10 preguntas impertinentes pero imprescindibles en un proceso de selección

By 03/10/2012Actualidad, Hoy

Casi por instinto de protección, rehuimos las preguntas difíciles o  las que no queremos saber la respuesta. Como reclutadora, me gusta estar de parte de los candidatos. En general tiendo a ponérselo fácil y buscar aquellos aspectos que más me interesan de su trayectoria profesional y en los que noto que pueden “brillar”. Me gusta el intercambio de ideas que consiga liberar de tensión un encuentro que, a veces , resulta demasiado encorsetado. El jueves pasado, justo antes de desvirtualizar a @agustíbranas (de paso por Madrid y un talento en nuevas habilidades directivas) concerté sendas citas con dos profesionales muy interesantes. Creo que con ambos conseguí conectar pero, con uno de ellos, me resultó especialmente fácil profundizar en sus verdaderos intereses y calibrar sus expectativas de desarrollo profesional. En todo caso hay preguntas incómodas que hay que hacer por más que nos empeñemos en “ligarnos” a un buen candidato. Ahí van:

1. ¿Estás participando en este momento en algún otro proceso de selección? Aquí la gestión de los tiempos es fundamental. Aunque os parezcan mentira, y a pesar de la crisis, todavía hay profesionales que están en varios procesos al mismo tiempo.

2. ¿Considerarías una contraoferta? Se trata de detectar al individuo que te puede dejar tirado en cualquier momento porque en el fondo lo único que quiere es presionar a su empresa actual.

3. ¿En alguna ocasión tu jefe actual te ha dicho que no está satisfecho con tu trabajo? ¿ Y a quien no le han reprochado alguna vez un error de planificación, un fallo estratégico o una propuesta mal enfocada?

4. El trabajo que ahora tienes ¿te satisface completamente? Si así fuera no estarías en el mercado ¿no? Pues no, aquí hay que pensar algo un poco más estructurado.

5. ¿Cuál es tu mayor debilidad? El aspirante debe ser astuto y describir un defecto que a la vez sea una aptitud positiva. Por ejemplo, «ser demasiado perfeccionista» o «involucrarse demasiado en el trabajo».

6. ¿Por qué dejaste tu último trabajo? Esta es una pregunta crítica, hay que ser breve, discreto y evitar los comentarios negativos a su actual o anterior empresa. La contestación se debe centrar en el deseo de mejorar y evolucionar profesionalmente.

7. ¿Cuál ha sido el error más grande que has cometido? Lo más recomendable es demostrar con situaciones concretas aquellos retos que el profesional ha tenido que afrontar.

8. ¿Puedes explicar los periodos vacios de tu CV? ¿Por qué has pasado algún tiempo sin trabajar? Importante una explicación coherente y verdadera.

9. ¿Te molesta trabajar con un jefe más joven que tú? Últimamente esta situación se da con cierta frecuencia. La cuestión pretende averiguar el grado de conflictividad del candidato, así que la mejor opción es mencionar la capacidad de asumir las diferencias.

10. ¿Por qué deberíamos contratarte? Es recomendable que el demandante enumere las habilidades que puede aportar al puesto en función de su experiencia y formación. Destacar la capacidad de adaptación, la motivación y las ganas de mejorar.

Una de las piezas más memorables de los Monty Phyton es precisamente esta entrevista de trabajo

Join the discussion One Comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: