Buenos jefes, personas buenas

By 19/09/2010Actualidad, Hoy

Hace ya algunos meses que escribí esta tribuna para la revista Negocio al día pero creo que el tema no deja de estar vigente nunca. Hablar de delegar en la gestión empresarial es como hablar del corazón en el cuerpo humano: es un asunto clave. La seguridad de los profesionales con responsabilidades sobre sus equipos crea seguridad sobre estos mismos. No hay que ser master en Harvard para llegar a esta conclusión ni tampoco un inocente para reconocer que, con esta afirmación, no hemos descubierto la Antártida.

Hablamos de delegar, de creer en tu equipo, de darle confianza. Aunque estos aspectos se han  mostrado en todos los manuales de Management del mundo e incluso de forma cómica en los principios de Dilbert y sus 10 pecados capitales del jefe, arrastrando los Principios de Peter, pretendíamos llegar más allá asegurando que sólo las buenas personas pueden ser buenos jefes.

Ya no solo valen  los masters, las titulaciones, las experiencias, las recomendaciones o las conexiones. Valen las personas. Un buen jefe tiene un buen equipo, lo cuida, lo “mima”, lo anima, lo forma, lo potencia o lo disuelve si cree que no funciona con tal. Es por ello que creemos que crear equipos de calidad es inherente a ser personas de calidad.

Crear equipos debería ser un paso natural y fácil. Sin embargo parece que la crisis también ha instalado el miedo y la autocomplacencia entre los directivos españoles según señalaba un reciente estudio. Si dejamos de apostar por el talento en las empresas¿qué nos queda?

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: