La comunicación en los pequeños detalles

¿Lo que tú esperas de la comunicación es lo que realmente tiene que ser? ¿Te planteas en algún momento que tu punto de partida es erróneo? ¿Consideras, de verdad, que tu control puede – y debe- alcanzar todo el universo comunicativo?

Planteo estas preguntas demasiado a menudo. Cuando potenciales clientes vienen a solicitar nuestros servicios de comunicación, a veces nos cuesta hacerlas pero, de vez en cuando, alguna que otra sale durante nuestro encuentro.

Si desde la propia Organización de profesionales de la comunicación no hemos logrado todavía el quórum sobre lo que es o no es la comunicación no podemos pedir a nuestros clientes que lo tengan más claro que nosotros. Otro asunto es que sí podemos exigir que se dejen aconsejar.

Lo más difícil de la tarea comunicativa es gestionar los egos y los resquemores de todos y cada uno de los implicados en ella. Una foto puede convertirse en motivo de disputa, retraso en la publicación de información no especialmente delicada o en un enfrentamiento abierto entre cliente y asesores. ¿Por qué? Gestionar los egos personales para que coincidan con los de las organizaciones es una tarea ímproba. Y, por propia experiencia, no siempre suele salir bien. Hay que saltarse reglas de un lado y de otro y, generalmente, jugártela. Si sale bien, aunque tengas que repartir el éxito entre el universo entero, respiras a gusto. Si sale mal, te sientes el objeto más absurdo de ese mismo universo. Y, sigues adelante.

Podríamos asegurar que se trata de un asunto de expectativas. Creemos que el mundo en su globalidad se refiere al universo más cercano a nosotros mismos. Extraemos las claves de éstos y las extrapolamos al mundo de ahí fuera. “Ahí tiene que ser como es aquí. Tienes que conseguir que los de ahí fuera piensen como los de aquí dentro”. Nada más lejos de la realidad y de la viabilidad. Estas afirmaciones tan tajantes están a la orden del día y no siempre son posibles de desmontar. Aunque cueste creerlo es parte del trabajo diario de asesores en comunicación estratégica. Todo comunica.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: