Monthly Archives

mayo 2014

Bob Dylan pisando fuerte en publicidad

By | Actualidad | No Comments

Marta Torres Chinchilla, a punto de licenciarse, forma parte de nuestro equipo de Talentos en formación

Hoy me he levantado con ganas de guerra y… ¿qué mejor forma de desahogarme que escribiendo sobre uno de los anuncios que  más revuelo ha provocado en estas últimas semanas?

Si, se trata del anuncio “People in Progress” de ING Direct lanzado la pasada Semana Santa. Por si no habéis tenido la oportunidad de verlo, os hago un breve resumen: en él aparece Bob Dylan como protagonista jugando con las palabras de un par de carteles y se lanza a crear una lista interminable de deseos…  Pertenece a la película No Direction Home – Bob Dylan Part 2, un documental de Martin Scorsese que se remonta a la vida de Bob Dylan y a su impacto en la cultura y música popular americana en el siglo XX.

El anuncio contiene una serie de peculiaridades como la antigüedad de sus imágenes (1966) o la canción que suena al final del propio Bob Dylan ‘Like a Rolling Stone’, que le hacen ser original para toda una generación, la de los millenials que nunca conocieron al cantante. Es verdad que ya ha habido muchos que se han puesto las manos en la cabeza  al ver a un artista como este, antisistema y pacifista, en una campaña de un banco multinacional.

Desde mi punto de vista, joven nacida en 1991, creo que la compañía ha acertado con su propuesta. Es un anuncio que se sale de lo normal, ha tratado de llamar la atención y desviarse de la rutina y desde luego que lo ha conseguido… El músico, cantante y poeta estadounidense, representa a todos aquellos que están continuamente replanteándose su vida y son inconformistas en todos los sentidos. La compañía, con esta actitud se refleja en ellos y recalca su compromiso con una banca más actual, completa y volcada en sus clientes. A esto hace referencia el lema “People in Progress: larga vida a replantease las cosas”. Este anuncio se ha realizado con el objetivo de hacer evolucionar su posicionamiento y aprovechando su 15º aniversario ¡Felicidades!

¿Qué os sugiere a vosotros el anuncio?

Historias de cracks 2.0

By | Actualidad | No Comments

Marta Torres Chinchilla, a punto de licenciarse, forma parte de nuestro equipo de Talentos en formación

Y este crack ¿te suena? es el título del nuevo libro de Raquel Roca,  periodista vinculada al mundo digital desde hace casi 20 años. La autora ha tratado de aunar en unas cuantas páginas la trayectoria  de un grupo de expertos en marca personal, comunicación, liderazgo, marketing y emprendimiento dentro del mundo 2.0.  Raquel, según explica en el libro, les considera grandes profesionales o “cracks/gurús” principalmente porque han superado sus propios miedos y barreras, han sabido expresar sus ideas y reinventarse en esta nueva era 2.0.

Esta guía nos permite a todos los que queremos mejorar nuestra vida laboral acercarnos a expertos 2.0 y empaparnos de buenos consejos e ideas. Además, sirve como motor de relaciones públicas, herramienta para encontrar empleo, aprender a gestionar y liderar equipos, emprender…

Yo creo que la moraleja del libro podría ser: “Acércate a todos aquellos que te hagan pensar, saca lo mejor de ti y exprímete al máximo”.

Y como consejo propio os animo a que compartáis vuestras opiniones, porque la información solo es poder cuando se comparte. Si lo piensas, es un toma y daca, los seres humanos solo maduramos, crecemos y alcanzamos nuestras metas cuando establecemos lazos con los que nos rodean.

La autora, te anima a ser un knowmad (trabajador nómada del conocimiento) y por eso, toca varios temas organizados por capítulos. Pero yo quiero resaltar el área de recursos humanos, en el que está presente nuestra directora de proyectos, Rosa Matías (@wellcomm). Rosa nos habla de la búsqueda de empleo y carrera profesional y plasma su lema: “El conocimiento no es suficiente si no va acompañado de habilidades sociales que te permitan interactuar en un mundo cada vez más interconectado”.

Por último, si tienes una mentalidad y actitud proactiva y te lees este libro… tienes la mitad del camino recorrido!!!

Interesante también la manera en que el libro se está promocionando.

Por qué grandes marcas lo hacen tan mal en redes sociales

By | Actualidad | 2 Comments

A estas alturas, no vamos a descubrir la relevancia que posee el Social Media Marketing para cualquier negocio y, muy especialmente, para las grandes marcas de todos los sectores de actividad.

Son pocas las empresas de cierta magnitud que logran añadir valor a sus marcas y obtener retornos a las crecientes inversiones que destinan a consolidar su presencia en redes sociales o a la necesaria interacción con sus clientes potenciales.

Los esfuerzos financieros y técnicos no acaban de satisfacer las expectativas de las grandes organizaciones y todo ello tiene su origen en un complejo universo de variables y desajustes. Es cierto que el Marketing en Redes Sociales lleva entre nosotros más de una década, pero aún no acaba de mostrar un panorama claro o una metodología definida y fructífera para las grandes marcas.

Al fin y al cabo, lo que está pasando no resulta nada extraño, ya que en situaciones similares, las grandes empresas también precisaron períodos más o menos prolongados de tiempo para identificar buenas prácticas y rentabilidad ante las innovaciones tecnológicas y sociales. En la memoria de todos está el caso de la televisión que, desde su llegada, demoró considerablemente su maridaje con el marketing o la publicidad.

Para comenzar es necesario recordar que hoy Facebook, la red social más popular, acumula cerca de 1.300 millones de usuarios en todo el mundo. Si se nos permite el símil ilustrativo, si Facebook fuera un país, sería el segundo con mayor población del planeta, por encima de India y solo por debajo de China. Además, un país con población ‘bien segmentada y distribuida territorialmente’, con predominio de la ‘clase media’ y con un más que estimable ‘consumo interno’. ¿Puede alguna empresa renunciar a semejante mercado? Parece claro que no, aunque mientras tanto, la reiteración de errores en el uso de las redes sociales sigue deparando resultados inciertos.

Repasemos algunos de los errores más frecuentes en los que las grandes marcas suelen incurrir en el ámbito de los medios sociales online:

  1. Trabajar a la deriva: en la práctica, las empresas en redes sociales primero disparan y después apuntan. Lo más frecuente es que comiencen a trabajar sin contar con un plan de marketing online ni tampoco disponer de una estrategia clara y bien definida en Social Media Marketing.
  2. Extrapolar los modelos de comunicación de los medios tradicionales: las redes sociales no son medios impresos, ni televisión ni radio tradicional. El modelo es sustancialmente diferente, pero las grandes marcas se empeñan en convertir sus fanpages y sus perfiles en púlpitos en los que arengar machacona e indiscriminadamente a sus supuestos clientes potenciales. Así no se genera engagement, ni interacción, ni conversación, ni nada de lo que se persigue.
  3. Falta de ponderación: los profesionales ‘tradicionales’ del marketing offline no acaban de percibir la importancia de su presencia y acción en redes sociales. No le dan relevancia y consideran que ‘hay que estar ahí’ por imperativo de una moda pasajera.
  4.  Falta de profesionalización: cuando en una gran empresa (o menos grande) se plantea la necesidad de irrumpir en redes sociales, se acostumbra a improvisar y a dejar la tarea en manos de profesionales que no cuentan con cualificación específica. Se le encarga a un becario o similar y no se realiza seguimiento alguno de acciones y retornos.
  5. Predominio de los objetivos cuantitativos a los cualitativos: ante la falta de estrategia o de planificación, el objetivo se reduce a captar muchos fans, followers o amigos. Da igual el perfil o la relación que se establezca con ellos, ya sean agentes de seguros residentes en Nigeria, CEOS de corporaciones financieras, estibadores portuarios o amas de casa de Cuenca.
  6. Ignorar la realidad: casi todas las empresas del mundo están presentes en redes sociales, quieran o no quieran. Aunque no mantengan plan de marketing online alguno, sus usuarios y clientes, pocos o muchos, no dudarán en compartir sus quejas, comentarios, irritaciones o insatisfacciones. Con todas sus consecuencias. La cuestión es definir lo que queremos, si dejarlo todo a la deriva o tratar de tomar el control y gestionar esta presencia online.
  7. Sordera pasiva: cualquier profesional de la comunicación sabe lo que es la Escucha Activa. ¿Cuántas empresas la practican con sus clientes pasados, presentes o futuros en las redes sociales? ¿Hasta sus últimas consecuencias?

Obsesión por la influencia

By | Mundo comunicación | One Comment

No hay que ser muy avispado para percatarse de la tendencia creciente de los profesionales de la comunicación a centrar su estrategia en el logro de mayores cotas de influencia, con especial incidencia en las redes sociales.

En algunos momentos parece que el éxito o la simple supervivencia profesional dependen de ser reconocido como un inequívoco gurú 2.0, un usuario activo e influyente de las redes sociales, de las tendencias, de los blogs, de los contenidos y de las opiniones. Es cierto, nos invade la obsesión por la influencia.

Todo lo que compartas, afirmes u opines en la red ha de contar con amplio seguimiento y repercusión. Si no eres un ‘influencer’ en Internet, no eres nadie y puedes estar abocado al ostracismo o al tedio como profesional de la comunicación, el periodismo, el marketing o la publicidad. Incluso te arriesgas a ser objeto de la ignorancia o de la plena desatención por parte de tus propios colegas. Por suerte, no siempre ocurre tal y como lo describimos.

Recordemos primero algunos conceptos básicos, para no caer en confusiones.

Suele llamarse influencer a cualquier profesional de la comunicación, espontáneo más o menos silvestre o intruso que cuenta con la capacidad para liderar corrientes de opinión en Internet e incluso marcar tendencias en uno o varios sectores o áreas de actividad específica.

En otras palabras, no es necesario ni imprescindible ejercer o estar cualificado como profesional de la comunicación para convertirte en influencer, aunque esto no exime a los periodistas o a los comunicadores profesionales de sentirse literalmente obsesionados por la influencia en Social Media y en la red, en general.

Para ser considerado influencer, has de contar con decenas de miles de followers, amigos y fans en Twitter, Facebook, Instagram, Youtube, Flickr, etc. Obviamente, lo lógico sería que estas legiones de seguidores cumplieran con algún criterio de segmentación relacionado con el área de actividad en la que te desempeñas como presunto gurú o líder de opinión online, pero no siempre es así.

En general, suele valorarse más la cantidad que la ‘calidad’ o pertenencia a un público objetivo específico, en el caso de los seguidores de cada gurú o influencer.

La obsesión por la influencia lleva a que, en algunos procesos selectivos de profesionales de la comunicación, se valore su ‘influencia’ según los criterios arbitrarios y cuantitativos mencionados.

En definitiva, la influencia o la condición de influencer se han convertido en toda una ‘competencia profesional’ relevante en un buen número de oportunidades de empleo en el sector de la comunicación, en general.

Si no tienes un blog de autor, más o menos popular; una cuenta de Twitter desbordada de seguidores de variado pelaje; una página de Facebook atestada de fans o una cuenta de Instagram repleta de fotos en las que se te vea con otros gurús reconocibles -por supuesto, imágenes con mucho sarao, mucho canapé y mucho fotocall como escenario-. Si, además, en tu perfil de LinkedIn puedes exhibir con orgullo tu relación virtual con barandas, prebostes y jerifaltes varios, mejor que mejor. En caso contrario, puedes correr el riesgo de ser considerado un ‘mindundi’ con escaso recorrido profesional.

Por suerte, el virus de la obsesión por la influencia no alcanza a todas las empresas ni a todos los profesionales de la comunicación, aunque este mensaje si esté calando en cientos de compañías de otros sectores, con el ‘peligro’ que ello conlleva para quienes si tienen mucho valor que aportar.

Frente a esta tendencia, tal vez lo mejor sea mantener una línea coherente y solvente para gestionar nuestra influencia. Solo se trata de aplicar el sentido común y la profesionalidad, aplicando unas sencillas pautas operativas para crear y trabajar día a día nuestra presencia online:

  • Trabaja con criterios de segmentación: genera atención, curiosidad e interés online en personas, grupos y empresas afines al sector de actividad en el que te desenvuelves.
  • En blogs, redes sociales, Webs o eventos offline, genera contenidos únicos, originales, útiles y relevantes para tu audiencia potencial.
  • No olvides jamás el valor de la credibilidad. Genera confianza en todo aquel que pueda leerte o con quien puedas establecer ‘conversaciones’ o interacciones en la red.
  • Presta atención a tu audiencia, interésate por sus mensajes. Olvida a los herméticos púlpitos y pedestales en los que suelen acomodarse los gurús o influencers dudosos.
  • Trata de crear experiencias positivas en tus seguidores y fans. Vivencias gratas que te faciliten la creación de vínculos y la generación de engagement.

No te negaremos que todo ello supone grandes dosis de tenacidad y trabajo serio, pero no existe otra fórmula para adquirir la condición de influencer con capacidad para generar valor a tu carrera profesional, a las empresas en las que trabajes o a tus clientes. Lo contrario, solo serán ‘fuegos artificiales’, con alto impacto efímero y de ‘garrafón’.

En cualquier caso, siempre te quedará el camino fácil de comprar followers ‘al peso’ en Web chinas, practicar el copy-paste de frases lapidarias o abonarte a los mensajes llamativos y amarillos, tan abundantes en los medios sociales.

Salud 2.0 para profesionales del sector sanitario

By | Actualidad | No Comments

¿Quieres razones para reinventarte como profesional en el mundo de la salud? ¡Últimas plazas para el Master en Salud 2.0!

Si todavía estás dudando de si inscribirte o no al Master en Salud 2.0, te animo a que lo hagas antes de que te quedes sin tu plaza. Por si no sabes de que va el tema, wellcomm ha firmado un proyecto colaborativo con el centro Medical Practice Group School of Health, para el lanzamiento de un master innovador. El público al que va dirigido incluye a todos los profesionales del sector de la sanidad, que quieran optimizar su potencial a través de la comunicación 2.0 (redes sociales, nuevas tecnologías, internet…)

El Master en Salud 2.0 está enfocado a facilitar a los profesionales sanitarios los conocimientos, competencias y habilidades básicas en el entorno de la salud 2.0. Es un master muy completo, ya que incluye:

  • Aspectos de gestión, publicación, acceso y difusión de la información relevante;
  • Aplicación práctica de modelos de inteligencia colectiva;
  • Trabajo colaborativo a la práctica sanitaria;
  • Utilización profesional de las herramientas y funcionalidades de la web social.

Estos recursos online permiten agilizar y simplificar el día a día y actualizar los conocimientos, técnicas y metodologías aplicables a las ciencias de la salud. Como referencia, podéis ver cómo algunos de los participantes del máster responden a nuestras preguntas:

Salvador Casado, médico de familia: ¿Cuál es, en tu experiencia, la principal ventaja de usar el entorno digital para relacionarte con tus pacientes?

Oliver Serrano, Social Media Manager, Psicólogo, Orientador Laboral y Gestor de Comunidades Online: ¿Cuáles son las redes sociales que más se están utilizando entre la comunidad sanitaria?

 

Francesc Grau, Digital Strategist en HC-BCN: ¿Por qué es importante para los profesionales sanitarios gestionar su reputación digital?

Para más información acerca del máster, pinche aquí.

Si estás interesad@, no dudes en reservar tu plaza cuanto antes!

Pin It on Pinterest