Despide a tu Director de Marketing y contrata a un Community Manager

Con esta lapidaria frase titulaba hace unos meses David Armano, Senior Vice President en Edelman Digital, un artículo en HBR. Y es que se consolidan  nuevas profesiones cada vez más demandadas por las empresas aunque también bastante desconocidas e incipientes: Director de Medios sociales, Community manager, etc.

Desde luego, tal y como explica Armano, lo cierto es que no hace falta despedir a nadie, así que no hace falta que los directores de marketing y comunicación tiemblen, pero  está claro  que existe una clara tendencia en las compañías de incorporar estas nuevas figuras para crear el “social engagement” de las empresas es decir, crear relaciones de confianza con sus públicos objetivo gestionando comunidades a través los Social Media.

Pero… ¿qué deben buscar las empresas? Lo difícil en este sentido es encontrar verdadero talento digital en un sector incipiente sin mucho recorrido, dónde la mayoría de los “expertos” son autodidactas y dónde la mayoría de las empresas desconocen que es lo que verdaderamente necesitan. Sin duda, uno de los retos al que nos enfrentamos es el de definir las funciones de estas nuevas profesiones y hacerlas visibles para los directores de RRHH (o gestión del talento) que son los que en definitiva, se responsabilizan de la selección. La confusión es grande y las propuestas diversas como refleja el cuadro que hemos elaborado tomando como referencia diversas fuentes. Para tratar de aportar un poco de claridad, en breve iniciaremos una serie de post con la descripción de diferentes perfiles profesionales en medios sociales. Mientras tanto, algunas sugerencias sobre lo que NO  se  debería hacer.

  • Pensar que esto va de frikis y que no requiere un proceso de selección para medir habiliades,competencias y sobre todo, actitudes.
  • Preguntar por ahí a ver si conocen a alguien en vez de recurrir a empresas de selección profesional
  • Abrir un proceso sin definir con claridad la posición y el lugar que ocupa en la organización
  • Establecer un rango salarial que no se ajuste a las necesidades y exigencias fijadas
  • Publicar un anuncio genérico en bolsas de trabajo generalistas en donde se mezcla todo sin criterio
  • Contratar a alguien que no tenga perfil en varias redes sociales
  • Contratar a un experto en Facebook. Necesitas mucho más
  • Contratar a un técnico. Tu reputación debe estar en manos de alguien que entienda como se gestionan los intangibles
  • Contratar a alguien que acabe de terminar uno (o varios) cursos de especialización
  • No analizar con criterio la identidad digital del candidato

DISCLAIMER: Si, en wellcomm  hemos incorporado una especialización en la selección de talento digital

Join the discussion One Comment

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: