La gestión de la comunicación de crisis en España. Experiencia y prácticas de las empresas

Ante una nutrida representación de profesionales de la comunicación empresarial se acaba de publicar la última de las investigaciones elaboradas por Dircom sobre gestión y comunicación de crisis. Entre los principales datos a destacar figura que el 90% de las empresas no destinan recursos y presupuestos específicos para la prevención y gestión de sus crisis. Asimismo, el 70% no realiza auditorias para la detección de sus potenciales crisis, mientras que algo más del 40% realiza simulacros de este tipo de situaciones y el 60% dispone de manuales al efecto.

En general, se desprende del estudio que las empresas afrontan las situaciones de crisis más como un trance o episodio que daña el funcionamiento de la entidad y que tiene su origen en la propia dinámica de sus sectores -como si se tratara de una enfermedad que se contrae en el ambiente- que como una situación derivada de oportunidades de cambio o de crecimiento.

De esta manera, en casos de crisis, las organizaciones coinciden en solicitar protección a las Administraciones Públicas y responsabilidad a los medios de comunicación. Significa esto que la prevención de las crisis tiende a consistir más en dotarse de defensas que en extraer aprendizaje y aprovechamiento de los riesgos y retos superados.

“Este primer estudio que se realiza en España relativo a la gestión de las situaciones de crisis nos permite extraer conclusiones más que interesantes, como lo es el hecho de que las empresas podrían entender este tipo de situaciones más como una oportunidad que como una amenaza si se dotaran de los medios y herramientas profesionales que les permitieran afrontarlas con plena seguridad y garantías para reforzar su imagen corporativa, y no como un mal necesario que deben superar” destacaba Borja Puig de la Bellacasa, Presidente de Dircom durante la presentación .

Hace apenas unas horas hemos conocido el accidente de Ercros en Aranjuez que ha costado la vida a un trabajador. Me puedo imaginar el gran esfuerzo que el equipo de comunicación de la compañía está realizando en este momento para gestionar esta crisis. Es en estos casos cuando se ponen a prueba, no solo las herramientas de gestión, sino el temple de los responsables y la experiencia de los profesionales. Y ayer mismo saltaba la noticia de que las autoridades sanitarias había retirado el adelgazante Depuralinea por observar “ciertas irregularidades”.

Los miembros de la comisión de investigación que ha elaborado el estudio, entre los que me encuentro, esperamos haber podido aportar una cierta reflexión sobre la necesidad de estar preparados para afrontar con solvencia estas situaciones y el largo camino que queda por recorrer para asumir con responsabilidad y transparencia la gestión de la comunicación de crisis.

Rosa Matías.

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: