Me acaban de despedir… ¿Qué hago ahora?

By Marta García San Martín*

“¡¡Ah , ya sé!! Se lo voy a contar a todos mis amigos y conocidos, les mando un cv y les digo que si se enteran de algo, que me avisen. ¿Y cómo hago el cv? Bueno, da igual ¿no?… Con poner lo que he hecho en los últimos años… Ya llevo cinco páginas, no sé si meter además un anexo con publicaciones… Me está quedando genial…”

“Y, ahora el mail…¿qué pongo?…cualquier cosa, son amigos, gente de confianza, me conocen bien… Nada , una sentada  de ordenador y en un par de horitas me he pulido la base de datos y luego, a esperar. Claro que, si en lugar de mandar mails personalizados, hago un envío general a trescientos, me ahorro mucho tiempo y esfuerzo. Sí, eso es lo que voy a hacer, copio las trescientas direcciones, escribo una notita de tres líneas, doy a enviar y… ¡¡glupps!!, se me olvidó poner a los trescientos en copia oculta…Bueno, da igual, el caso es que ya lo envié”

“Infojobs. Me han dicho que hay muchas ofertas, voy a curiosear. Esta tiene buena pinta, la verdad es que  no tengo los requisitos que piden, pero dará igual ¿no? Anda que no se ve gente en puestos para los que no están preparados.”

Han pasado varias semanas, no hay respuestas  ni positivas, ni negativas. Silencio. Los contactos no reaccionan y si reaccionan es para ofrecer cosas que no tienen nada que ver con nuestro protagonista… Pero claro, nuestro amigo decía “si te enteras de algo, dímelo” y no especificaba de qué se  tenían que enterar.

¿De qué tienen que enterarse los que leen los cv?

De lo que sabes, de lo que amas, de lo que te gusta, de lo que dominas, de lo que has hecho Y DE LO QUE ERES CAPAZ DE HACER.

Y aquí está el primer error: lanzar un cv al mercado es lanzar la historia de tu vida y, antes de escribirla, hay que pensar qué historia quieres contar, sin mentir, sin falsear. El cv debería ser precisamente  eso un “curriculum vitae” algo vivo y, tristemente, la mayoría de los cv están muertos, solo hablan del pasado y nunca del futuro.

Cuando alguien pierde su puesto de trabajo hay una pregunta que pocos nos hacemos: “¿Quiero hacer lo mismo, quiero cambiar o quiero romper?”

Solo con una buena reflexión conseguirás escribir tu historia. Piensa hacia dónde quieres ir….y te será más fácil dibujar el camino.

Hay más preguntas, muchas más en el proceso, pero ésta es la clave: “¿Quiero hacer lo mismo, quiero cambiar o quiero romper?”

*Marta García San Martín, lidera Ars Outplacement del Grupo Persona. Wellcomm colabora con ella y su equipo en la gestión de procesos de  reorientación  (y reinvención) de  profesionales de la comunicación afectados por expedientes de regulación de empleo. Desde nuestra doble experiencia como periodistas y expertas en talento intentamos aportar sensatez y esperanza  ante tanto ajuste duro (o mas bien desajuste injusto).  No os perdáis el trailer del documental “Fit to print” que ayer mismo difundió The Huffintong Post. Deprimente.

Join the discussion 2 Comments

  • Mª José dice:

    !!!Cuanta razón tiene!!! Yo misma he caido en esa ¿precipitación? y ahora estoy reorientando mi curriculum.Creo firmemente que la experiencia es un grado y con empujoncitos como este muchos como yo lograremos superar este bache, si bache porque el no considerarlo un abismo insondable es parte de mi terapia personal. Gracias por su ayuda.

  • […] e incluso décadas, de su carrera laboral en una misma compañía y han perdido por completo los hábitos de búsqueda activa de empleo. Estos profesionales precisan de ayuda especializada para competir en un mercado de ofertas y […]

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: