Monthly Archives

enero 2013

Siete alternativas laborales para periodistas

By | Actualidad, Perfiles mas demandados | 18 Comments

Según el Informe Anual de la Profesión Periodística 2012, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid son cerca de 10.000 los periodistas despedidos desde 2008 en España y se han cerrado 197 medios, en un país donde en 2011 se graduaron 2.640 nuevos periodistas y otros 2.017 de comunicación audiovisual.

¿Qué opciones laborales les esperan?

Tres vías laborales con siete salidas profesionales diferentes:

Vía periodística. Esta prácticamente no exige reciclaje sino una forma distinta de trabajar de a lo que tradicionalmente estábamos acostumbrados.

1.- Darse de alta como autónomo y trabajar como colaborador freelance para diferentes medios de comunicación. La experiencia y los contactos laborales serán de gran ayuda para empezar. La mala noticia es la incertidumbre económica y que suele ser la primera alternativa que se prueba, pero la buena noticias es que podrán gestionar su tiempo, serán independientes, y podrán plantearse qué es lo que de verdad le gustaría hacer, e intentarlo.

2.- Formar parte de alguna cooperativa, en proyecto editorial formado por otros periodistas en la misma situación. Algunas de las iniciativas son sólo digitales como: eldiario.eslamarea.cominfolibre.es, cuartopoder.es, elpulso.es, 1001medios.es; centradas en el periodismo colaborativo como Periodismohumano.com o bottup.com. Otras son impresas: Revista Mongolia, Materia, Pikara Magazine, y otras combinan ambas: Yorokobu.es o Libero. Son proyectos muy diferentes: de información general, especializados o hiperlocales. Sus modelos de negocio también varían: sólo publicidad o con financiación colectiva del lector. Hay quien combina participación y financiación conjunta con el usuario con el objetivo de velar por la de la información, como es el proyecto Fixmedia.org.  Para el periodista audiovisual hay una especial oportunidad en Internet ya que los contenidos audiovisuales son claves en la comunicación digital. Proyectos como Agoranews.es, Vudeo.org, Utopianow.tv, Quepo.org, o tuyyoque.com. Están formados por un pool de profesionales de la comunicación y son algunos ejemplos de nuevos proyectos periodísticos adaptados a una nueva realidad tecnológica.  El profesor Juan Luis Manfredi está recopilando todas las referencias en Periodismo Emprendedor

3.- Entrar (con sueldos muy inferiores a los tradicionales) en algún medio digital. ElConfidencial.com es un buen ejemplo de fichajes de periodistas muy buenos, con unas brillantes trayectorias que salen de medios tradicionales. Una buena salida, con más que una buena audiencia.

Vía de la comunicación empresarial. Aquí la necesidad de darse un buen barniz formativo en materia de marca, comunicación comercial y gestión es más que aconsejable.

4.- Departamento de Comunicación de cualquier empresa: pequeña, mediana o grande. Gestión de notas de prensa, distribución a medios, seguimiento de la repercusión. Gestión y reputación de marca. Apoyo a la comunicación comercial. Monitorización de marca/productos en medios y redes sociales. Imprescindible darse un buen barniz en materia de formación.

5.- Agencia de Comunicación. Gestionar la cuenta de uno o varios clientes de manera externa a la empresa pero con las mismas funciones que en un departamento de comunicación interno. La cruz de la moneda es que empresas, en este entorno de crisis, están recortando su inversión en este tipo de agencias.

6.-Experto en contenidos de empresa. Escribir discursos, editar informes, ayudar a una compañía a escribir las propuestas para sus clientes o gestionar los contenidos de una web son necesidades más que urgentes en cualquier organización. Un buen ejemplo los tienes en Sílaba Consulting.

Vía de la especialización digital. Esta es la opción más exigente en cuanto a reciclaje del periodista tradicional se refiere. Requiere experiencia en negocio digital así como estudio constante de herramientas sociales y desarrollos tecnológicos relacionados con negocio e Internet.

7.- Experto en comunicación digital. Periodistas con experiencia en medios tradicionales y que además hayan participado en el desarrollo de las versiones digitales están ayudando a dar el salto a la digitalización a cualquier empresa tradicional. Expandir el negocio tradicional al virtual, crear nuevos proyectos online, conocer bien la gestión de contenidos, proponer nuevos modelos de negocio teniendo en cuenta todos los soportes y plataformas posibles, así como proporcionar diferentes fuentes de ingresos a estas nuevas empresas, son valores en alza con un mercado en crecimiento. A estos perfiles se les demanda realizar consultorías estratégicas de producto, estudios de mercado y de tendencias. Por otro lado, el mercado también confía a estos expertos el asesoramiento continuado de la presencia online para cualquier compañía (cómo debe estar diseñada y qué contenidos ofrecer en la página web) así como la gestión de su promoción digital (presencia en redes sociales, recomendaciones SEO, SEM -gestión de Adwords- y sobre todo, de su analítica web, del tráfico en su site con orientación a negocio). Asimismo, es un momento de alta demanda de profesionales de este perfil como profesorado en escuelas de posgrado relacionadas con el negocio digital.

Independientemente de la opción que se elija, lo ‘digital’ es ya consustancial al periodismo, por lo que cualquier periodista deberá cuidar su marca personal y trabajarla día a día: definir su especialización, los perfiles sociales y crear contenido propio preferentemente en un blog personal son tres pilares básicos.

Pilar Gómez-Borrero

@PrensaeInternet

Experta en comunicación digital

Informe wellcomm sobre salarios 2012: joven, mujer y mileurista, perfil tipo del profesional de la comunicación en España

By | Actualidad, Informes salarios | 10 Comments

El sector de la comunicación ha vivido en los últimos años un progresivo empobrecimiento que ha provocado que más de la mitad de los profesionales de la comunicación gane menos de 25.000 euros/brutos al año. Esta es una de las principales conclusiones del Informe wellcomm sobre salarios de la comunicación 2012 que acabamos de presentar. El informe nace con la intención de proporcionar al sector una guía útil, un documento de referencia actualizado anualmente, que sirva a las empresas a la hora de realizar sus contrataciones y ayude a los profesionales a gestionar sus expectativas laborales.

Según el informe, la mayoría de los encuestados cuenta con un salario bruto/anual de entre 15.000 euros y 25.000 euros brutos/anuales (29%) o menos de 15.000 euros (23%), seguido de un 19% que logra alcanzar entre 25.000 euros y 35.000 euros brutos/anuales; un 11% entre 35.000 euros y 45.000 euros brutos anuales; y un 7% entre 45.000 euros y 55.000 euros brutos/anuales.

En los salarios de mayor rango, apenas un 11% de los encuestados logra superar los 70.000 euros/brutos anuales. Sólo tres de cada cien profesionales de la comunicación consultados cobra más de 100.000 euros brutos/anuales y solo cuatro de cada cien entre 70.000 euros y 100.000 euros brutos/anuales.

El informe Wellcomm de salarios de la comunicación 2012 es el resultado de una encuesta realizada  entre julio y septiembre de 2012 entre más de 800 profesionales del sector: agencias de comunicación (39%) directores de comunicación en empresas (31%), marketing (10%), medios de comunicación (17%) y publicidad (4%).

Los profesionales de la comunicación que más ganan

Otra de las conclusiones que se desprenden del informe es que en comunicación empresarial y en agencias/consultoras, los salarios son más altos que en los medios de comunicación. El salario medio para un profesional de más de 8 años de experiencia en el departamento de comunicación de una empresa y en una agencia es, respectivamente, de 52.616 euros brutos/anuales y de 51.159 euros brutos/anuales, mientras que en medio de comunicación esta cifra se sitúa en 34.977 euros brutos/anuales.

 Lo digital se paga peor

Paradójicamente, aunque la demanda de nuevos profesiones digitales se encuentra actualmente en un momento álgido, son precisamente éstos profesionales los que menos ganan del sector. En líneas generales, el rango salarial del Community Manager oscila entre los 15.000 y los 25.000 euros brutos/ anuales; el de Social Media Strategist entre 15.000 euros y 35.000 euros brutos/anuales; y el del Social Media Manager, entre 15.000 euros y 45.000 euros brutos/anuales.

Por tanto, se aprecia una gran distancia entre los salarios de los nuevos medios y los medios tradicionales, entre las nuevas agencias digitales y las consultoras de comunicación más consolidadas. Seguramente este dato resulta coherente con la escasa valoración económica de los proyectos relacionados con la comunicación digital. En definitiva, las conclusiones apuntan a que todo lo “digital” se paga peor.

Los hombres ganan más que las mujeres, sobre todo en puestos directivos

Según la encuesta, aunque existe una clara presencia predominante de las mujeres en el sector (un 59% mujeres y un 41% hombres), se da una importante diferencia salarial entre sexos, sobre todo en los profesionales con mayor experiencia. El salario medio del profesional de la comunicación en España se sitúa en 32.652 euros brutos/anuales, el del hombre es de 38.216 euros, mientras que el de la mujer es de 29.026 euros brutos/anuales.

Por otra parte, aunque entre los encuestados con poca experiencia no existen diferencias salariales importantes, en cambio, en aquellos con más de 8 años de experiencia, los hombres cobran bastante más que las mujeres. El porcentaje de hombres encuestados que cobran más de 100.000 euros brutos anuales es mayor (5%) que el de mujeres (3%). Lo mismo ocurre entre los profesionales que cobran entre 45.000 euros brutos/anuales y 100.000 euros brutos/anuales, un 54% son hombres y un 40% mujeres.

Un sector en tránsito y unos perfiles profesionales con una urgente necesidad de definirse

El informe refleja la inmadurez laboral del sector de la comunicación en España y la falta de información y coherencia sobre las diferentes funciones y categorías profesionales, sobre todo en los que se refiere a las “nuevas profesiones”, las digitales.

Mas allá de los datos, las conclusiones

  • Para Wellcomm, uno de los mayores retos del sector de la comunicación en nuestro país es definir, de una vez por todas, las categorías profesionales y sus rangos salariales, así como ofrecer programas de formación y desarrollo a los profesionales del sector para aumentar su valor en un mercado convulso y en tránsito.
  • La falta de coherencia  se pone de manifiesto una vez más en el sector. Las empresas de comunicación, en general, exigen transparencia a sus interlocutores, pero son incapaces de ofrecer datos reales y tangibles sobre los salarios que pagan a sus colaboradores. Un ejercicio de transparencia que está presente en nuestro entorno  desde hace años tal y como reflejan diferentes webs (que puedes ver aquí o aquí)
  • La encuesta refleja que las horquillas máximas y mínimas de los salarios de los profesionales de la comunicación son demasiado amplias, lo que se puede interpretar desde dos enfoques. El primero es que  las empresas de comunicación no tienen planes claros de desarrollo profesional para gestionar las expectativas en base a experiencia y salario. El segundo es que se sigue valorando más al que sobrepasa los horarios laborales y se toma cervezas con el jefe que al que cumple con eficacia sus funciones y es capaz de organizarse en función de objetivos medibles.
  • En España las habilidades digitales no se encuentran bien valoradas. Aunque se buscan profesionales que cuenten con este tipo de competencias, las empresas no están dispuestas a pagarlas. Por otra parte, los profesionales con gran experiencia pero muy alejados de los entornos digitales también están perdiendo valor, por lo que nos encontramos con una profesión cada vez más empobrecida y peor valorada social y económicamente.
  • Se observa una falta de definición de las categorías profesionales en el sector de la comunicación en España. No se tienen claras las funciones que debe desempeñar cada tipo de profesional y tampoco están bien definidos los criterios para su retribución.

Pin It on Pinterest