Las ofertas de empleo también son para el verano

Un extenso porcentaje de los profesionales que afrontan el proyecto de buscar empleo dentro del sector de la comunicación, acostumbran a considerar los meses estivales como una suerte de ‘barbecho’, como un tiempo baldío en el que la actividad se paraliza y las oportunidades profesionales o las nuevas ofertas de trabajo parecen caer en un sopor análogo a la más tradicional siesta veraniega.

Suele ser habitual que, aquellas personas que se entregan durante largos meses a la ejecución de una estudiada e intensa estrategia para encontrar empleo, decidan hacer un ‘parón’ en verano, justificado en la escasez de ofertas y en la situación de relativo Stand by en el que se encuentran muchas empresas durante el mes de julio y, muy especialmente, en agosto.

Es innegable que la tradicional expresión ‘cerrado por vacaciones’ posee aún una relativa vigencia, pero no es menos cierto que los tiempos han cambiado y las formas de organización del trabajo y las relaciones laborales o mercantiles guardan ya escasa relación con las que aún perduraban un par de décadas atrás. Hace mucho que las 14 pagas anuales, el mes de vacaciones ininterrumpidas y los contratos indefinidos reales (no ficticios, los de verdad) pasaron a formar parte de la memoria colectiva de los profesionales. Recuerdos difusos, cada vez más difíciles de evocar o de vivir.

Sabemos que los meses más propicios para encontrar nuevas oportunidades profesionales, a grandes rasgos, son enero y septiembre, aunque ya su primacía no es tan abrumadora, con respecto al resto de los meses del año.

Los veranos de la segunda década del siglo XXI no tienen nada que ver con los de hace tan siquiera un par de lustros y nos permitiremos brindarte algunos consejos de utilidad para buscar trabajo en verano:

  • Incluso en agosto pueden detectarse en el mercado un buen número de nuevas oportunidades profesionales. Es necesario que sigas dedicando las horas necesarias a indagar y localizar esas oportunidades para presentar la correspondiente candidatura.
  • Se tiene la falsa creencia de que el verano solo brinda oportunidades profesionales para becarios, trabajos basura y ocupaciones relacionadas con la hostelería. Es cierto, las hay, pero no son las únicas, ni muchos menos.
  • No olvides que el sector turístico en España está fuertemente estacionalizado y los profesionales del marketing o la comunicación cuentan ahora con mayores oportunidades de empleo en las empresas del sector. Recuerda que la gran mayoría de los procesos de distribución de productos y servicios turísticos tienen lugar en Internet. Las redes sociales, los blogs o el marketing de contenidos son elementos irrenunciables dentro de las estrategias de marketing online de las empresas turísticas, en general (portales travel, agencias de viajes online, cadenas de hoteles, touroperadores, aerolíneas, etc.). Lo mismo sucede con empresas de otros sectores, cuyo trabajo no se detiene en agosto. Está claro que Internet no descansa en verano.
  • Muchas empresas de distinta tipología aprovechan los meses de verano para ‘ordenar la casa’, es decir, para planificar nuevos proyectos de negocio; reestructurar otros preexistentes; preparar el lanzamiento de nuevos productos o servicios, etc. Todo ello, a menudo, se traduce en nuevas ofertas de empleo que se lanzan en verano, independientemente de que el proceso selectivo culmine en otoño. Hay que estar ahí para aprovecharlas.
  • Ten muy presente que si localizas una oferta de empleo en verano que se ajuste a tu perfil, contarás con mayores opciones de salir con éxito del proceso selectivo. Por las razones antes mencionadas, tendrás bastante menos competencia, ya que son muchos los profesionales que utilizan el verano y la crisis como pretexto para dejar a un lado la búsqueda activa de empleo. No es extraño que muchos profesionales lleguen a presentar candidaturas en esta época, pero no estén disponibles ni localizables en el momento en el que son contactados. A menos candidatos, mayores probabilidades de éxito para ti. ¡Aprovéchalas!
  • En muchas ocasiones, las compañías padecen imprevistos que les obligan a realizar procesos selectivos express y contrataciones rápidas para cubrir servicios en agosto. En principio, lo más probable es que se trate de trabajos de corta duración (no siempre), aunque ello no es óbice para que intentes ganarte la confianza de tu empleador y lograr la continuidad con base a tu excelencia y tu buen hacer profesional. Muchas prolongadas carreras profesionales en compañías solventes comenzaron con un trabajo eventual de verano.
  • Si están considerando la opción de encontrar un empleo fuera de nuestras fronteras, ten en cuenta que el mercado de trabajo se desenvuelve de forma muy diversa en estos meses, según el país de que se trate. Si esta es tu opción, a buen seguro que encontrarás muchas más oportunidades profesionales de las que esperas.
  • Aunque no tengas esa percepción, durante el mes de agosto un enorme volumen de empresas de todos los sectores planifican las vacaciones de sus directivos y de sus mandos intermedios para no interrumpir el proceso de toma de decisiones relevantes, que también afectan a nuevas contrataciones de personal. Lo dicho, en verano las empresas siguen lanzando nuevas ofertas de empleo.

Si a pesar de todo lo que te hemos contado, sigues remiso a buscar trabajo en verano, al menos aprovecha los meses estivales para formarte o autoformarte. Internet te brinda multitud de posibilidades para ponerte al día, por tu cuenta, en competencias y destrezas profesionales que hoy son imprescindibles para los profesionales de la comunicación, el marketing, la publicidad o el periodismo, en el más amplio de los sentidos.

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: