¡Estamos que nos salimos!

By 10/04/2008Actualidad, Hoy

Con el paso al otro lado de la noticia de José Antonio Zarzalejos -hasta hace unos meses director del diario ABC- fichado por Llorente&Cuenca (y adelantado a primerísima hora de la mañana por PRNoticias y posteriormente recogido por gran número de medios por lo llamativo de la noticia), asistimos sin duda a un mercado que no para de moverse y que está dispuesto a salir de cierto oscurantismo.

Por un lado sorprende la valentía de las grandes consultoras de comunicación que, en momentos de incertidumbre económica como en la que estamos inmersos (que sin duda pueden condicionar – en uno u otro sentido, no olvidemos que la gestión de crisis es una parte importantísima del trabajo de una buena consultora- una cuenta de resultados ligada a la evolución de las empresas clientes) apuestan por el fichaje de profesionales de altísimo nivel pretendiendo con ello, interpretamos, demostrar que el sector de las agencias de comunicación ya no es un sector de segunda fila y que, por eso, deben contar con los más tops entre los tops.

En cierta medida ya lo hizo Eurocofin hace años con el fichaje de Tom Burns (corresponsal durante muchos años del Financial Times y con importantísimos reconocimientos de la clase política) y el de Cartla Vitzhum (de The Wall Street Journal y The Economist, respetadísima por los CEOS de las grandes corporaciones) que buenos contactos e ideas aportan al grupo de Rafael Ordovás y que, sin duda, se han visto reflejadas en su balance. Lo que si es verdad es que entonces pasó algo más desapercibido.

Hace apenas unos meses, Burson Masteller no dudó en convencer a Juan Navarro, uno de los clásicos de la información económica en España, que dejara – después de más de 15 años como jefe del servicio español- la agencia Reuters para incorporarse como Director Ejecutivo y miembro del Comité de Dirección de España a la dirección de la División de Comunicación Corporativa y Financiera que se acababa de crear. Todo un reto para Juan Navarro y una apuesta muy clara del gigante norteamericano.

Con estos movimientos, las agencias de comunicación están demostrando que tienen algo que decir y que son jugadores “de primera” en el panorama empresarial español similar al del resto del mundo desarrollado y eso, sin duda, le viene ni que pintado al sector. Estoy convencida de que el fichaje de Zarzalejos por parte de Llorente&Cuenca como “asesor estratégico de los clientes de la firma en el área de Corporate Affairs” o lo que es lo mismo relaciones institucionales de alto nivel, permitirá, por lo menos, que “suenen” nombres que tienen que sonar en las más altas instancias y que éstas tenga “in mente” que comunicación es igual a constar en acta. ¿O no?.

Silvia Albert

Join the discussion 2 Comments

  • Noticias como la incorporación de Zarzalejos a Llorente y Cuenca no debe de asombrarnos. No será la última, desde luego. És evidente que la gran importancia que tienen los medios de comunicacón. Cuantos mejores contactos tengas, pues mejor posicionado estás

    La comunicación parece ser el retiro dorado de muchos periodistas. Lo que falta por ver, es el movimiento a la inversa. Que el comunicador llegue a un gran diario. De momento no hemos visto ningún movimiento en ese sentido. ¿Es que la prensa ha perdido su encanto?

    De todas formas, esperamos a medio plazo que esos puestos de alta dirección se cubran de forma libre a través de un sistema menos digital. A ese respecto, estoy convencido que entidades como Well-comm tienen mucho que decir y hacer.

    Por lo demás ya sabéis, SABER HACER para HACER SABER

  • Sara Moreno dice:

    La noticia no hace más que confirmar que la comunicación ha dejado de ser una gran desconocida entre el gremio periodístico para convertirse en una opción realmente atractiva para los profesionales de la información.

    En respuesta a Luis Javier, tengo mi particular opinión sobre por qué los profesionales no retornan desde la comunicación a los medios. La precaridad de las condiciones laborales no pasan desapercibidas en el sector. La falta de reconomiento (que se refleja en dichas condiciones) es otro de los problemas. Por otra parte, todavía existen muchos prejuicios acerca del trabajo que se lleva a cabo en las agencias y gabinetes de comunicación (prejuicios infundados, pues pocos periodistas saben realmente en qué consiste el día a día de un comunicador).

    Aún así, es agradable comprobar que el sector evoluciona y las cosas empiezan a cambiar!

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: