Lo que quedó del canon

¿Qué fue de la guerra que enfrentó a grupos editoriales y empresas de seguimiento de medios por los derechos de autor? Tras siete años de enfrentamientos y una polémica reforma de Ley, las editoriales empiezan a ver sus frutos en forma de canon. Un canon que ha dividido al sector de press clippings y que ha dejado en el olvido a los verdaderos autores, los periodistas.

A partir de 2007, la mayor parte de las empresas de clippings comenzó a cobrar a sus clientes un canon de 0,04 euros por artículo reproducido y muchas de ellas, presionadas por los editores, un canon adicional en función de la importancia de las distintas cabeceras.

Desde entonces, agrupadas en la Asociación Federativa de Empresas de Press clipping (AFEC) están en negociaciones con los distintos grupos editoriales para cerrar acuerdos que les permitan respirar tranquilos. Vocento, Prensa Ibérica, La Voz de Galicia o el grupo Negocios ya reciben el canon y en pocos días firmarán con grupos clave como PRISA y Unidad Editorial.

Mientras, el fondo destinado a los periodistas -que actualmente cuenta con 50.000 euros- lleva dos años atascado en la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) a la espera de que las empresas de clippings que quieren que ese canon sea para los periodistas desarrollen los necesarios sistemas informáticos que permitan el pago.

Lo importante, nos cuentan en FAPE, es que se reconozca que el autor del que habla la Ley de Propiedad Intelectual es el periodista… y hasta ahí todos de acuerdo, pero al final ¿quién se ha llevado el gato al agua?

Descargar el artículo completo

Join the discussion 3 Comments

  • Laurachan dice:

    la pregunta es… quién se lleva las pelas? El periodista o el grupo editorial? A mi todo lo que suena a derechos de autor me da la risa, francamente….

  • Ana dice:

    De momento los únicos que han visto las pelas son los grupos editoriales, desde luego. Aunque los periodistas tienen armas para hacerse oír en este tema, como dice el artículo.

  • Carlos dice:

    Lo que alucino es que, en el sector, nadie diga nada. ¿Qué hace la FAPE? ¿Qué hacemos los periodistas? Será poco dinero en comparación con lo que se llevan todos los directivos mangantes pero podría suponer un empujoncito a muchos profesionales. Somos de lo que no hay

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: