Retos, desafíos y nostalgias de los profesionales de la comunicación

De forma profunda y acelerada la última década ha transformado por completo el mercado de la información. La comunicación digital se ha instalado con fuerza en la casi totalidad de escenarios empresariales, institucionales y sociales, hasta el extremo de dejar ‘fuera de juego’ a una ingente legión de profesionales del marketing, de la publicidad, o del periodismo, en general.

Mientras muchos perdieron su empleo, otros se topan con notables dificultades para acceder a nuevas oportunidades, con una mínima dosis de dignidad laboral en el horizonte a corto, medio o largo plazo. Ha llegado el momento de aceptar estos cambios e incorporarnos a nuevas tendencias de mercado, caracterizadas por innovaciones impredecibles y por la diaria convivencia con el vértigo. Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor para verificar que ya la información no se consume, ni se intercambia de la misma manera, ni en los mismos momentos, ni con la misma intensidad que hace unos pocos años.

Esta poderosa corriente digital ha logrado convertir casi en nostálgicos recuerdos un buen puñado de realidades que, hasta hace un tiempo, nos parecían inmutables dentro del viejo círculo de la empresa, el marketing y la comunicación. Se trata de imágenes descoloridas que han pasado o están pasando a formar parte de un mundo un tanto vintage, cada vez más alejado del éxito o de la mera supervivencia: el consumo masivo de prensa escrita impresa; las agencias de viajes tradicionales; los buzones de correo postal; las cabinas telefónicas; las tiendas de discos; los voluminosos diccionarios enciclopédicos que no faltaban en ningún hogar; las guías telefónicas; las guías de hoteles; los videoclubes; los carretes de fotos; los semanarios impresos de anuncios clasificados y una inacabable relación de situaciones e interacciones transformadas por este irreversible cambio de época.

¿Cómo sobrevivir y crecer en este panorama convulso? No hay fórmulas mágicas. Solo trabajo, tenacidad, actitud, actualización y formación para adaptarse a lo que nos ha llegado y a todo lo que queda por venir.

Siguiendo a Marta Perlado, en su trabajo ‘Nuevas oportunidades en la comunicación digital: nuevos perfiles y competencias’, a día de hoy, algunos de los profesionales más demandados en el ámbito del marketing, la comunicación y la publicidad son los siguientes:

Sin embargo creemos que lo más interesante es la  lista de habilidades personales necesarias para afrontar lo que  la profesora Perlado llama el “nuevo ciclo”:

  • Capacidad de adaptación a nuevas situaciones. Flexibilidad
  • Capacidad para asumir riesgos y tomar decisiones
  • Proactividad. Iniciativa personal. Espíritu emprendedor
  •  Habilidad en las relaciones interpersonales
  • Capacidad para trabajar en equipo
  • Capacidad de organización y planificación
  • Capacidad analítica
  • Habilidades comunicativas (orales y escritas)
  • Inquietud y curiosidad
  • Trabajar en un contexto internacional (el dominio del inglés es básico e incuestionable)

La gran ventaja que nos depara esta nueva realidad, tiene que ver con que ahora los profesionales de la comunicación tienen la opción de encontrar oportunidades en la práctica totalidad de los sectores de actividad empresarial si son capaces de superar las barreras de entrada relacionadas con sus propias competencias profesionales. Ya se sabe, toda cambio genera crisis y toda crisis lleva implícitos nuevos desafíos y oportunidades para tomar el control de nuestro futuro profesional. El primer reto es aceptar la realidad y encarar con determinación todo el consiguiente esfuerzo de adaptación y actualización.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: