La prensa frente a la tragedia

By 18/01/2010Actualidad, Hoy

Han pasado 6 días desde que se produjo el terrible terremoto de Haití y creo que ya podemos empezar a reflexionar sobre  el tratamiento informativo que se está haciendo de la catástrofe.  Creo que es demasiado pronto para hacer un análisis solvente sobre los errores  y los aciertos de los medios a la hora de dar cobertura informativa a esta catástrofe sin precedentes. De momento, sin orden ni concierto, se me ocurren unas cuantas preguntas:

De las primeras crónicas caóticas enviadas con los escasos medios llenas de incertidumbre sobre el alcance del desastre hemos pasado a una cierta sobredosis de información con la misma incertidumbre en relación a las cifras de muertos, desaparecidos, etc. Incialmente se habló de cerca de 50.000, se elevó la cifra a 100.000, se volvió a reducir, y ahora se habla de 200.000. ¿Vale más una cifra escandalosa que una cifra contrastada?

¿Por qué los periodistas llegan a todos los rincones con toda su logística y parafernalia pero la ayuda humanitaria no llega a ninguna parte? ¿Por qué la prensa se siente segura y no hay forma de garantizar la seguridad en la distribución de la ayuda?

Se desplazan hasta Puerto Príncipe autoridades de todo el mundo, los medios cubren la noticia pero  ¿es noticia que todo el mundo se declare impotente para hacer frente a tal desastre?

¿Por qué no existe un código (ni ético, ni científico) aceptado por todos que ayude a los periodistas y a los jefes de redacción a establecer un criterio de selecciónde las imágenes,  más allá del espectáculo?

Dice Moisés Naim que “decaerá la voluntad de la comunidad internacional para mantener el apoyo a Haití una vez que los muertos estén enterrados, los huérfanos desaparezcan de las pantallas de televisión y los periodistas se hayan ido a cubrir nuevas tragedias“ ¿Puede la profesión hacer algo más?

Join the discussion One Comment

  • Rosa dice:

    Informar conlleva una responsabilidad, pero parece que los medios a veces sólo piensan en “atrapar” al lector para vender más. En catastrofes como esta se peca a veces de un sensacionalismo barato y patético. Esto lo reflejas perfectamente con el dato de la cifra de víctimas en esta catástrofe…

    Gracias por el post, espero que sirva para que los medios y los periodistas reflexionen y cambién el chip.

    Sin quitar peso a lo ocurrido en Haiti, me pregunto por qué parece que hay “catástrofes” de moda. Hay guerras abiertas en otros continentes sin ningún tipo de cobertura y situaciones que también necesitan ayuda humanitaria en África, Asia y china… Pero cerramos los ojos. ¿Por qué no se mandan allí periodistas para informar? ¿Acaso no son “rentables” esas catástrofes para los medios?

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: