Comunicar la Gripe A: el difícil equilibrio entre la transparencia y la sobre-información

By 04/09/2009Actualidad, Hoy

Contra el alarmismo, información. Así titulaba ayer El País su crónica sobre los planes de la Junta de Andalucia para afrontar la Gripe A. Todo correcto si no fuera porque la clásica receta, aplicada en cualquier estrategia de comunicación de crisis, parece no estar funcionando en este caso. Y ¿por qué?  Mientras que centenares de enfermedades matan a miles o millones de personas cada año, son muy pocas las elegidas para alcanzar el podio de la fama mediática mundial. Los ingredientes para llegar a este siniestro podio son, entre otros, la incertidumbre que provoca una enfermedad no conocida hasta el momento, la compleja cura o prevención, que afecte al primer mundo, que se extienda sin control, que los organismos internacionales tomen cartas en el asunto, que los medios no renuncien a un “buen titular” y que exista una cierta polémica en torno a la componente económica de las soluciones. Todos estos ingredientes forman una buena “ensalada” difícil de aliñar desde la coherencia y el equilibrio. Si a esto añadimos la capacidad viral de los nuevos medios sociales y los cientos de interlocutores y expertos emitiendo opinión, la capacidad de gestionar la bola de nive se hace muy compleja desde los tradicionales planes para afrontar una crisis de estas características. Dos referencias interesantes en dos ámbitos completamente distintos. Por una parte, la publicación de La estrategia de comunicación para la influenza pandémica editado por la Organización Panamericana de la Salud el pasado mes de abril. El documento detalla, de modo práctico, tanto la metodología de comuniación de riesgos, como los menajes claves a trasmitir en las diferentes fases de la pandemia.

Por otro lado, y en relación a los medios sociales, interesante la inciativa de un conjunto de profesionales sanitarios que han puesto en marcha el blog Ante todo, mucha calma. Su objetivo no es otro que  unificar el mensaje que más de 30 blogueros especializados en temas sanitarios ante la epidemia de la nueva gripe. La iniciativa ha sido avalada por la Organización Médica Colegial.

El único antídoto que se nos ocurre para combatir esta nueva enfermedad mediática y lograr un cierto equilibrio entre la transparencia y la sobre-información es apelar al sentido común de medios, instituciones, redes sociales y prescriptores: Ofrecer información alertando y no alarmando, aportando datos objetivos y contrastados y eliminar aquellos datos morbosos que no son de interés informativo.

Esperamos los comentarios de nuestros lectores especializados en comunicación de crisis.

Join the discussion 2 Comments

  • Pink Mary dice:

    Creo que se les está yendo de las manos a todos. Todos los actores implicados, desde los que lanzan la información, hasta los que la digieren y publican, son responsables de esta atmósfera de alarmismo.
    El tono de los medios de comunicación está siendo impresionantemente alarmista. No olvidemos que por desgracia el escándalo auménta las ventas de los periódicos…
    ¿Cómo parar esta situación? Iniciativas como la del blog Ante todo mucha calma pueden servir, pero ¿cómo cambiar la estrategia ahora ? Depende un poco de todos los actores, citando este blog esto puede conseguirse pero hace falta: “El comportamiento sereno, paciente y tranquilo de los pacientes, los medios de comunicación, los profesionales sanitarios, los dirigentes políticos y los cargos con responsabilidad en planificación y gestión del Sistema Nacional de Salud son esenciales para que funcionen bien los servicios sanitarios y estos puedan dedicarse a los enfermos que lo necesiten.”
    Desde luego entre falta de información y la sobreinformación está el término medio, ya lo decía Aristóteles.

  • Inma dice:

    Hola,

    Enhorabuena por el artículo, ponderado y racional, y aplaudo la creación de una plataforma como la que citas.

    En mi opinión, lo único bueno de esta situación es que la audiencia está tan harta de la Gripe A que la propia saturación está restando importancia a la pandemia.

    Personalmente creo que lo vivido es una nueva muestra de la inconsciencia de la que hacen gala algunos de los grandes medios cuando hay cuestiones susceptibles de crear la famosa e intangible alarma social, pero también de una notable falta de previsión por parte de los gabinetes de comunicación implicados. Sobre las intenciones no tan ocultas y los beneficios patentes no hablo por no ser reiterativa.

    Ayer escuchaba al portavoz del colectivo de pediatras del país decir que una mala información era lo que les podía complicar las consultas, y no la Gripe A. Lo sentí por ellos.

    Llegados a estas fechas, ¿no debería haber otras noticias con la que llenar los informativos, y dejar la gripe A relegada al lugar que realmente le corresponde?

    Saludos,

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: