Se ha presentado en Madrid el Anuario de comunicación 2009 de DIRCOM. No podemos decir que haya habido avalancha de asistentes pero… ya sé sabe, somos gente muy ocupada.

Jesús Bárcenas, presidente de CEPYME, ha abierto el acto y, para nuestra gran sorpresa, ha afirmado que la empresa española tiene MUY claro el valor de la comunicación en la organización, que la gran mayoría de las pequeñas y medianas empresas cuentan con una estrategia de comunicación y que él es un gran convencido de ello. Salvo esto último -que no vamos a rebatir- las dos primeras aseveraciones nos parecen muy ilusionantes pero creemos que poco realistas, para qué engañarnos.

No ha tenido desperdicio la ponencia de Joan Fontrodona, director del Departamento de Ética Empresarial de IESE. Una exposición clara, directa, y, por qué no, políticamente incorrecta que le ha metido en la boca del lobo al asegurar que la “RSC no debe depender del Director de Comunicación” Y, ¿por qué es poco correcto esto? Primero porque el gran objetivo de este año de la junta directiva de DIRCOM es ganar para la función del Departamento de Comunicación la gestión de la RSC de las organizaciones y, segundo, porque parecía que estaba mordiendo la mano de quién le daba de comer (entiéndase en sentido figurado, por favor) Ahora va a resultar que nos estamos empeñando en algo que tiene unas fisuras de un tamaño nada desdeñable. Habría que plantearse si el esfuerzo por ganar la batalla tiene visos de ser exitoso y si, en el camino, no perderemos la guerra.

Juan Manuel Cendoya, Director General de Comunicación y de mucho más del Banco Santander, que sólo se deja ver en las grandes ocasiones con luz y taquígrafos, ha sido capaz de retocar su speech sobre la marcha para contestar a Fontrodona. Obviamente Cendoya ha declarado su absoluta inconformidad con las declaraciones de su compañero de mesa remitiéndole a los mensajes de la Junta Directiva a éste respecto. Debate servido y tremendamente interesante (del que no sabremos si abrirán ronda de preguntas). Pero ¡ojo! todo esto puede estar llevándonos a dar una imagen que no nos beneficia en ningún sentido: a ver quién tienen más que decir dentro de las organizaciones (comunicación frente a RSC) cuando todavía ninguno de los dos tiene suficiente voz (y mucho menos voto, a excepción de en grandes corporaciones y en contadas de ellas) por mucho que nos quiera convencer de lo contrario el Sr. Bárcenas

El acto se alargó más de la cuenta con la exposición de nuestro compañero Carlos Sánchez Olea (que repite nuevamente en el anuario).

Como colofón, José Manuel Velasco ha presentado el anuario que analizaremos con mucha atención y nos ha revelado el contenido del Decálogo de Comunicación contra la Crisis de la Organización.

Una mañana cargadita y completa. Faltaría hacernos eco de lo que hemos hablado y escuchado entre bambalinas y que nos dará pie, seguro, a otro debate.

Join the discussion 7 Comments

  • Sara dice:

    No entiendo por qué se empeñan en que la RSC debe depender de Comunicación, por más vueltas que le doy no encuentro argumentos de peso… Creo que debería ser un departamento independiente dentro de las organizaciones y que, como muchos otros, debería trabajar conjuntamente con Comunicación.

    No obstante, agradecería un breve resumen de los argumentos de Cendoya y la organización al respecto, por si descubrimos que sí, que tiene algún sentido… y estamos tan ciegos que no nos damos cuenta.

    ¡Por lo menos hay un debate interesante sobre la mesa!

  • En su intervención de ayer, Juan Manuel Cendoya, vicepresidente de Marca de Dircom, explicó que la Comunicación ha sido el área de la empresa que más ha evolucionado y se ha profesionalizado en los últimos años. La tendencia en las empresas españolas es que los directivos de comuncación estén en los comités de dirección y gestionen todos los intangibles de la organizacion: marca, reputación, medios, grupos de interés, comunicación pública… y RSC.
    La RSC exige un cambio de mentalidad en las organizaciones y la comunicación de dicha RSC tiene que estar en sintonía con los demás mensajes que se trasladan a los públicos de interés.

    En cuanto al número de asistentes al acto, al ser un salón muy grande no se apreciba que acudieron más de 170 personas (una de las presentaciones de Anuarios Dircom más elevada).

  • Pablo dice:

    Yo creo que Dircom está cometiendo un terrible error en sus apreciaciones generalizando de esta forma. No se puede tomar las partes por el todo. Que el Santander haya considerado que la comunicación en su empresa ha evolucionado muchísimo, no significa que haya sido así en todas las empresas. No conozco con exactitud vuestra organización pero lo que oigo por ahí es que los que dirigen el cotarro piensan que todo lo que hay fuera es igual a lo que tienen dentro de las grandísimas organizaciones a las que representan. Mi opinión es que les falta poner los pies en tierra. La gran mayoría de vuestros miembros no son grandes empresas, sino profesionales que se buscan como pueden la vida y que luchan día a día con la gran desinformación que existe en el mundo empresarial sobre la tarea y las funciones de la comunicación y que tienen que evangelizar en cada pasito que dan.
    Para mi una cosa es comunicar la RSC y, otra muy distinta, definirla, crear una estrategia, alinearla con los objetivos de la empresa, aplicarla, etc.
    Y, por supuesto, la comunicación de la RSC y de todo lo demás de la empresa tiene que estar en sintonía. Obviamente.
    Creo que os estáis desviando un poco y no entiendo muy bien porque ahora os estáis empeñando tanto en controlar la RSC cuando el empresario sigue siendo un analfabeto en cuestiones básicas de la comunicación.

  • Sara dice:

    Gracias Yolanda. Mi opinión sigue siendo que la comunicación de una organización debe estar en sintonía con el conjunto de departamentos que la integran, pero no por eso debe controlarlos, no??

    La única explicación que puedo encontrar a este empeño por parte de algunos es su deseo de manejar más pasta… corregidme si me equivoco!

  • Pink Mary dice:

    Estoy completamente deacuerdo con Sara y Pablo. Una cosa es comunicar la RSC y otra muy diferente dirigirla.
    Llevando al extremo los argumentos a favor de que el dircom lleve la RSC, ¿Por qué no quedarse con la dirección general de la empresa? Así tendría toda la información necesaria para comunicar…
    Zapatero a tus zapatos. Y en este caso a ver si primero educamos a las empresas para que no vayan descalzas…

  • José dice:

    Buen día Estimados, (al menos para mi) Trabajo en el área de comunicaciones de Petrobras Energía, en Argentina. Me parece muy interesante el debate, porque nunca se me había ocurrido dudar de que RSC dependiera de comunicaciónes. Acá, por lo general, el área de RSC siempre depende de la dirección de Comunicaciónes. Al menos así es en esta compañía, así es en Loma Negra, así es en el Standard Bank, etc. La ventaja de esto, es que facilita el trabajo conjunto. Todos dependemos de un mismo director, y con una visión integral podemos, en cada acción que se hace, buscar propuestas para todos los públicos. Además, creo que hasta que los CEO tengan un compromiso personal con la RSC, la mejor manera de validar su importancia es desde comunicaciones, donde se pueden medir los beneficios que esto trae para la imagen y el posicionamiento de la compañía.
    Slds!!

  • Valeria dice:

    Creo que el principal error está en ver la RSC única y exclusivamente como un ente comunicable, perdemos de vista que dichas acciones tienen una finalidad en si mismas y ésta consiste en retribuir un beneficio a la sociedad, no por ser caritativos sino por ser responsables con nuestro entorno. No vivo en la utopía y sé que desafortunadamente la RSC existe siempre y cuando se pueda rentabilizar a través de la imagen (y es ahí donde entra la comunicación) pero, por un momento, dejémos el cinismo de lado y permitamos que la gente especializada en el desarrollo de políticas de RSC haga su trabajo, porque aunque os parezca increíble es un trabajo más complejo que pensar en un buen titular.

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: