A vueltas con una RSC confusa

Interesantísimo estudio de Servimedia y Estudio de Comunicación sobre la RSC y los medios de comunicación y los periodistas. En el marco de los cursos de verano de El Escorial, ambas empresas han presentado un informe lleno de puntos de partida para el debate.

El informe pretende dar claves para analizar porqué se publica una noticia social u otra; el peso de las noticias sociales frente a las económicas o políticas; cómo se entiende o se transmite la información de RSC o cómo se valoran las fuentes o las informaciones al respecto.

El punto de partida del informe ya nos parece importante en sí mismo ya que concluye que para la empresa la RSC es una cosa y para la sociedad, otra. Sólo coinciden en el aspecto medioambiental de la misma.

Como en muchos otros aspectos de la comunicación, no existe unanimidad para definir qué es esto de la RSC, cajón de sastre en el que incluimos mucho de todo aquello que no sabemos en dónde encajar. En este sentido, tenemos una reciente aportación del presidente de DIRCOM, José Manuel Velasco, dentro del marco de los cursos de verano. Pero ¿es qué, acaso, ser bueno es una doctrina funcional de las organizaciones o, por el contrario, entra dentro de  los parámetros – entendamos como lógicos- inherentes a los principios morales del ser humano y, por lo tanto, de las oganizaciones?  Las conclusiones del estudio son un mix bastante curioso en el que se habla de RSC hacia dentro, hacia fuera y desde dentro y desde fuera.

Estando en donde estamos y viviendo lo que estamos viviendo en el periodismo español, cabe preguntarnos ¿de verdad que la información social debe tener un equipo especializado? Pero… ¿de qué estamos hablando? ¿Estamos ciegos? ¿No sabemos lo que está pasando en nuestros medios de comunicación en los que los profesionales son algo así como chicles que se estiran, se estiran y se estiran…, multifacéticos y mudos por lo que les pueda pasar? ¿Un equipo especializado? Suena a broma.

Por eso llama la atención que cuando el estudio pregunta si el medio para el que trabaja realiza acciones de RSC, un 58% dice que si y que éstos, mayoritariamente, se refieren a “tener una fundación – aquí podríamos ser incluso maliciosos fiscalmente hablando- o a colaborar con organizaciones sin ánimo de lucro”. Sin embargo, ninguno de ellos apunta a que su empresa realiza acciones de RSC hacia dentro, respetándolos a ellos como trabajadores, informándoles adecuadamente, evitando situaciones que les lleven al enfrentamiento personal (como listas de despedidos o lista de candidatos factibles de irse para que los demás sepan que si estos se van no habrá más despidos…, o retrasos en el pago de nóminas para que se pongan nerviosos y aguanten mejor la presión…) Eso es RSC en los medios y, lo demás, palabrería.

No perderse los comentarios no tabulados.

Join the discussion 2 Comments

  • Valeria dice:

    Creo que lo que apuntas es únicamente responsabilidad corporativa, cada empleado y empreasrio sabe si es responsable en su empresa o no; es decir, si informa o incluso les paga adecuadamente. Sin embargo, la Responsabilidad Social Corporativa implica devolver a la sociedad una parte de los beneficios que genera a través de ella. Coincido en que primero hay que ser responsable corporativamente para luego poder aspirar a la RSC y es cierto que las fundaciones y donaciones tienen mucho de trampa fiscal, pero por algo hay que empezar ¿no?
    Por otro lado, informar sobre la RSC es una acción de comunicación no un acto de RSC en si mismo, de la misma forma que informar sobre cardiología no significa operar a corazón abierto. Os dejo este link http://www.ekoos.org/es/ para periodistas que sí informan sobre RSC sin necesidad de recurrir a títulos.

  • Admin dice:

    Nuestro título iba un poco encaminado a eso, a la confusión que hay sobre este tema. Nos parece muy interesante tu aportación.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: