5 minutos diarios para gestionar tu desarrollo profesional

Aunque sabemos lo importante que es gestionar proactivamente nuestra carrera profesional a largo plazo, normalmente de lo que nos solemos ocupar a conciencia es de mantener a flote nuestra agenda y gestionar el día a día. ¿Existe alguna manera de construir hábitos que nos permitan asegurar un cierto control sobre nuestro futuro profesional dedicando 5 minutos al día? Te proponemos 10 ideas:

1. Envía un correo electrónico a alguien del que no hayas tenido ninguna noticia en los últimos 30 días. A veces nos estancamos, centrándose en nuestro círculo inmediato y nos olvidamos de compañeros, antiguos colegas, clientes e incluso viejos amigos. Elije un nombre fuera de tu lista de contactos de Outlook y escríbele un mail preguntando simplemente qué tal está.

2. Revisa los titulares de tu medio on line de referencia. Seguro que hay alguien con quien compartir esa información. Utiliza la opción: “enviar a un amigo” y aprovecha para saludar.

3. Actualiza tu estado en Linkedin. Todos tenemos novedades que compartir: una conferencia a la que asistimos, un buen libro, una tarea interesante, un debate en el que participar. Es la red social más claramente orientada al ámbito profesional. Descubre quien ha visitado tu perfil en la última semana y piensa por qué lo ha hecho.

4. Invita a un compañero a compartir un café o unos minutos de descanso. ¿En qué están trabajando? Si trabajas de forma independiente o en una oficina pequeña, llama a un cliente o a un proveedor para preguntar por novedades.

5. Piensa en alguien que te ayudó en algún momento y envíale un mail de agradecimiento. Agradecer y compartir el éxito no suele estar entre nuestras tareas cotidianas aunque suelen dejar un recuerdo perdurable de cara al futuro.

6. Mira la agenda de eventos profesionales de tu sector y regístrate en algo que te apetezca. Si no tienes tiempo para desplazamientos hay muchas opciones de seguir eventos por streeming y participar a través de redes sociales.

7. Revisa tu evaluación anual de desempeño o el feedback 360º. Cada vez es más frecuente que las empresas lo pidan en los procesos de selección para verificar el crédito de los candidatos. Incluso si no estás buscando activamente un nuevo empleo, identificar los problemas a tiempo, revisar los objetivos y hacer una evaluación de los avances en tu plan de acción, puede resultar muy interesante.

8. Programa un día en exclusiva para ti en el próximo trimestre. El tiempo que nos dedicamos, el descanso y “cargar pilas” es fundamental para ofrecer la mejor versión de uno mismo a clientes, compañeros o jefes. Si te apetece un masaje, irte de compras, jugar al pádel o asistir a un seminario sobre dieta macrobiótica, piensa que también estás invirtiendo en tu desarrollo profesional.

9. Actualiza tu curriculum vitae o tu perfil on line. Puede ser el último gran proyecto de tu empresa actual o el nuevo seminario al que has asistido. También una nueva especialización o algo que ver con tus intereses personales. Mantener el currículum al día es importante para acceder a oportunidades inesperadas y permanecer atento a tu carrera.

10. Pon tu nombre en google y analiza los resultados de las tres primeras páginas. ¿Te gusta lo que ves? ¿Puedes hacer algo para mejorarlo? Establece una alerta con tu nombre para que las menciones que aparezcan te lleguen al mail periódicamente. Así podrás monitorizar y gestionar mejor tu identidad digital.

Idea original traducida (y espero que mejorada) en Forbes

Join the discussion 3 Comments

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: