La fiesta de los muertos y la marca México

La representación oficial de México en Europa tiene que reforzar su estrategia de comunicación y definir mensajes clave. Y, más especialmente, en España. Sobran medios para lograrlo y este fin de semana  es una buena muestra de ello: la festiva tradición del Día de Muertos. Es el ejemplo ideal del sincretismo de dos culturas. Es la forma en que el pueblo azteca acogió la religiosidad española del día de todos los santos y dio luz a una nueva tradición mexicana. Hay actividades en España pero los medios no lo reflejan.No se puede desear lo que no se conoce y no es de extrañar que pocos estén deseosos de invertir o trabajar en México. Se sabe que es un lugar de sitios paradisíacos y gente amigable, pero es más persistente el mensaje de muertes por narcotráfico, o la alarmante inseguridad y corrupción existentes en el país que todo lo anterior.

Es una pena que ante esta realidad, las instancias de comunicación de México en España no hayan articulado un plan estratégico eficiente para potenciar las cosas positivas de ese maravilloso país, y así contrarrestar la mala imagen que se percibe a través de los medios de comunicación. Difícil de lograr cuando no hay mensajes clave definidos o el ‘próximo evento’ de la página del Instituto México ocurrió en enero de este año. No se trata de vanidad, se trata de la marca México, capaz de atraer la inversión empresarial. Primero hay que saber venderse, llegar adecuadamente al público objetivo y, luego, entonces sí, buscar la inversión.

Ahora que está por cumplirse el bicentenario de la independencia mexicana, sería buen momento para hacer una reflexión sobre cómo se ve México y cómo quiere ser visto.

Valeria Ramírez . Consultora en comunicación. Mexicana.

Join the discussion One Comment

  • Sara dice:

    Desde mi punto de vista, las autoridades mexicanas no sólo deberían esforzarse más por vender la marca país, sino que deberían atajar la nueva imagen de México que percibe el español medio a través de las noticias. Un México peligroso, violento, tomado por las mafias de la droga… y cada vez más cercano a las historias de secuestro y extorsión que tanto daño han hecho a Colombia que a la riqueza cultural de la antigua metrópolis del continente americano.

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: