Ernest Henry Shackleton fue un explorador anglo irlandés que se quedó aislado en los hielos de la Antártida durante dos años con los 27 hombres integrantes de su tripulación. Al otro lado del mundo, los seres humanos se afanaban en una Guerra Mundial que impidió cualquier atisbo de rescate. Lo que empezó siendo un reto expedicionario se transformó en un ejercicio de supervivencia jamás pensando.

En unos momentos como los que estamos viviendo es esencial, además de tener imaginación y creatividad, echar un vistazo al pasado y, si fuera necesario, aprender de él. Shackleton se convirtió, ya hace décadas, en uno de los principales casos de estudio sobre liderazgo en todas las universidades del mundo. Hoy puede resultar más útil que nunca. Cuando lanzó el Endurance a las aguas irlandesas tenía un claro objetivo: atravesar a pie el continente helado. Posteriormente, la realidad se les hizo presente entre enormes bloques de hielo que aprisionaban su barco hasta estrangularlo, por lo que tuvo que armarse de la suficiente flexibilidad para virar su principal objetivo hacia uno nuevo: sacar a toda su tripulación de allí con vida.

Y lo consiguió.

Join the discussion One Comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: