“La mejor manera de hacer frente al cambio es crearlo”

Tengo la impresión de que últimamente todo el mundo asume un buen número de riesgos en su vida profesional. Reinventarse no es fácil pero es el único camino para seguir creciendo y aportar valor a las empresas. Los nuevos paradigmas de la comunicación, los nuevos perfiles profesionales, la incertidumbre sobre el futuro, nos obliga a abrir caminos en terrenos poco explorados hasta el momento y por tanto a asumir el riesgo de equivocarse. En este punto resulta importante diferenciar el riesgo de la incertidumbre. El riesgo se refiere a la probabilidad o proximidad de sufrir un daño, mientras que la incertidumbre es la falta de certeza o de seguridad sobre nuestra situación o sobre los efectos de nuestras actuaciones. En mi opinión, el objetivo a la hora de tomar decisiones es reducir el riesgo y gestionar las situaciones de incertidumbre.

Toda decisión implica una duda entre dos o varias alternativas. A veces esta disyuntiva se nos presenta de vez en cuando, pero hay quien todos los días se ve ante la necesidad y la tensión que supone tomar decisiones relevantes que afectan a su equipo, su organización o su futuro profesional. En estas circunstancias es importante tener en cuenta que:

– Tomar una decisión supone un esfuerzo, pero es mejor que no tomarla y esperar a que otros la tomen por ti.

– Tener una actitud positiva ante el hecho de decidir, mirar lo que se gana en vez de centrarse en lo que se pierde en cada opción.

– Como no controlamos todos los factores, ninguna decisión supone un 100% de éxito, ni existe la opción perfecta. Por eso a veces tenemos que elegir no entre cual es la mejor opción, sino la menos mala.

– Es importante desarrollar la capacidad de ser resistente a la frustración, la famosa resiliencia, es decir, aceptar que no puedes tener todo cuando quieres, como quieres y sin esfuerzo.

– Aprender a asumir riesgos pensando que si te niegas la oportunidad no obtienes nada. Cada momento en que tenemos que decidir representa una oportunidad para cambiar y crecer. Si no te das oportunidades… te estancarás eternamente en el mismo lugar.

– Valorar los resultados de tus elecciones desde la reflexión y el entendimiento, no desde la culpa. Céntrate en el presente y haz lo que esté en tu mano aquí y ahora, el futuro ya llegará y lo afrontarás de la mejor manera que sepas.

Tomar decisiones significa estar vivo.

Porque como dijo Pierre Corneille “Conquistar sin riesgo, es triunfar sin gloria”

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: