más explicaciones. Pensé que realmente no le gustaba nada de lo que estaba escuchando. Pero no, como llegúe un poco tarde (el tráfico en Madrid, ya se sabe) me perdí sus explicaciones sobre su prisa para acudir a otro compromiso. Lo curioso es que, en lugar de cambiar el orden de intervención y dejar que ella hablara la primera, prefirió no decir una sola palabra ante un auditorio de profesionales de la comunicación, del sector público y privado alli reunido. Una lástima, la verdad.

Os podéis descargar el estudio completo en pdf aquí .Como dice mi amigo Pablo Gonzalo -verdadero impulsor de estudio junto a Chema Palomares- no dejeis de leer las partes sombreadas en gris. Son los comentarios literales de algunos de los entrevistados que, más allá de los porcentajes, reflejan la realidad de los responsables de comunicación de las instituciones.

Entrada en escena de la nueva junta de Dircom

By | Actualidad, Códigos profesionales | No Comments

Ayer fue el día esperado. Aunque no literalmente, juraron cargos el nuevo presidente de la Asociación de Directivos de Comunicación (DIRCOM) José Manuel Velasco, y sus 16 discípulos, muy bien elegidos entre los más de 400 asociados que integran a este colectivo profesional.

Los últimos años de la Asociación han sido especialmente activos aunque con mayores o menores aciertos. Lo cierto es que los profesionales “multidisciplinares” de esta Asociación estaban ayer bastante emocionados con una junta a la que se le va a seguir muy de cerca y a la que, también, se le va a exigir mucho. Sin duda. Se les ha colocado el listón muy alto.

Los miembros de la junta son profesionales de peso; podrán tener detractores o no; amiguetes o enemigos; favores pendientes o no…, pero lo que está claro es que representan muchos (aunque no todos, por desgracia) de los sectores presentes entre los asociados y a niveles muy altos. Ahora tienen el reto de hacer oír una voz que no siempre se ha sentido suficientemente “independiente” para hablar por boca propia; ser capaces de dejar atrás las casas que representan cuando está en juego el bien común y velar por todos y cada uno de los players (por muy pequeños que estos sean)

Y, al resto de los asociados, nos queda la ardua tarea de apoyar y secundar las iniciativas que se pongan en marcha; participar de las mesas de trabajo; de los equipos de investigación y de lo que sea necesario, haciendo una apuesta clara por el debate, la sugerencia y la innovación.

Desde wellcomm, enhorabuena a José Manuel y a todo el equipo y nuestro ofrecimiento público de colaborar en todo aquello que sea necesario para que la nueva etapa en la que entra Dircom sea un paso más a favor del reconocimiento de la labor comunicadora en nuestro país.

¿Círculo de prensa?

By | Actualidad, Debate, En portada, Mundo comunicación, Periodistas | One Comment

 

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha llegado a un acuerdo con Telefónica para crear algo que han venido a llamar Círculo de Prensa. Según la nota de prensa que circula por ahí, este proyecto forma parte del “espíritu de progreso” de la telecomunicadora y se basa en el “compromiso con el desarrollo de la profesión periodística y de sus profesionales”… Y ahí es dónde nos perdemos y entramos de lleno en el eterno y ¿cansino? debate. Porque, sigue diciendo la nota: “a través de la comunicación que, en definitiva, está en la esencia de la actividad de la operadora”. Por lo tanto, nos preguntamos: ¿periodismo = comunicación?

Señores tenemos servido el aperitivo. Hoy es un día especial. A ver que dicen, a partir de ahora, el nuevo presidente de Dircom y su junta directiva sobre esta aseveración tan interesante. De los 17 miembros directivos de la Asociación, 8 son licenciados en periodismo.

Pero sin desviarnos, el Círculo de Prensa quiere ser “un foro de encuentro de los profesionales del periodismo y la comunicación para el debate y la reflexión sobre la realidad y el futuro de la economía, los negocios y las tecnologías de la información y la comunicación”. ¿Cómo? Dicen que a través de encuentros, seminarios…

Sin embargo, no será por falta de cursos, seminarios, encuentros, etc. que organiza la APM (activísima) y a los que asisten poquísimos profesionales por los motivos que sean.

Nuestro colectivo es muy poco activo, reconozcámoslo. Muy poco debate (siempre están los mismos), muy poca participación, poca polémica y pocas conclusiones. Y del ciberespacio, ni hablemos. Eso es esoterismo para la mayoría de ellos.

Pero nos gustaría saber en qué queda esto del Círculo de Prensa. Estaremos muy atentos, dispuestos a participar, proponer y debatir. Y os cedemos este nuestro espacio para que interactuemos (que esto se lleva mucho ahora).

¿No nos estaremos pasando?

By | Actualidad, Informes y publicaciones | No Comments

Nos preocupa un poco el boom que se está produciendo en el mundo de la comunicación respecto el asuntillo de los cursos.  Cursos, cursos, cursos. Por un lado, estamos todavía intentando que la sociedad, la empresa y las organizaciones reconozcan lo que es la comunicación y su valor; y, por otro, todos nos ponemos a dar cursos y más curso y más cursos a todo ser viviente, incluidos a los que se supone que ya deberían saber cómo funciona esto de la comunicación.

Este es un tema que tendrá que retomar la nueva junta de DIRCOM (si es que algún día llegamos a conocer su programa, ¿tendremos esa suerte?) porque lo que hizo la Asociación hace 20 años en temas de formación no tiene porque seguir haciéndose (¿habremos aprendido algo?) actualmente; Como bien me dijo el director de uno de los principales periódicos económicos de este país cuando le pedí unas clases de inglés “aquí se viene comido y bebido” (no fue exactamente así pero es que no quiero reproducir la ordinariez).  Si consultamos la hoja parroquial que DIRCOM envía cada semana a sus feligreses es cada vez más voluminoso el apartado de sinergias, y en el que se recoge – sobre todo- lo que unos miembros pueden enseñar a otros miembros. Cursos, cursos, cursos. Al parecer, los integrantes de la asociación tenemos una especial obsesión por enseñar a hacer a los demás integrantes de la Asociación lo que se supone que ya saben hacer, y que es la razón principal por la que nos dejan asociarnos. ¿O es que DIRCOM debe ser la escuela de comunicación que no existe en el campo universitario? Cierto galimatías si que es y tal vez deberíamos replanteárnoslo.

Pero más aún, descubrimos cómo las estrellas televisivas estás dispuestas a enseñar, a todo aquel que quiera y en un par de horillas, qué es esto de la comunicación, porque, según ellos, comunicación es sinónimo de salir en televisión arreglaos pero informales. Flaco favor nos hacen estos colegas a los demás profesionales de la comunicación al ofrece ornamentados proyectos de “formación en comunicación”, como los que recientemente Manuel Campo Vidal o Baltasar Magro están presentando en el mercado. Eso es reducir a lo anecdótico la ciencia comunicadora que no es sólo salir en un medio sino diseñar una estrategia coherente y coordinada dentro de las organizaciones. Lo otro se llama simple y llanamente “formación de portavoces” que no es nada sin una estrategia detrás y que seguro que tan bien hacen otros profesionales con menos focos y menos edificios glamorosos como Jesús Monroy o Pía Serra, directora de Masscom con su programa de formación. Y a precios mucho más competitivos (que no tirándolos, que de esto también hablaremos).

De nuevo, en esta nuestra vulnerable profesión, lo efectivo y profesional choca de frente con la parafernalia, lo rimbombante y lo vacuo.  A ver cuántos nos lo tragamos.

Comunicación y franquicia, ¿atraer al franquiciado o crear imagen de marca?

By | Actualidad, Informes del sector, Informes y publicaciones | 5 Comments

Obvia decir, a estas alturas de la película, que la comunicación se ha convertido, paulatinamente y de forma natural, en un componente de peso dentro de las estrategias empresariales de cualquier cadena de franquicias. Y todas ellas, lo saben. En España operan actualmente unas mil enseñas, y cerca de un 80% de ellas cuenta con algún tipo de plan que engloban dentro del apartado “comunicación”. La semana pasada, las empresas de franquicias se reunieron en Madrid en lo que se considera el encuentro anual del sector y no hemos querido dejar pasar la ocasión para hablar de comunicación y franquicia.

El porcentaje al que antes hacíamos referencia confirma que los emprendedores franquiciadores consideran que la evolución de sus franquicias es directamente proporcional a la inversión que decidan hacer en comunicación. Pero, lo que nos planteamos nosotros es ¿qué considera la franquicia que es comunicación? Algunas pistas nos la da un estudio realizado por Juan Montserrat, profesor de la Universidad de Alicante –Análisis comparativo de las estrategias de Comunicación en franquicia” – en el cual se refiere a la comunicación para hablar de publicidad, promoción, marketing, etc. y en el que no sale citado, por ejemplo, las relaciones con los medios de comunicación como tal, ni la gestión de marca o de las relaciones institucionales, y con lo cual podemos deducir que quizás en franquicia la comunicación tenga una connotación mucho más comercial que en otros sectores de especialidad empresarial.

Llevados por la sana fórmula de preguntar, muy útil cuando las cosas no pintan claras, hemos decidido tantear la presencia y definir el carácter de la comunicación en las franquicias a través de una encuesta realizada a 600 franquicias de los que han respondido un 15%. ¿Los resultados? Si bien a simple vista están en línea con estudios anteriores, como el mencionado, y existe coincidencia en la forma dudamos de que existan esas igualdades en cuanto al fondo.

Los datos, hablan por sí solos:

– Un 43% de las franquicias cuenta con una persona que se responsabiliza de las tareas de comunicación, sin que ello suponga que no se ocupe de otras tareas
– Sin embargo, y he ahí el hecho diferenciador y el que nos da la pista del “saco” en el que la franquicia integra la comunicación, sólo un 25% de ellas tiene a un profesional del ámbito de las CC. de la Información y/o la Comunicación al frente del departamento que se ocupa de la idem (ya que en cierto número de ellas no existe el departamento como tal)
– Dirección, Expansión y Marketing son por este orden, los departamentos a los que tienen que reportar los responsable de comunicación
– El 65% de las franquicias fija un único objetivo a su estrategia de comunicación: ampliar su red de socios franquiciados ¿es comunicación o es acción comercial?

Nos encontramos ante un sector de peso creciente en la economía española más teniendo en cuenta la crisis – perdón, Sr. Solbes, desaceleración- en la que nos encontramos. Uno de los públicos objetivo de los franquiciadores es aquel trabajador, hasta ahora por cuenta ajena – y víctima de esta desaceleración -, que decide invertir el monto de su liquidación en la compra de un derecho de franquicia. Por lo tanto, en estos momentos es cuando la franquicia empieza a tener, por lo menos, más “curiosos”. El problema añadido con el que se encuentran ahora los “emprendedores” es que los bancos no prestan como prestaban antes y quedan colgadas el 80% de las peticiones de préstamos para hacerse con los derechos de un franquicia. Así nos lo han contado los asistentes a Expofranquicia 2008.

Hemos hecho un ejercicio de comparación entre lo que DIRCOM considera que corresponde a un departamento de comunicación y las tareas que la franquicia integra bajo comunicación.

Según DIRCOM en su ¿informe? “La dirección de comunicación: quién, qué y para qué” sentencia que la comunicación, a la que obviamente le otorga nivel de dirección, debe ocuparse de: la imagen corporativa, las relaciones con los medios de comunicación, la comunicación interna, eventos y protocolo y responsabilidad corporativa.

Aunque no existe un documento similar en el mundo de la franquicia podemos utilizar el estudio del profesor Montserrat al que antes nos hemos referido para extraer que en lo que el sector denomina Marketing y Comunicación se incluye: atención al cliente final, publicidad, marketing, promoción, convenciones, página web, comunicación no pagada (notas de prensa a los medios – dixit) y políticas de fidelización.

El documento del profesor Montserrat no es el único documento que habla de la comunicación en la franquicia pero si uno de los pocos. Sin embargo, después de leerlo y según las conclusiones de la encuesta que hemos llevado a cabo, no queda claro qué es para la franquicia realmente la comunicación.

¿Es la comunicación un conjunto de acciones de publicidad? ¿Qué intenta comunicar la publicidad de las franquicias, el producto o la marca? ¿Es el objetivo comercial lo único que guía la estrategia de comunicación, coordinando acciones concretas de esta índole con otras publicitarias? Creemos que no pero este sector debería hacer una análisis de contenido y ponerlo en claro.

No cabe duda de que la comunicación, como estrategia realmente aplicable, tiene la capacidad de adaptarse a las peculiaridades de cualquier formato empresarial, como, por ejemplo, una red de franquicias. Al mismo tiempo tiene por objetivo persuadir, convencer, contagiar a inversores y emprendedores y, sin duda, la comunicación es su herramienta vital pero, ni la única ni la que tienen que englobar el todo vale.

Cada cosa en su sitio.

FRANQUICIAS: HAY QUE COMUNICAR – Tribuna de opinión de Sara Moreno, Consultora de SILVIA ALBERT:

Tertulias con Talento: retos de la Asociación de Directivos de Comunicación

By | Actualidad, Debate | One Comment

Como parte de las actividades que desarrolla wellcomm y en línea con el objetivo de ofrecer un espacio de reflexión y debate sobre el mundo de la comunicación, el pasado 8 de mayo se celebró la primera de las “Tertulias con talento”. Nunca antes tuvo más sentido las conclusiones que se obtuvieron de dicho encuentro cuando hoy nos desayunamos con una exclusiva de PR Noticias con la composición de la Junta Directiva de DIRCOM. Horas más tarde los socios recibimos una nota anunciando la presentación de la única candidatura. Para ser la primera iniciativa de la nueva Junta, nos parece cuestionable tanto por el fondo, como por las formas.

Es curioso porque el tema que se propuso para abrir este ciclo fue “Los retos de futuro de la Asociación de Directivos de Comunicación”, al considerar que el actual proceso de renovación de su junta directiva era un buen momento para reflexionar sobre el papel de DIRCOM. A pesar de la expectativa que el tema suscitó en ciertos círculos sobre la posibilidad de perseguir intenciones no declaradas, nada más lejos de la realidad. El único objetivo de la iniciativa era, y sigue siendo, abrir un espacio de reflexión, lo más transparente posible, ante el proceso de cambio de los cuadros directivos de la Asociación.

Una de las evidencias que ha dejado bien claro este espacio es la necesidad de debatir sobre temas referentes a la comunicación, a la gestión de la organización de profesionales y su representatividad. Sobre esto os proponemos una síntesis de los principales temas tratados:

  • Reconocimiento expreso a la labor desarrollada por la organización en sus 15 años de existencia en pro del reconocimiento profesional de los Directores de comunicación.
  • Necesidad de abrir una nueva etapa que consolide y refuerce los logros obtenidos. Renovación de los objetivos acorde con los nuevos retos a los que se enfrentan los profesionales y las empresas en el ámbito de la comunicación.
  • Se valora positivamente la posibilidad de que el presidente de la Asociación de Directivos de la Comunicación sea necesariamente un director de comunicación.
  • La asignatura pendiente de la Asociación sigue siendo la formulación de un plan de comunicación con una clara estrategia que permita que la opinión pública identifique a DIRCOM como la organización que es y en la misma categoría que otras asociaciones constituidas como auténticos referentes e interlocutores en los debates que afectan a los intereses de los profesionales de la comunicación. Consolidación como fuente de opinión autorizada en temas relacionados con nuestro trabajo.
  • DIRCOM debe responder a las necesidades de los profesionales que la integran ofertando un programa de formación a todos los niveles y no únicamente para los más jóvenes. La Asociación cuenta ya con una segunda generación de profesionales (de 40 a 50 años) cuyas necesidades formativas no son las mismas que las que tenía hace 15 años. Más que formación habría que hablar de “reciclaje”.
  • La asociación debe contribuir más activamente en la formación de las empresas en materia de comunicación; debe crear un estado de “contagio” a las estructuras de dirección para que entiendan y valoren el papel estratégico de los directores de comunicación.
  • Es necesario una aproximación entre DIRCOM y la Universidad; la proximidad de Bolonia hace urgente el promover un debate a dos.
  • La directiva de la organización debe contemplar la incorporación de representantes del sector en toda su heterogeneidad y tamaño buscando una mayor segmentación de las actuaciones en función de las diferentes necesidades y expectativas.
  • DIRCOM tiene que establecer una metodología clara para dar respuesta a las peticiones de los miembros o a los conflictos que puedan surgir -dada la heterogeneidad de sus asociados- y decidir claramente cuáles son los parámetros de arbitraje en los que se tiene que mover.
  • Unánime fue la opinión de que el modelo actual de la organización no es horizontal. Es necesario que la Asociación se abra a la opinión, al debate, a la charla. Necesita una mayor representatividad en las estructuras ya que existe la percepción de que hay asociados de primera, a los que se atiende y da cobertura; y asociados de segunda, que no logran una respuesta a sus necesidades.
  • DIRCOM debe apostar por la transparencia y el buen gobierno y tratar los asuntos abiertamente. No es denigrante reconocer las necesidades comerciales de los miembros y abrir, en la justa medida, las posibilidades de sinergias entre empresas y profesionales.

Tertulias wellcomm

Las Tertulias wellcomm se celebraran, con una periodicidad bimensual ajustada según calendario y actualidad. Con motivo de la proximidad del verano, adelantaremos la de julio al mes de junio. La temática está aún por decidir porque nos gustaría recibir vuestras sugerencias al respecto. El objetivo de las Tertulias wellcomm no es otro que facilitar a pequeña escala el intercambio de opiniones entre los expertos en comunicación sean del sector que sean y trasladar las conclusiones a la red para abrirlas a los demás profesionales y ampliar el ámbito de discusión.Si estás interesado en participar en sucesivas convocatorias o tienes temas concretos que te interesan debatir, no dejes de comunicárnoslo.

Pin It on Pinterest