Así se titula la tribuna que se publicó el pasado sábado en 5Dias y que firma Silvia Albert. Algunos de nuestros amigos nos han pedido que la publicáramos en la wellcommunity para dar opción a incluir cuantos comentarios consideréis de interés. En resumen Silvia sostiene que en los tiempos difíciles las empresas también deber estar presentes en los medios y señala los diez errores más comunes que se cometen en el área de comunicación cuando llega la crisis.

Esperamos vuestros comentarios.

Join the discussion 4 Comments

  • Estoy de acuerdo con la autora del artículo. Es fundamental mantener la calma externa pese a las zozobras internas que existan. Pero para eso se necesitan directivos aconstumbrados a trabajar bajo presión y que conozcan muy bien cómo se gestiona una crisis

    Desde ese punto de vista la función del dircom avezado y experto recobra importancia. Y si este profesional no cuenta con el background suficiente debe pedir auxilio a las estupendas consultoras (mejor que agencia) de comunicación que hay en nuestro santo país.

  • Enrique García dice:

    Lo que más me ha gustado, pues llega muy bien, son los 10 errores que pueden cometerse en tiempos de crisis. Simplemente como comentario, añadiría que en estas épocas difíciles hay que saber manejar muy bien los tiempos, a sabiendas que influye más, en un primer momento, una opinión negativa que una positiva. La opinión positiva para ser creíble necesita ser repetida de forma reiterada para que cale en la opinión pública.

    Bueno, es una simple línea de reflexión de un aprendiz de la comunicación.

  • Sara Moreno dice:

    Yo creo que en tiempos de crisis no basta con comunicar los hechos noticiables positivos y repetirlos incansablemente hasta que calen en la opinión pública. Creo que, ante todo, hay que comunicar cualquier hecho trascendente, bueno o malo, y contextualizarlo, para que el público perciba un regusto de realidad en la información. Y valore con todas las de la ley, con toda la información posible en sus manos.

    Una empresa no puede permitirse el lujo de pensar que el ‘consumidor’ de información es un contenedor en el que se puede depositar un deshechos o una joya dependiendo del momento. Hoy podemos hacer zapping en la televisión hasta cansarnos, elegir entre más de una decena de cabeceras diarias (España tiene el récord por número de diarios económicos, lo que significa que hay audiencia), perdernos en la red, donde los portales de información crecen como setas… La época del canal único, el periódico único, la emisora única pasó. Pero algunas empresas no quieren ver ni creer.

    En resumen, hoy en día es ridículo pensar que el blindaje sigue siendo un método efectivo de defensa. Simplemente, hoy el blindaje no existe. Por eso, de cara a las empresas, deberían tener bien claro que “no pueden no comunicar”.

  • Sara dice:

    Está claro que una emrpesa no puede dejar de comunicar. Para mí, una empresa que no se comunica es una emrpesa que está muerta. Y en tiempos difícilies lo que está claro es que hay que mantener los pies dentro del tiesto, comunicar con la misma cadencia que lo hemos hecho siempre o más, manteniendo una actitud positiva frente a la adversidad.

    Además, hoy, con la emergente we 2.0, tenemos más canales de comunicación que nunca. El secreto está en contar con los profesionales y las herramientas necesarias para aprovecharlos al máximo.

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: